GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



1 mar. 2014

La vida es un paso a la vez - Sankh - 12

Capítulo 12:
-      Diablos, ¿alguien anotó la matrícula del auto que me atropelló? – dijo Amanda mientras se sentaba en el sofá.
-      Querida con esa cara que te cargas de seguro eso no fue un auto, eso fue un Boeing 747 y no solo te atropelló una vez, sino decenas. – reía Kathy mientras le ofrecía una taza de café recién hecho.
-      Que rico. – olió el café y lo tomó. – no sé cómo haces un café tan jodidamente rico.

-      Si te lo dijera tendría que matarte. – le respondió con cara maliciosa.
-      Es increíble porque sé que te encantaría hacer eso, siempre lo deseas ¿no?
-      Mmmmm, bueno saciaría mis complejos sociópatas, incluso hasta harían programas de mí, ¿te imaginas yo en “Las verdaderas mujeres asesinas”?.
-      Kat, a veces me das miedo. – murmuró Cristina que salía de su habitación.
-      ¿Y yo por qué?
-      Por tus instintos asesinos y psicopáticos; por si no lo sabes, muchos de los asesinos en serie son personas normales, miembros importantes de la comunidad, profesionales, con familia; personas que jamás pensarías que pudiesen matar una mosca.
-      ¿Es en serio?...wao…- preguntó Kathy divertida.
-      Entonces Kathy no puede ser asesina en serie. – afirmó Amanda desde su lugar.
-      ¿Por qué? – preguntó Cristina intrigada.
-      Porque dijiste persona normal y Kat no es para nada normal, ya vino mal de fábrica.
-      Idiota. – Kathy le lanzó con un cojín del sofá.
Rieron por un momento y Kathy interrumpió. – A ver cuéntenme como la pasaron anoche las señoritas ebrias que llegan tan tarde que casi no llegan.
-      Pues de mi parte te puedo decir que la pasé increíble…una noche inolvidable.
A Cristina se le cayó el vaso que tenía en la mano sobre la mesa e hizo un genuino escandalo entre platos, cubiertos y vasos; miró a Amanda con cara de espanto desmedido.
Kathy la miró sorprendida y le dijo. – Pensé que la que se había tomado hasta las lágrimas anoche había sido la borrachina de mala muerta esta. – señalando a Amanda.
-      Bueno esta borrachina se larga de aquí.
-      ¿Vas a salir? – preguntó Cristina.
-      Si Cris, sabes que mi mamá llega en unos días y debo tener algunos pendientes resueltos y aprovecharé de hacer algunos hoy.
-      Al fin doña Petunia Pérez vendrá a poner orden y disciplina en esta casa del mal.
-      Te reto a que le digas doña Petunia cuando llegue.
-      Me mataría.
-      Lo sé, por eso te lo digo. – le sonrió con gran felicidad - Bueno ya me voy,  las veo más tarde, ¿me esperan para comer?
-      Claro amor mío, ¿te vas y no me das besitos? – dijo Kathy con los labios en señal de andar dando besitos.
Amanda la miró moviendo su cabeza de un lado a otro, se acercó y le besó en la mejilla. – Eres una maldita.
-      Pero me amas, oye, ¿no le darás besitos a Cris?
Amanda sonrió y fue donde Cristina. Se detuvo frente a ella, le miró a los ojos y le dijo. – Gracias por anoche me divertí muchísimo como hace mucho no lo hacía y perdóname por alguna vergüenza que te haya hecho pasar en mi borrachera.
Cristina se sentía tan nerviosa frente a Amanda, apenas podía mirarle a los ojos, pensaba que si la miraba le darían ganas de besarla nuevamente. Ya se sentía lo suficientemente avergonzada por todo lo que había pasado como para repetir nuevamente el mismo error. Respiró profundo y la miró a los ojos. – Gracias a ti por acompañarme, me alegra mucho que lo hayas pasado bien junto a mí.
Amanda se acercó a su oído. – Te quiero hermosa. – besó su mejilla y caminó fuera. – No me extrañen.
Cristina tragó hondo y respiró profundo tratando de parecer serena, pero sabía que ya nada sería igual. Trataría de que todo fuese como si nada hubiese pasado, pero ya había probado el sabor de sus labios, había sentido el calor y la delicadeza de su piel, había visto y deseado la belleza de ese cuerpo, había experimentado esa delicia que deseaba tener cada día por el resto de su vida.
Quedó todo en un tenue silencio cuando Amanda salió por la puerta, hasta que Kathy aprovechó para preguntar. - ¿Me puedes decir que maldita vaina loca te pasa?
Cristina se sorprendió mucho de la pregunta, pero solo respondió. – Nada.
-      ¿Nada?, ¿crees que soy estúpida o que me hago?, o sea tengo cara de estúpida, pero no lo soy, son dos cosas distintas.
-      Ya Kat, no pasa nada en serio. – tratando de ocultar sus sentimientos y parecer normal.
-      Si pasa y todo esto va con Mandi, pero si tú dices que no pasa nada, entonces le deberé preguntar a ella.
