GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



26 mar. 2014

La vida es un paso a la vez - Sankh - 37

Capítulo 37:
Amanda había permanecido tres eternidades en el estudio mientras esperaba que a Cristina le pasara el enojo; cosa que dudaba o que ella pudiese encontrar las palabras perfectas para saber que decir sin morir en el intento. Decidió comenzar su viaje a la habitación de Cristina y enfrentar lo inevitable; no sin antes pasar por el baño y limpiarse el rostro; eso sin dudas era lo más importante de todo. Nunca en su vida había visto a Cristina de esa manera y fue increíble hacerlo, sabía que además de enojada, incómoda y molesta, estaba celosa y con espíritu renovado de unas ansias locas de matarla.

Llegó a la habitación y Cristina salía de la ducha secando sus cabellos con una toalla y con otra cubría su cuerpo desnudo, Amanda quedó absorta por el paisaje, recorrió su cuerpo con su vista, puso su lengua en la comisura de sus labios y sin poder evitarlo mordió su labio inferior con un descarado deseo incontrolable. Era increíble todo lo que Cristina le podía provocar, tan solo verla la hacía sentir nerviosa, sorprendida de su belleza y sí, para que mentir, la excitaba completamente; la volvía bruta y le hacía perder la poca salud mental que le podía quedar.  Sintió que estuvo observándola demasiado, entonces buscó rápidamente el rostro de Cristina, quien ya la miraba ansiando verse reflejada en sus ojos.
-      Eres hermosa. – expresó Amanda con un rostro de idiota incomparable.
-      Gracias. – solo respondió Cristina tranquilamente. Tomó un camisón, se lo puso por la cabeza con la toalla aun sujeta, luego de puesto el camisón dejó caer la toalla al suelo.
Amanda nuevamente hizo un repaso por el cuerpo de Cristina, esta vez con más detalle y con lentitud, lo disfrutó más que la primera vez porque el camisón era traslúcido y dejaba ver claramente los senos de Cristina a través de la tela. Amanda sintió desfallecer, así que se movió un poco con la ayuda de las muletas y se apoyó contra el gavetero, esto sin desviar la vista del cuerpo de Cristina.
-      ¿Qué? – preguntó Cristina con plena conciencia de lo que estaba provocando.
-      Es solo que es raro no verte con tus pijamas de AngryBird.
-      Ahh cierto, puedo entonces usarlas nuevamente. - respondió desilusionada.
-      Noooooo, como crees, me gustas mucho así, aunque me encantaban tus pijamas también, pero me gustas…mucho…así…bueno me gustas como sea.
Cristina no pudo impedir sonreír por el nerviosismo de Amanda, le encantaba sentirla nerviosa.
-      Cristina cariño, por lo que alcanzaste a ver cuándo regresaste a casa, pudiste observar cualquier cosa, pero no era realmente lo que pasaba.
-      ¿En serio?
-      Sí. – respondió con seguridad.
-      Porque muy bien pude evidenciar que Karina no dejará de intentar contigo o ¿me equivoco?
-      No, no te equivocas.
-      Entonces lo que vi es cierto. – la miró con gran seriedad.
-      No, porque Karina puede querer regresar, pero yo no lo quiero.
-      ¿No y eso por qué?, ella fue tu novia y es hermosa y además tiene un cuerpo espectacular.
-      Porque no quiero nada con ella, porque te quiero a ti, es contigo con quien quiero estar, a quien quiero besar, acariciar, desear, amar; eres tu quien me provoca todo y yo estoy ahora contigo y jamás te faltaría el respeto dándole cabida a que ella llegara a más conmigo. Ella quería besarme y yo la aparté.
-      ¿Y tú querías besarla?
-      No, solo me muero por besarte a ti ahora y siempre.
-      Bueno…
-      ¿Bueno?, estás dudando, tú misma se lo dijiste a ella, que no tenías por qué andar peleando por el amor de la mujer que sabes que te pertenece, le dijiste con seguridad o ¿acaso lo dijiste por molestar? – terminó Amanda con un poco de tristeza en su mirada.
-      Lo dije porque estoy segura, claro además de joderle la psiquis a esa mujercita de pacotilla que no soporto.
-      ¿Por qué no la soportas?
-      ¿Aún preguntas?, primero es una imbécil por todo lo que te ha hecho, además está esa carita de mosquita muerta que usa para engañar y hacerse la víctima, obviamente está el hecho de que te tuvo mientras yo te quería y para terminar está el que te quiera ahora…
-      ¿Ahora qué me tienes? – Amanda sonrió completando la oración de Cristina.
-      Sí.
-      No me tienes solo ahora, siempre me has tenido…siempre.
-      Lo sé. – respondió Cristina tomando unas bragas de su cama y poniéndoselas por sus piernas, subió un poco su camisón hasta lograr acomodar su ropa interior en su sitio; luego tomó unos jeans y repitió la operación una vez más.
Amanda sintió el calor que subió por sus piernas y le recorría todo el cuerpo. Sabía que simplemente Cristina la estaba provocando y castigándola al mismo tiempo, si pudiese enviar esas muletas al infierno y hacer movimientos libres, era seguro que Cristina no actuaría de esa manera, porque ya hacía mucho estuviese sin camisón sobre la cama. – Dios Cris, eres tan bella, sabes que sila belleza fuera un instante, tú serías la eternidad…porque puedo pasar horas mirando y observado cada detalle de tu persona y jamás mis ojos se cansarán de toda tu hermosura. Si, hermosura, porque lo eres; aunque digas cientos de veces lo contrario, para mí eres la chica más preciosa a la que mis ojos puedan observar. Créeme amor mío, que mis ojos han observado muchas obras de arte, pero tú eres sin lugar a dudas la obra de arte más hermosa que para mí pueda existir. Y dirás, “soy hermosa para ti porque me ves con ojos de amor” y mi respuesta siempre será, “mucho antes de comenzar a amarte, ya reconocía tu hermosura”… y es que tu belleza refleja lo que habita en tu interior y se combina con los hermosos detalles de tu físico para transformar la esencia de tu ser. He descubierto en ti la esencia más pura de la belleza latente…tus ojos son la ventana del alma cristalina y que reflejan la dulce timidez y la grandiosa bondad, tu rostro es la perfección de la simetría que necesita cada obra de arte, tu sonrisa dibuja ese espacio perfecto de la felicidad de mi alma, tus labios son la necesidad imparable que me alborota los sentidos, tu cabello enmarca tu belleza comprimida, acaricia tu rostro y abriga tu espalda, tu piel es la mezcla adecuada de colores que engalanan cada centímetro de ti, tus manos delicadas piezas que acarician el todo, tu cuerpo que posee la magia de lo desconocido, tu mirada que es dulce y refleja la pureza de tus profundidades, tu voz es la alarma que mantiene despierta mi conciencia y descontrola mi razón…tu belleza es inagotable fuente donde emana la sencillez y la humildad de negar tu propia hermosura.

