GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



19 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 29

Capítulo 29

         Y los Labios…

Espera lo inesperado…
Anónimo
Adrian y Aarón se miraban mutuamente escondidos en una pequeña loma de arena con binoculares en mano, sus ojos alternaban miradas confundidas y extrañadas porque habían dos formas de dar clases de surf, dos únicamente, cada una con una intención… pero el problema es que la que daba la clase no era otra que su cuñada, la que había sido esposa de su hermano así que en ellos nacía la imperiosa necesidad de confirmar bien la información visual que recibían.

Cerca de la orilla Amara simplemente daba por finalizada su lección observando una y otra vez a Victoria irse al agua, quizás lo que le llamaba más la atención de todo el asunto es que pasados solo quince minutos de meterse al agua la chica parecía completamente agotada ¿No era que las modelos hacían ejercicio?, observo los brazos temblar levemente por el esfuerzo de la brazada, las piernas equilibrándose poco y mostrando idéntica debilidad, aunado por supuesto a la respiración completamente agitada y fuera de ritmo de la chica.
Aparte de todo aquello quizás lo más sobresaliente es que si eres modelo, el usar un traje infartante y poseer una envidiable condición física pensarían muchos era lo natural pero no… Victoria había aparecido con aquel traje de buceo negro que cubría todo su cuerpo y contrastaba con el suyo de dos piezas, lo que la llevaba a ella a preguntarse ¿Qué pasaba con aquella joven mujer?, bueno en ese momento que una ola se la acababa de tragar, se irguió sobre la tabla algo preocupada antes de ver a la chica emerger sujetándose como loca de la suya - ¿Estás bien?- cuestionó extrañada
-Si io es el cambio de alt…alt… io no se la palabra- le dijeron por lo que miro a la joven tomar una enorme bocanada de aire “cambio de altitud”  cosa poco razonable a su criterio y una mala excusa también, se acerco a ella antes de sentarse en su tabla mirándola seria.
-Vamos a la orilla - le dijo quedamente- un descanso no vendría mal -  dirigiéndose hacia allí para ver a la joven arrastrar la tabla a duras penas antes de dejarse caer como fardo en la arena, parecía muy diferente a su competidora del partido de tenis.
-¿Tienes sed?- vio la mano elevarse mientras la joven se erguía al parecer molesta por la forma en que llevo la mano a su pecho apretándola- Victoria.
-Estoy bien- le escucho decir con aquel suave acento italiano- io…. No tengo sed, solo es…- observo los ojos celestes e intensos con detenimiento notando por primera vez en ellos un tinte de lejana tristeza que le llamo poderosamente la atención, noto a la chica irse hacia atrás encerrando el cielo de su mirada para intentar recuperar un ritmo normal de respiración.
Se levanto encaminándose a una palmera cercana para recoger un coco tirado en el suelo, encamino sus pasos a una piedra cercana para darle un golpe seco abriendo un boquete en él, regreso tomando asiento al lado de Victoria para tenderle la improvisada bebida - Eso sube la pressione sanguigna - ladeo la cabeza creyendo comprender la frase.
-Si tomas varias si - acerco de nuevo el coco - con una no pasa nada y me temo que necesitas refrescarte - vio la mano temblorosa tomar lo que ofrecía con preocupación - despacio.
-Es el clima- le escucho decir por lo que asintió suavemente- se me pasara… y te ganare- la miro con la ceja levantada, esa chica estaba agotada e insistía en que le podía ganar- io te ganare…
La habitación clara y espaciosa le generaba una creciente tranquilidad, giro en la cama antes de ver las esculturales piernas pasar por lo que estiro la mano fuera del borde para acariciarlas escuchando una suave risa ante aquello, ladeo la cabeza generando que sus mechones bailaran desordenados unos instantes adoraba las piernas de su amante -ven- llamo quedamente.
