GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



28 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 38

Capítulo 38

PLANES…

El amor es un acto de fe y quien tenga poca  fe también tendrá poco amor…
Erich Fromm
Mientras estacionaba el automóvil enfocaba la casa, la vieja casa familiar esa que guardaba sus recuerdos de infancia, las sonrisas de su madre… descendió del auto con Karina al lado que la miraba con preocupación, a pasos la música resonaba con fuerza - Es el cumpleaños de la abuela - explico con tranquilidad - pero eso no tiene importancia para mi, deje de venir cuando mamá murió… total para la abuela mamá dejo de existir el día que papá se fue, siempre la culpo ya sabes de no poder retener a su marido.

Se encamino al paseo de ladrillos viéndose a sí misma de niña sujetando de un lado la entonces firme mano de su padre y de la otra la delicada de su madre en un tiempo en que su madre era bien recibida, luego se vio a si misma sujeta solo de la mano de su madre que la miraba sonriendo con infinito cariño- ¿Por qué venimos?- era su infantil pregunta por la insistencia de su madre en asistir a aquella fiesta en que ella era capaz de percibir las miradas de desprecio que les dirigían.
-Porque a pesar de que la abuelita dice que nos odia, yo la sigo amando- la vio detenerse para arrodillarse y quedar a su altura- ¿Por qué me voy a privar de expresarle mi cariño?
-Porque ella no te quiere- había respondido en aquel tiempo con severidad infantil, sintiendo la mano de su madre enredarse en su cabello- ni me quiere a mí.
-Yo creo que por eso esta tan enojada conmigo- recordaba haber tomado la mano de su madre delicadamente- porque me ama mucho y piensa que lo que me paso fue por no escuchar- recordaba haber sido tomada en brazos con cariño- ¿Me amas Andrea?
-Mucho, mucho mamá, te amo tanto o más que a un helado_ rio al recordar su respuesta, sintiendo la tristeza embargarla al recordar también la risa de su madre.
-¿No es normal que ame así también a mi mamá?- en aquella ocasión asintió porque para ella cada palabra de su madre estaba revestida de una gran verdad, con el paso del tiempo le era más difícil comprender porque su madre continuaba asistiendo a aquella fiesta donde su abuela ignoraba su presente lanzándolo a un rincón de la mesa, donde nadie les hablaba, esa fiesta en la que al final su madre era la única que no recibía el abrazo cariñoso que los demás.
La lección que le intentaba enseñar ella la seguía sin comprender, enfoco la puerta a pasos de ella para abrirla con confianza escuchando las risas invadiendo el interior y algunos niños corriendo que la miraban sin conocerla, se encamino a sabiendas que Karina la seguía hacia la parte de atrás de la casa recordaba a su madre a cada paso que daba, como de niña la hacía girar en aquella misma sala antes de detenerse frente a piano negro y explicarle como tocar la canción favorita de la abuela.
Esa casa encerraba buena parte de la vida de su madre, sus errores y victorias era cosa de ver las fotos que ella no entendía porque seguían en las repisas, las de su madre pequeña sostenida en brazos del abuelo que la alzaba como vitoreando, los diplomas que adornaban las paredes… con el nombre que tanto amaba en ellos… no comprendía porque seguían allí junto con aquel piano negro, si la abuela proclamaba a los cuatro vientos su odio hacia ellas.
La música ceso un ambiente dramático de película de terror sin duda, enfoco a su tía que avanzaba enfurecida hacia ella como si hubiera cometido el pecado más grande del mundo y sabía que así era no se movió un centímetro a pesar de que la palma se abrió impactándose en su mejilla generando un ruido seco junto con varias exclamaciones - ¿Cómo te atreviste a venir?.
-Un gusto verte también- afirmó riendo quedamente para negar con la cabeza- vine porque intentas quitarme lo que me pertenece y como no estás dispuesta a cedérmelo por la buena… lo quiero por la mala.
-Nada de lo mío es tuyo - sintió como tiraban de su blusa - todo lo que tengo es mío por derecho, tu madre…. Tú madre lo tomo sin permiso de nadie y me lo debes por tener que tolerar las llamadas de los tutores y tener que ir a la ciudad a firmar tantas veces tus cartillas.
-Casi muero de hambre - reclamo por lo bajo - aun era una niña cuando mamá murió y a ti no te importo ¿Firmar cartillas? No me hagas reír, pase hambre, tuve sueño y temía no poder pagar las cuentas de la casa ¿Y a ti te importo?_ cuestiono con ira - nunca te pedía nada y ahora me quieres quitar lo único que mi madre me dejo con tanto amor.
-Es mi recompensa - la escucho decir.
-¿Por qué? - cuestionó elevando levemente la voz - ¿Por tu infinito desprecio?- dio dos pasos al frente viendo a su tía retroceder por lo que se detuvo asombrada de nueva cuenta recordando a su madre, una vez como esa en una escena como aquella… su tía frente a su madre, su madre protegiéndola con su cuerpo… su tía retrocediendo.
“No me iré, porque esta es mi casa también, es mi madre también y la amo, mi hija tiene tanto derecho como yo a estar aquí no te atrevas a decirle a Andrea que tiene que irse o privarle jugar cuando lo desee…. Si mi madre no me quiere aquí me lo dirá, mas nunca lo ha hecho… no seas un bruja con mi hija… porque de verdad te partiré la cara hermana”.
-Es mejor que te vayas - le escucho decir.