Cristina simplemente había comenzado a caminar hasta Amanda y se acercó a su cuerpo, lo suficiente como para quedar completamente juntas entre sus piernas.
Amanda posó sus manos alrededor de su cintura y mirándola a los ojos continúo. - Eres bella cuando sonríes con timidez y cuando ríes con locura, cuando miras buscando la profundidad de lo desconocido, cuando lloras de tristeza comprimida o simplemente de felicidad desmedida, cuando caminas trazando el rumbo o cuando no sabes dónde ir, cuando te sonrojas e irradias toda la ternura reprimida, cuando cantas al ritmo de la música o cuando desafinas sintiendo solo el placer de la felicidad. Eres bella en cada suspiro perdido, en cada pensamiento conocido, en cada sueño vivido, en cada día, en cada noche, en cada instante que tu presencia presentas. Eres bella como en la noche soñé, como en mis días imaginé, como cada verso que he de escribir, como cada estrella que pinta el firmamento, como cada atardecer que se refleja en el quieto mar, como cada cielo gris que presagia la lluvia imparable que purifica, como cada melodía que entona la naturaleza, como cada jazmín que decora la llanura en primavera, como el más hermoso de los paisajes y mucho más bella que la definición de la palabra amor…
Amanda acercó sus labios a los de Cristina, los rosó y suavemente pronunció. – Te amo y no te amo porque me enamoré de tu belleza, te amo porque eres tú, amo todo lo que eres, el conjunto de todos los detalles que te hacen ser la mujer que amo. Amo quien eres; tu belleza es un complemento perfecto, pero más que amar tu belleza amo la bella mujer que eres, todas y cada una de las características que te definen como la genuina persona que eres. Más que tu belleza física que se aprecia a la vista es tu belleza eterna la que admiro, la belleza que se refleja a través de tu mirada e ilumina cual faro guía a los barcos perdidos...así tu belleza guía mi vida a la eternidad del amor que me provocas...
Cristina sintió que el corazón se le detuvo, las piernas le temblaban, un escalofrió le recorría todo el cuerpo, aunque ya sabía que Amanda la amaba y ya Karina no interesa en lo más mínimo, era demasiado increíble poder escucharlo y sentirlo; no había nada mejor que Amanda la mirara, la acariciara, la besara y más que eso que le dijera que la amaba. Era cierto que la presencia de Karina la había incomodado bastante; siempre lo hacía, pero ya sabía que Karina era una rival bastante persistente y sobre todo muy astuta, ya varias veces había logrado que saliera huyendo destrozada por pensar tristemente que lo que veía era lo correcto; pero ya no más, estaba completamente segura del amor de esa mujer que tenía frente y cada día cuidaría de ese amor, su amor era una bella obra de arte y su tesoro más preciado…
Cristina ya no podía aguantar el deseo que la quemaba dentro, acarició con su mano la mejilla de Amanda, suave y delicadamente. Cristina continuó con su caricia bajando el revés de sus dedos por su cuello hasta llevarlos a su pecho en medio de sus senos.
Amanda la atrajo hacia ella por la cintura y Cristina instintivamente dejó caer su peso sobre el cuerpo de Amanda.
Cristina besó lentamente sus labios, se miró en la profundidad de sus ojos, sujetó su rostro con ambas manos y la besó con mayor intensidad. Se unió más a su cuerpo, mientras Amanda acariciaba su cintura y aprovechaba para bajar ambas manos a su trasero. Amanda acarició su trasero sobre sus jeans, suavemente introdujo sus manos dentro del camisón, acarició toda su espalda delicadamente y las devolvió a su trasero nuevamente.