- Alguien señorita debe ordenar - aquella voz profunda y sexy la enloquecía en instantes fugaces - además porque no vas por ahí con la italianita que tanto te agrado - sonrió suavemente al escuchar aquello.
-Posesiva- su voz dejo escapar algo de reproche en aquella afirmación- pero aun así te amo- agregó provocando que las piernas que miraba con embelesamiento se detuvieran de golpe - adoro ser tu amante….
-No eres mi amante - sonrió de medio lado al escuchar aquello antes que las piernas empezaran a moverse de nuevo, eran amantes nada más, porque si bien le tenían un profundo cariño no le amaban, vivían bajo el mismo techo, conversaban, compartían el lecho y sus cuerpos pero no había nada más allí, ese punto de inflexión razonaba ella era el que creaba una relación - eres mi mujer - levanto la cara sorprendida al escuchar aquello minutos después - ¿Lo entiendes?
-Somos amantes- repitió con firmeza - amo ser tu amante, amarte aunque no me ames y no necesito nada más - agregó con tranquilidad - te amo, no soy tu novia, solo la persona con la que vives y tu amante.
-No digas eso - cerró los ojos al sentir el suave movimiento del colchón ante el nuevo peso que lo invadía -  eres mi mujer - escucho de nuevo - no eres alguien con quien vivo nada más, con quien me acuesto porque se me antoja ¿entiendes?, eres mucho más que eso, decirte amante es decir tan poco en este momento - se incorporo notando la leve desesperación en los ojos color noche - no soy buena explicando cosas o comprendiendo emociones… pero no eres solo mi amante, no quiero volverte a escuchar afirmando tal cosa - se movió para descansar su cabeza en las piernas absorbiendo aquel maravilloso aroma_ Herendira… tú… y yo…. ¿Te gustaría…?.
-No hagas preguntas tontas amor- dijo sonriendo con suavidad- nosotras no necesitamos títulos… es como dices me gusta ser tu mujer- percibió las caricias delicadas sobre su cabello- me encanta ser tu mujer Vanessa Savedra y mi lugar es a tu lado, no importa lo que el mundo diga.
-Herendira - apretó su rostro contra las piernas con suavidad- eres una tonta… te quiero…- se levanto ladeando la cabeza con diversión antes de empujar a su Vanessa del todo sobre la cama acurrucándose  en su pecho- ¿Sabías que esta habitación tiene jacuzzi?
-Vanessa…- dejo escapar en un tono entre divertido y pícaro.
La voz de Andrea resonaba en el salón donde la banda había iniciado su ensayo, esparciéndose del todo a un ritmo perfecto, distribuyendo aquella extraña melancolía por el sitio al tiempo que la última nota era contenida de manera magistral antes de morir definitivamente en aquellos labios.
-¿Victoria?- levanto sus ojos enfocando a Ted con seriedad- Parece que le agrada mucho tu amor - el joven ni tuvo tiempo de esquivar el firme golpe que impacto su cabeza con violencia, callándose en el acto mientras le indicaban una nueva canción; minutos después observo la cabellera rubia invadir su área de ensayos, aquella mirada potente clavada en Andrea “fuera de lugar” se dijo por lo que dio terminado el ensayo casi huyendo con el resto de la banda.
-¿Necesitas algo?- Stefani escucho la pregunta fría e indiferente, ya sabía ella que ese jueguito de celos tendría aquel resultado en su adoración, pero al empezar a jugarlo se le antojo tan divertido, era hermoso ver aquel gesto que le era desconocido en aquella cara.
-A ti- respondió notando el respingo molesto mientras Andrea al parecer se negaba a dejar de abrazar su guitarra - viene a ver a mi amor y ver si le gustaría ir conmigo no se ¿Al jacuzzi de mi recamara? ¿A la piscina techada? o recostarnos un ratito.
-Ensayo- escucho la respuesta seca de la joven por lo que se levanto divertida encaminándose hacia ella - mejor vas con la italiana - contuvo la risa al ver el gesto que empezaba a hacérsele familiar - es más divertida.