-      Noooooo. – le gritó desesperada.
-      Bueno entonces estoy aquí frente a ti, preguntándote a ti, así que dime que pasa…me preocupas Cris, me preocupas y no sé cómo ayudarte. Y aquí estoy dispuesta, tengo tres horas de psicología avanzada, así que suelta la lengua.
-      Ayyy Kat todo está mal. – dijo dejándose caer en el sofá.
-      ¿Qué está mal?
-      No sé, es que hice algo que está mal y que no debí hacer.
-      Todos hacemos eso en alguna ocasión. – se sentó a su lado.
-      Pero fue una idiotez de mi parte, simplemente no lo pude evitar…bueno, si pude, pero no quise…y es que…yo quería…pero no debía…y… - puso ambas manos en su cara.
Kathy la miraba muy confundida, hizo una mueca de estar comprobando que todo estaba peor de lo que pensaba y le dijo. – Ooooooook, detente un minuto, la única loca aquí soy yo. Así que vamos por parte, explícame las cosas parte por parte, como si yo fuese una niña de 5 años.
-      Besé a Amanda anoche.
Kathy la miró con la boca entre abierta de la sorpresa. Se quedó inmute, inmóvil…idiota; alzó sus cejas y movió su boca para tratar de decir algo, pero nada salió.
-      No me mires así. – murmuró Cristina.
-      O sea, la besaste en la mejilla, supongo…
Cristina la miró con ganas de ahorcarla. - ¿Crees que si hubiese sido así estuviese de esta manera?
Kathy respiró profundo  y se calmó un poco, porque aunque estaba un poco, solo un poco sorprendida, Cristina necesitaba de ella.
-      A ver Crisita, ¿me puedes explicar qué pasó?
-      Amanda tomó mucho y cuando llegamos a casa, yo la lleve a la ducha…y ella se desnudó…y… yo…la besé.
-      Que ruin eres te aprovechaste de una pobre e indefensa ebria, no pensé eso de ti. ¿Desnuda? ¿Acaso mencionaste denuda…?
-      Carajo Kat, no estoy bromeando, por Dios; toma esto en serio…
-      Ya sé, perdón, no puedo tomar nada en serio en esta vida, lo siento. La besaste solo porque querías experimentar algo o…
-      ¿O por qué siento más por ella? – la miró con tristeza.
-      Si eso Crisita.
-      No…no quise experimentar…simplemente estoy loca por Amanda.
Kathy permaneció en silencio, porque no valía la pena decir nada ahora mismo, solo quería que Cristina dijera todo lo que sentía con toda esta situación; quería que se desahogara totalmente.
-      Sentí la necesidad de besarla anoche y no solo anoche sino desde hace demasiado tiempo. Es que Kat… - la miró con lágrimas en los ojos, era la primera vez que podía decir lo que en realidad sentía.- he sentido tantas cosas por Mandi  y siempre las aparto diciéndome que nada pasa, que debo estar confundiéndolo todo, que debo estar enloqueciéndome. Y por un tiempo así funcionó, me lo guardé todo, simplemente ignoraba este sentimiento; pero desde que llegó Karina he confirmado lo que siento, he sentido celos como jamás antes y solo he deseado ser  yo la que Mandi  ame. Joder Kat dime que estoy mal, dímelo, es lo peor esto…-  le suplicó Cristina entre lágrimas.
-      Estás mal Crisita.
Cristina la miró sorprendida por su comentario.
-      Bueno me dijiste dime estoy mal, yo te dije. A ver querida dime que sientes, cómo te sientes, qué quieres, qué deseas, qué necesitas, explícame ese sentimiento que llevas dentro y entonces ese será el momento adecuado para yo decirte si estás bien o si estas mal. Así que solo te escucho nena.
-      ¿No te ocurre que en ocasiones no sabes cómo explicar un sentimiento?...ese sentimiento que te cautiva, te da vida, te engrandece, te cambia el pensamiento, te sorprende y te deja sin palabras; sin aliento, extasiada, atónita. Pero dime tu Kat, como explicarte lo que ella me hace sentir, como especificar cada detalle que me hizo estar de esta manera, como buscar las palabras para expresar cada sentimiento que mi corazón, mi alma y mi cuerpo están experimentando y es imposible de ocultar. – guardó silencio mirando sus manos entrelazadas sobre sus piernas y continuó. - Es que ella se ha convertido en mi primer pensamiento cuando abro mis ojos a la luz de un nuevo día y al llegar la noche cuando las sombras desaparecen lo definible…es ese dulce sueño que me hace mantener su esencia hasta que se convierte en mi primer pensamiento en la mañana.Es la luz que me ilumina dándome la bienvenida a un nuevo día, cada hermosa melodía que acuna mis oídos como dulce murmullo, la brisa que acaricia mi rostro de paso por la costa, el delicioso aroma que mezcla la mañana, la sonrisa que me asalta sin razón, motivo o circunstancia, el recuerdo de los momentos vividos a través del tiempo, la lluvia que a veces refresca mi cuerpo con su delicadeza.  