Cristina con el solo contacto intensificó el beso, lo hizo más profundo, más húmedo, acarició con su lengua la lengua de Amanda, movió su pelvis y la ajustó más al cuerpo de Amanda en medio de sus piernas, mientras bajaba sus labios por su cuello y lo llenaba de besos y caricias. Posó ambas manos en sus senos y los acarició sobre la camisa, suave, delicada y tiernamente lo que hizo que de la boca de Amanda saliera un gemido que Cristina acalló besándola nuevamente. Cristina continúo acariciando el pecho de Amanda, siempre le habían parecido tan increíblemente hermosos, sensuales y alguna que otra ocasión recordó haber fantaseado con ellos y ahora que simplemente los tenía a su disposición le parecía un acto casi imposible de creer; era excitante sentirlos sobre su camisa y sería delicioso poder saborearlos, acercó su boca a su oído y le susurró. – Quiero comer…- miró el rostro de Amanda con deseo y le dijo mordiendo sus labios. – Pizza…- se separó de Amanda, se detuvo frente a ella y quitó su camisón sobre su cabeza, dejando un hermoso paisaje a disposición de Amanda.
Amanda traía una cara de confusión extrema por el comentario anterior de Cristina, pero al observar su hermosa desnudes no pudo más que suspirar y dejar su boca abierta por la genuina sorpresa. – Ohhh mi Dios… - solo salió de su boca mientras la temperatura de su cuerpo permanecía en el mismo lugar…muy caliente. Dejó salir todo su aliento y observó el rostro de Cristina que traía una expresión de completa satisfacción. Amanda no entendía parte de la situación, pero podía entender que Cristina la estaba castigando fuertemente y ella solo se estaba muriendo de deseo.
Cristina le sonrió descaradamente mientras tomaba su sostén, se lo acomodaba y deslizaba una camisa por su cabeza. Sentía que necesitaba una ducha fría en este momento o simplemente irse sobre Amanda nuevamente y comérsela a besos, pero solo quería jugar un poco; aunque ella misma estuviese que estallaba de pasión. No estaba enojada, no castigaba a Amanda por lo antes sucedido con Karina, simplemente la deseaba como una demente y quería hacerle el amor. Aunque también quería hacer nacer un poco la pasión, la necesidad, el romanticismo, el deseo, las ganas que la estaban matando a ambas, pero además irremediablemente estaba el hecho que no quería lastimar a Amanda, sabía que su encuentro sería todo menos tranquilo así que quería evitar lastimarla…por ahora. – Pizza cariño.
Amanda sonrió con ironía, con una especie de expresión de desilusión con  resignación. Le parecía increíble que Cristina le hiciera semejante castigo con la excitación y el deseo a flor de piel. La miró a los ojos mordiendo su labio inferior y con una mirada cargada de sensualidad le dejó saber que le había gustado mucho el momento, pero que próximamente sería mejor que esto.
Cristina no pudo evitar reír con una risa de niña traviesa con la plena conciencia de haber ocasionado algo, afirmó con su cabeza, tomó su bolso y salió de la habitación.
Amanda respiró profundo sentándose en el borde del gavetero y pronunció. – Maldita pizza.

Cristina asomó la cabeza por la puerta, observó a Amanda y le dijo con una ternura única. – Te amo cariño y no blasfemes. – entonces desapareció nuevamente. 
------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® XXXX - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

3 comentarios:

  1. Hola Sankh, sabes lo que es todo los dias esperar que sean las 10:00 y algo mas para poder ver mi celular y deleitarme con tu lectura, siempre me hago adicta a tus historia todo comenzó con la historia "No todo lo que se ve es realidad" eso hizo que leyera todas tus historias, y las otras que comencé a leer en la pagina. Pero nadie como tu quien me cautivas cada vez mas, al punto de que me haz hecho enamorar de algo que tal vez no existe, el amor visto desde tus escrituras, tienes una pasión única de escribir con cada detalle me hace volar en mis pensamientos . Gracias por hacer mis días un poquito feliz por llegar a soñar cada noche con tus historias, y por favor no dejes de hacer.. Tienes una admiradora silenciosa, ya que siempre te leo pero nunca me atrevo a comentar. Besos
    Wen

    ResponderEliminar
  2. Super cortooooooo, espero que el proximo sea un poco mas largo, escritora muchas gracias

    L Macbeth

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.