-Victoria sigue surfeando -  con tranquilidad notando como le daban la espalda para empezar a arrancarle unas notas a la guitarra “no la mimes” las palabras de Elena retumbaban en su mente por lo que dio un rodeo tranquilo por el sitio en que ensayaban mirando los instrumentos - Parece que tienen dificultades con las piezas - era más una aseveración que una pregunta.
-No me agrada la música pero así la pidió el dueño “ñoñadas”  -si claro que si, Elena quería agregarle peso extra a un plan que había confabulado sin consultarle, al bar que había comprado, a la llegada planificada de su prima que al parecer era una necesidad mutua de Victoria y suya,  a esas vacaciones no improvisadas… porque la esposa de su hermano se mostraba como una mujer maquiavélica que era de temer, la pobre Andrea no sabía que simplemente era una pieza en el tablero de esa malvada mujer y ella…. Ella tampoco se lo diría - así que no son problemas, es el ritmo ese…
-Creí que eras más versátil - dejo escapar con suavidad tomando las baquetas y percibiendo los ojos clavados en su espalda con ira -  pero supongo que estos ritmos diferentes te generan una complicación digo te da trabajo en ocasiones sobrellevar los cambios.
-Yo sobrellevo los cambios bien - escucho la voz arrastrarse lentamente.
-Si claro, pero a veces te gana el miedo - escucho la guitarra desafinar - digo en las canciones y por eso no quieres tocarlas como debes, o esforzarte más, parece que prefieres evitar ritmos suaves, por miedo ya sabes… parece que quisieras fracasar - agregó.
-Me gusta probar de todo - le respondieron - para que tocar algo que luego me va a decepcionar por más que crea que no será así, es la constante en ciertas “canciones” - detuvo sus movimientos mirándola.
-Hay canciones que parecen un error y luego se corrigen, no deberías juzgarlas siempre solo por eso, sobre todo cuando demuestran que llevan mucha emoción - se acercó despacio.
-Pero les gusta mezclarse con otras guitarras y no solo la mía - levanto la ceja al escuchar aquello.
-Claro pero tu guitarra si se puede mezclar con otras canciones - ladeo la cabeza echándola hacia adelante y provocando que la de Andrea retrocediera - no deberías exigir tanto cuando no quieres ceder nada.
-Se supone que a mi canción no le importa eso, o ¿Acaso cambio de pensar? - vio la cabeza de Andrea chocar con suavidad con la suya.
-No- sonrió suavemente - puedes hacerlo, pero entonces está canción buscara otras guitarras también… es lo justo - se separo girándose escuchando la respiración pesada detrás suyo antes de cerrar la puerta llevándose la mano al pecho, escuchando un escándalo de instrumentos en el interior ese juego de verdad sentía se tornaba peligroso.
Vacaciones eso eran, para disfrutar, ir a bares, conocer chicas nuevas, distraerse un poco de los problemas y las cargas de la vida… estar sola en la ciudad con un banquete servido pero no ¿En qué momento acabó en la piscina de aquel parque acuático con Alison en brazos? ¿Qué le había pasado a su perfecta vida de soltera?, miro a la niña con sus flotadores mientras ella la depositaba con cuidado en el agua diciéndole adiós con la mano ¿Cómo había acabado así?, miro a la pequeña que intentaba nadar ah sí un berrinche del engendro de Satán, chantaje grado uno y un berrinche de Raúl.
Se salió de la piscina cuando noto a la pequeña relajada para enfocar a Evelyn tomando el sol, tenía que admitir que para ser una mujer con dos hijos su cuerpo era muy bonito, no era una belleza escultural pero sin duda tenía su encanto, sobre todo cuando tomaba el sol con aquella magna despreocupación, tomo asiento a su lado enfocándola divertida para notar como parpadeaban mirándola levemente - Chiquitita - recibió un fuerte re vistazo que la hizo estallar en carcajadas divertidas.