Mandi de alguna u otra manera ha conseguido adentrarse en lo más profundo de mi corazón donde nadie jamás había habitado. – esta vez alzó su mirada de sus manos y miró a su amiga al rostro. - Kat, qué hacer cuando ya no puedo luchar más con mi corazón, cuando los mínimos detalles son la esencia de mi existir, cuando los pensamientos solo se dirigen y regresan de ella, cuando mis sueños tienen un tema real y una fantasía añorada, cuando negar el sentimiento que nacía en mi corazón era hipocresía, cuando mis ojos comenzaron a tener ese brillo inconfundible, cuando el cuerpo tiembla en cada ocasión que escucho su voz, cuando sonríes sin razón sabiendo que si hay un motivo, cuando te sientes plena, completa, repleta de sentimiento, cuando comienzas a pensar en dos eternidades y mucho más allá…cuando una mañana despiertas y sientes la genuina necesidad de ella y te atreves a preguntarte “¿Qué te está pasando?”
Kathy la interrumpió prontamente. - ¿Quieres que te diga que te está pasando?, ¿quieres que te diga? Ayyyy Crisita querida de mi corazón, no te pasa nada, solo estás jodidamente enamorada…- le dijo con la voz quebrada mientras limpiaba las lágrimas del rostro de Cristina.
Cristina la miró profundamente porque era la primera vez que internalizaba que estaba enamorada…si, lo estaba. – Pero no puede ser Kat, no está bien, nada de esto está bien, como puede ser esto.
-      ¿Por qué no puede ser?
-      Porque Mandi es mi amiga, ¿entiendes?
-      Pero estás enamorada nena, no tengo duda con todo lo que me has dicho y de la manera que lo expresaste, es así, estás enamorada de Mandi. Tengo una pequeña duda, o sea una mínima curiosidad que me carcome las paredes de mi interior, ¿qué hizo cuando la acosaste?, que diga, cuándo la besaste.
-      Amm pues ella me respondió el beso, eso lo hizo peor todo, porque, no debimos, es que…
-      ¿Segura que lo hizo peor o mejor? O sea, ambas lo disfrutaron, ¿no?
-      Sí, pero ella está por Karina y yo no debí aprovechar la situación de todo esto, ¿entiendes?
-      Buenos Cris, no creo que Amanda esté por Karina, ni siquiera sé si alguna vez ha estado totalmente enamorada de ella, pero eso es harina de otro costal, es una situación completamente distinta.  Ahora lo que realmente importa es como seguirá esto, entre tú y Mandi…
-      En nada, todo fue un grandísimo error Kat. – se levantó del sofá y comenzó a caminar nerviosa frente a Kathy. – Yo haré como que nada pasó y todo ira como siempre, además que Mandi ni siquiera recordará nada porque estaba muy ebria, eso es lo mejor. Así que aquí queda todo.
-      ¿Aquí queda todo?, Cris, estás enamorada de una mujer que es tu amiga y que vive contigo, ¿crees que aquí queda todo?, no me jodas casi te la violas en su habitación porque ya no te aguantas las ganas de comértela; además que eres una maldita pervertida de mierda y está el hecho que en ocasiones simplemente lo dejas notar, solo hay que atar algunos cabos sueltos y ahí está la enamorada Cris tras todo. – le dijo poniéndose de pie y tomándola por un brazo para que se detuviera, porque la tenía mareada después de tanta vuelta. – Ya mujer que pareces machina de feria y me tienes mareada, detente y mírame un segundo. ¿Te gustó besarla?
A Cristina le brillaron los ojos y su semblante cambió totalmente con la pregunta. –Lo cierto es que ese beso me hizo vivir, despertó en mi todos los sentimientos, todas las pasiones, todas las necesidades…pero esa verdad no cambia las cosas Kat. – la tristeza invadió a Cristina y abrazó a Kathy como si la vida dependiera de ello.

Kathy la abrazó, acarició su cabello y permaneció en silencio; no era hora para ofrecer opiniones o de resolver situaciones; era simplemente el momento de permanecer con su amiga. Desde hace algún tiempo sentía que algo pasaba, que algo estaba creciendo, pero nunca hubiese pensado, ni una sola vez que Cristina tomaría el valor de ir tan lejos. Le rompía el corazón verla así de enamorada y a la misma vez tan destrozada. No le parecía nada justo para ella y tampoco para Amanda, nada de esto era tan simple como parecía, pero ella estaría en medio de sus dos amigas; ya sabía los sentimientos de Cristina, ahora tendría que hacer “recordar” a Amanda y conocer sus sentimientos…pero ahora simplemente hacerle sentir a Cristina con ese abrazo interminable; que todo estará bien.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sankh - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.