-No seas una bruja conmigo tía - noto como retrocedían de nueva cuenta - quiero mi departamento, el departamento que mi madre con tanto amor me dejo… no te permitiré que me lo quites - afirmó con seriedad.
-Es mío ya- la miro con sorpresa - tu madre me debía dinero y esa es la paga de esa deuda, desalójalo apenas regreses porque no te quiero allí.
-Es mentira - le afirmó - eso que dices es mentira - se acerco con ira notando como la mujer retrocedía de nuevo.
-No lo es tengo un pagare firmado - vio a su tía reír con fuerza - mi hermana era un desgracia, me pidió el préstamo cuando tu amadísimo padre se largo… y ahora lo hare efectivo, me quedare con ese hueco tuyo… lo venderé para comprarle uno más grande a Julio porque empieza la universidad.
¿Cómo se atrevía esa mujer a intentar despojarla del recuerdo de su madre?, dio dos pasos fuera de sí antes de percibir las  manos sobre sus hombros con firmeza notando a Karina dando un paso delante suyo con seguridad - Lamento informarle entonces señora - la escucho puntualizar - que nuestro abogado hará acto de presencia en unas horas para tratar este asunto - noto a su tía mirarla extrañada por lo que sostuvo la mirada, no comprendía a que jugaba Karina… aun no contrataban al abogado - así que le aconsejo llamar al suyo cuanto antes… nos sentaremos allá mientras tanto para no incomodarles la fiesta.
El apretón en su hombro la guio a una mesa desierta en una esquina que reconoció con sorpresa, ella siempre tomaba ese lugar con su madre escuchaba a Karina diciéndole que aun debía aprender a controlarse mejor, algo sobre invalidar el dichoso pagare y que esa mujer no tenía ni la mínima idea de la que le caería en unas horas.
Suponía que Karina consiguió el abogado en la ciudad, le agradecía su atención mientras los recuerdos continuaban arremolinándose en su cabeza estar allí era una verdadera tortura… todos esos rostros ahora mas adultos y maduros, a todos los recordaba, los comentarios, como se aferraba a su madre procurando no alejarse de ella, no comprendía porque la vida insistía en dar tantos giros, obligándola a acabar en aquel sitio.
La vida le sonreía estaba casada con una mujer maravillosa, había amor y la sensación de vacío se esfumo por completo, escucho la música resonar esta vez en un volumen más bajo mientras las horas pasaban lentamente. Miro el rosal al lado de su mesa su madre le contaba que ella lo había plantado porque a la abuela le encantaban las rosas, de hecho todo aquel jardín en la parte trasera era obra de su madre… hubiera sido una gran ingeniera de jardines si se lo hubieran permitido, recordaba que ese lugar era por mucho como su madre… si estaba en una estación diferente, los colores cambiaban sobrecogiendo a todos allí.
Las palabras de su madre al hablar de su abuela siempre estaban revestidas de un infinito amor, ¿Cómo no? Todo aquel jardín era una expresión de ello y entonces le volvía la duda ¿Qué se rompió entre ellas?, observo la menuda figura de su abuela salir al jardín recibiendo el abrazo cariñoso de todos sus nietos, recordando cuando su madre se acercaba y ella simplemente le daba la espalda… rememorando la última vez que estuvo allí, a la imagen de su madre abrazando la espalda de su abuela con fuerza diciéndole que la amaba.
Ese día se sorprendió, en todos esos años de ir y ser rechazada su madre nunca hizo aquello pero ese año… se aferro con tanta fuerza que juraría que la coraza de aquella anciana estuvo por romperse luego de eso su madre se marcho para nunca más volver, se giro enfocando a Karina negándole con la cabeza - voy dentro necesito aire - le afirmo mientras le asentían percibió los ojos arder… ya habían pasado más de cuatro horas desde que llegaron y ni rastros del dichoso abogado pero lo que si sentía era la tristeza ahogándola ante la ausencia de su progenitora.
-Mamá- llamo quedamente en el silencio de la sala esa que ya no estaba invadida por una música estridente, se vio a si misma cuestionándole porque seguían asistiendo a pesar de todo lo que les decían.
“Porque creo en la canción de tu abuela…. Que Dios tiene un plan para mí, entonces… seguiré viniendo a darle mi amor a tu abuela, para mostrarle que la necesito en mi vida aun cuando ella no me desee en la suya…. Que siempre será mi madre, a agradecerle en silencio… todo su amor y paciencia…”
Recordaba verla sentarse frente a aquel piano a abrirlo como ella lo hacía, tecleo la primera tecla sorprendiéndose al ver el instrumento perfectamente afinado jugo un rato con él… recordando como su madre le hablaba mientras enseñaba esa canción del tiempo en que perdió todo lo que construyo y como se levanto con paciencia y fe, tecleo las primeras notas sin notarlo siquiera sus dedos presionaron creando de a pocos la introducción de aquella melodía.
La música su amada música la transporto de a pocos a un mundo donde ella aun era una niña y su madre estaba sentada a su lado, cuestionándole sobre esa canción y a su madre diciéndole con paciencia que todo en la vida tenía un motivo…. Y que al final ese motivo se mostraba claro ante nuestros ojos, dejo caer ambas manos sobre el teclado respirando con profundidad.
Las notas empezaron a escapar de nuevo mientras la luz de la tarde se perdía detrás de alguna nube y ella continuaba mirando a su madre a su lado… sin saber cuándo siquiera empezó a cantar.
Mi vida controle creí saberlo todo
Así seguí a mi corazón más el me trajo aquí.
Luche y me revele te impuse mis anhelos,
Tu amor mi orgullo quebranto, tu luz me hará vivir.