-Idiota Domínguez - tomo la revista acomodándose para tomar el sol con tranquilidad, observando a Evelyn tomar su turno vigilando a los niños - No sé por qué dices esas cosas que no son verdad- dejo de leer levantando los ojos para enfocarla con incredulidad.
-Porque es verdad- la miro con enfado antes de regresar su vista a la revista - eres una mujer con mala autoestima sin duda - paso la hoja con calma -  te ves espectacular con ese traje de baño, al menos para mí…
-Karina - escucho el tono de incredulidad e incomodidad que poco le agradaba por lo que bufo con fuerza - yo…
-No me estoy insinuando - agrego mirando la revista con desinterés - solo hago una apreciación objetiva de la situación, ya que se no eres lesbiana Rodríguez.
-Claro y si lo fuera no intentarías conquistarme - soltó la revista para mirarla boquiabierta -  porque no soy tu tipo de mujer escultural, ni menor que tu, ni sofisticada y tengo dos hijos - abrió a boca más si era posible - y ya no digas nada solo te hundes más - la vio levantarse moviendo la boca intentando articular algo lo que fuera…
La miro alzando a Raúl, maldita sea incluso busco ayuda alrededor porque no entendió nada de aquello, “hundirse más” pero si ella no dijo nada, solo la verdad se veía bonita con aquel bañador, además bueno no le intento meter mano porque era divorciada sí, con dos hijos si… pero no por eso sino porque era heterosexual ¿no? . Evelyn era una mujer heterosexual, madre soltera prácticamente…. Es decir las dos cosas que ella no tocaba nunca, porque eran líos nada más, por eso no la toco, no se le insinuó… y ahora la tarada aseguraba que no lo hacía porque no era su tipo para ella no había mujer fea todas tenían su encanto.
Encamino sus pasos hacia Evelyn al verla dejar a su hijo de nueva cuenta en el agua -  No mandes señales confusas - noto la mirada sorprendida - eres heterosexual por eso no me he insinuado - agregó con seriedad - de no saber que tienes dos niños y eres divorciada hace mucho que estarías en mi cama – agregó con severidad - así que te agradecería no apresurar conclusiones sobre si eres mi tipo o no - levanto la mano al verla intentar abrir la boca - y no es por los niños es por lo heterosexual y el hecho de que siendo madre no estás para experimentar.
-¿Experimentar?- observo con sorpresa los ojos delante de ella - ¿Quién dijo qué quería experimentar?- retrocedió por inercia como nunca antes lo hizo en su vida ante la mirada devoradora que le dirigían - te aseguro Karina que el día que quiera experimentar serás la primera en enterarte y la única que no lograra escapar - trago grueso del todo al sentir su espacio personal invadido - Así que digamos que ya te veras enterada si quiero experimentar - dos le conto su cabeza, segunda vez en ese día que Evelyn la dejaba balbuceando sin saber ni qué demonios decir mientras miraba alrededor en busca de ayuda o intervención divina, eso no debía pasar ella era sagaz, perspicaz y siempre tenía la última palabra, así como el perfecto manejo de la situación nunca se quedaba de pie en un lugar sin saber qué diablos hacer, miro a Evelyn deslizarse en la alberca por lo que desvió la vista incomoda “maldita mujer”.
Clarisse se sorprendió del todo al ver aparecer a los gemelos mirándose mutuamente antes de levantar ambos las manos al unisonó y decir también a la vez que harían un análisis de la información recopilada, ladeo la cabeza extrañada del todo antes de ver a Elena del Valle salir por la puerta principal al parecer a paso decidido.
El camino desde lo alto de la mansión a la playa privada en la base de la misma era de alrededor de 30 minutos a pie, el descenso Elena lo camino con tranquilidad antes de sondear la playa de arenas blancas con interés intentando dar con su prima, finalmente observo las siluetas de las tablas por lo que se encamino a aquel sitio, al acercarse se sorprendió por la posición de las mismas pero mayor fue su sorpresa ya que estaban colocadas simplemente para dar sombra. El ritmo de su caminata disminuyo al acercarse para finalmente detenerse a pasos dando de lleno con los ojos negros de Amara que le enfocaron con despreocupación antes de desviarse de nuevo hacia el mar.
No era la actitud de Savedra lo que le sorprendía, sino el hecho que descansando entre sus brazos profundamente dormida se encontraba su prima, miro a Victoria perfectamente acomodada en al parecer aquellos cómodos brazos -  es tarde, las vine a buscar para que coman - dijo quedamente - la despierto - le negaron con suavidad - entonces llamo para que vengan por nosotras - le negaron de nuevo - observo sorprendida a Amara maniobrar con elegancia para ponerse de pie con una Victoria que ni se inmuto en brazos - Es casi media hora - le asevero - cuesta arriba - vio la sonrisa suave mientras se adelantaban a ella empezando a caminar.
-Cuando tenía 17 - escucho la voz suave y apenas audible_ mi esposo Alonso dijo que me regalaría lo que quisiera para mi cumpleaños - noto la sonrisa asomarse en los labios - y yo quería una moto - se detuvo al verla conteniendo la risa - Una moto es algo muy peligroso Amara, me decía pero como insistía tanto me puso un desafío - continuo la caminata ubicándose de nuevo a su lado - escogería la moto que quisiera, por supuesto escogí una deportiva, pisteras les llaman algunos, bueno ya sabes esas que corren a mil ¿Sabes de qué se trataba la prueba?- negó con suavidad- debía ser capaz de cargar la moto cuesta arriba por más de 20 minutos- la miro sorprendida del todo.
-¿Pudiste?- cuestionó notando a Victoria acomodarse contra el pecho de Amara.
-Quería mucho la moto- escucho aquello divertida- y si la logre cargar cuesta arriba el tiempo que me pidieron, el problema radico en que cada que la usaba me obligaban a hacer lo mismo,  desde entonces son pocas las cosas que me pesan… así que digamos cargar a tu prima para mí es como llevar un paquete liviano- rió quedamente ante aquella afirmación inspeccionando con más detalle a Amara para reparar en aquella mirada triste.
-Amabas mucho a tu esposo ¿verdad?- cuestionó suavemente notando como le asentían con suavidad- lamento tu perdida.
-Fueron los 4 años más maravillosos de mi vida - le escucho decir con suavidad - Alonso me dio un matrimonio feliz y lo que siempre desee una familia que aun está conmigo - el tono lleno de melancolía le arranco un triste suspiro.
-¿Cómo lo conociste? - cuestionó observando con fascinación como acomodaban a su prima para que tuviera un mejor descanso en aquellos brazos.
-Iba a la estación del tren cerca del orfelinato - la miro con sorpresa - si bueno mi madre pensó que era una buena idea abandonarme en un parque cuando se dio cuenta que ya no podía cuidarme más, así que pase toda mi vida en el orfelinato hasta esa mañana al menos, iba con mi  uniforme repasando para mi examen de matemáticas cuando choque con alguien, estaba por gritar cuando vi el uniforme policial_ levanto la ceja con sorpresa no pensaba que Alonso fuera tan mayor - así que me abstuve, el sonrió yo le sonreí y no sé porque sentí que todo cambiaria.
-Y así fue - le asintieron - ¿Cómo acabo durmiendo sobre ti? - cuestiono al escuchar un suspiro de Victoria - en general es muy delicada.
-Insistió en intentar aprender a surfear hoy para patearme el trasero antes de que anocheciera, creo que fue demasiado, conversábamos sobre su incapacidad para desarrollar tal habilidad y luego no sé bien como termino dormida sobre mi - contuvo la risa, suponía que la discusión que habían sostenido iba más allá de eso, pero poco importaba si su prima parecía tan descansada, que era prácticamente un pecado…

Casa de Playa de la Familia Del Valle… Ubicación Desconocida 18:30 horas
La investigación encargada por el Jefe C dio inicio el día de hoy a las 1300 hrs, en la zona baja de la mansión sobre la rompiente principal de la playa, el Sujeto de Investigación se encontraba desarrollando una actividad deportiva y lúdica poco particular en él, en compañía del Sujeto Italiano V.
Se recopilo la información visual correspondiente mediante el uso de una cámara digital de alto alcance y resolución adecuada, cada movimiento fue registrado de manera escrupulosa así como directa con el fin de no dejar nada al aire; el análisis de datos de la información recopilada en esta primera observación será llevada a cabo por los Agentes: A, Doble A y V
-¿Y para jugar a los espías me sacaron de la cama con mi mujer?- cuestionó la voz femenina molesta.
-La Agente V debería tranquilizarse y recordar que fue el Jefe C quien nos encargo esta misión -  la voz masculina enfocando a la chica - así que deja de quejarte y pon atención_ agrego sacando la memoria de la cámara digital para introducirla en la computadora.
-Claro, Agentes A  y Doble A…. ya recordé el porqué de sus nombres claves - dijo quedamente mientras tamborileaba los dedos con impaciencia.
-¿En serio?
-Claro son animal y más animal- dejo escapar.
-Vanessa- le dijeron con molestia por lo que enfoco la computadora antes de levantar un ceja y abrir la boca suavemente - te dijimos - le aseveraron al unisonó.
-Está en el entendido de los miembros presentes en esta habitación que solo hay dos formas de dar una clase de surf- dejo escapar el Agente A con seriedad - sin embargo nos reunimos para analizar la información debido a que la que impartió esta clase en particular es la Subcomandante A.
-Ya notaron que hay demasiadas A en esta familia - los Agentes A y Doble A miraron a la Agente V con severidad - era una observación objetiva que delicados.
-Como decíamos antes de tan absurda interrupción - dejo escapar el agente A - ¿Qué opina de las fotos Agente V?
-¿Tengo que hablar cómo ustedes? - miradas asesinas cayeron sobre la Agente V que volteo los ojos en blanco_  Haciendo un análisis delicado de los datos visuales que se reciben, es mi deber informar que ciertamente la técnica empleada para impartir la lección corresponde a la maniobra 32 S estipulada por nuestro ausente Comandante en el Libro Sagrado De Conquista S que solo ustedes trió de perdedores usaban y me obligaron a memorizar.
-Que graciosa- dejo escapar el Agente A con enfado- ¿Entonces Agente cree que el uso de la maniobra fue premeditado?
-Lamentablemente hay una serie de factores que pueden invadir la maniobra, un análisis visual no es suficiente para declarar que la maniobra fue empleada con previa planeación - tomo un respiro mirando a los gemelos antes de continuar - estamos hablando de la Subcomandante en todo caso el Comandante puede que la haya hecho creer que era la única forma de dar una lección y no conozca variación de la maniobra por lo que pudo emplearla con total inocencia, lo que se lleva al suelo cualquier teoría.
-Me temo que debemos recordarle que la Subcomandante estaba casada con el Comandante, dudo mucho que sepa ya lo que es inocencia - tres firmes golpes se escucharon en el lugar -¡DOLIO!- se quejo el Agente A.
-¿Considera que se deba continuar con la observación del Sujeto?- cuestionó el Agente Doble A con seriedad.
-Lo recomiendo de hecho en su totalidad -  mirando de nueva cuenta las fotografías - sobre todo teniendo en cuenta el hecho que El Sujeto de Investigación detesta de manera enfática al Sujeto Italiano V y ha expresado tal desprecio de manera verbal y visual - vio las cabezas de los gemelos moverse antes de mirarla.
-Debemos hacer un reporte al Jefe C, nos prestarías al Sujeto H para tales acciones - los gemelos no supieron básicamente que paso antes de verse golpeando la mesa de madera con sus cabezas con fuerza.
-El Sujeto H es mío y solo mío usen a los Sujetos R y S para eso par de pervertidos - otro solido golpe les hizo ver estrellas - y asegúrense que el Sujeto de Investigación no los atrape espiando o no la contaran.
Luego de la negativa del Agente V para facilitar al Sujeto H para la demostración visual del Jefe C hemos decidido relatar los dos tipos de formas de dar una clase de surf con el fin de evitar cualquier represalia de terceros (dígase nuestras esposas).
La forma particular y común de dar una clase de Surf consiste en una explicación verbal de los pasos del procedimiento sobre el adecuado manejo de la tabla y el desempeño de la brazada. La técnica 32 S está basada en una aproximación corporal gradual del sujeto en la cual mediante el desarrollo de la lección verbal se tocaran diferentes partes corporales del pupilo de manera paulatina y delicada hasta terminar la demostración tanto pupilo como maestro sobre la tabla en un abrazo comprometedor y mas que innecesario para el aprendizaje; la particularidad de la maniobra 32 S es que el pupilo difícilmente aprende a surfear de manera eficiente.

CIERRE DEL PRIMER INFORME.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

4 comentarios:

  1. Que buen capitulo espero y andrea comprenda que stefani quiere exclusividad con ella. n_n

    ResponderEliminar
  2. Uff que gemelos tan metiches es la vida de Amara (el hecho que sea viuda no quiere decir que no pueda amar seria bonito esa pareja Victoria y Amara) Con respecto a Karina y Evelyn tal parece que el destino (vease mano de la escritora) las quiere unidas tal parece que Karina esta cambiando un poco su rutina estando con los niños y su "amiga" (por ahora) de trabajo me parece bien que se avance en ello.

    ResponderEliminar
  3. Excelentes capítulos.

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.