Las risas de su madre eran tan hermosas sus abrazos tan llenos de paz, recordó su niñez las manos dulces que siempre la guiaron y el infinito amor que la envolvió, las manos de su madre sobre las suyas enseñándole a tocar el piano… recordándole que el amor es en ocasiones el mejor maestro, se recordó perdiendo a su madre mientras su voz aumentaba en intensidad.
Tu Dios tienes un plan lo entenderé,
Ya nada voy a cuestionar
Pues tu Dios tienes un plan.

Lágrimas empezando a envolver su rostro, esas mismas que derramo frente a la tumba de su madre el día de su sepelio… el día que la perdió para siempre, lágrimas al ver a su alrededor y encontrarse sola, aterrada ante un futuro que no sabía manejar… a sus pies caminando sin rumbo, sin un lugar al cual volver.
Si mi alma haz de probar no entiendo los motivos
Tal vez si aprendo la lección, vendrá la madurez,
La meta hay que alcanzar con fe será sencillo
Si quiero hacer lo que es mejor te tengo que creer

Recordó el restaurante al que camino ese día que se graduó… sus cosas ubicándose sobre la mesa, las conversaciones y la ausencia de su madre, su alegría y la soledad inmensa rodeando su alma al no poder compartirla, tomo aire parpadeando enfocando las teclas volviendo a ver las manos de su madre sobre las suyas guiándola en el piano .
Tu Dios tienes un plan lo entenderé,
Ya nada voy a cuestionar
Pues tu Dios tienes un plan

Stefani sentándose, Rocky sonriendo cambiando su presente llenando su futuro… las risas, los momentos compartidos y la soledad desapareciendo del todo, el amor levantando los escombros de su alma, reedificando su ser por completo… sus errores siendo perdonados, sus debilidades volverse fortalezas al reconocerlas cerró los ojos para abrirlos enfocando a su lado para ver el rostro sonriente de su madre…. Su lección… la lección que empezaba a comprender… la canción que tocaba, la que adoraba su abuela, la que su madre estaba más que encantada de cantar… la que ella estaba cantando con lágrimas en los ojos y la claridad del entendimiento.
Tal era su concentración que no noto como su abuela se detenía en el umbral de la puerta que daba al patio o como Stefani se asomaba a la puerta de entrada mirándola con sorpresa seguida por Evelyn mientras las nubes del cielo se apartaban bañando el lugar de luz y haciendo el piano brillar mientras su voz se elevaba con fuerza.
En una nube el cielo imaginar
Y como un ave quise yo surcarlo.
Mas fuiste tú quien me enseño a volar,
Si a tu voz atiendo de ti aprendo.

Stefani sintió los ojos arder y las lágrimas escapar cuando escucho lo apasionante de aquella voz, era como si Andrea transmitiera un profundo dolor con cada nota del piano y una inmensa alegría con la letra, un sentimiento agridulce que le hacía recordar sus pérdidas pero también mirar con fuerza hacia el mañana con la esperanza de algo mejor, escucho el llanto ahogado de la anciana al otro extremo de la estancia, como esta se sujetaba al marco de la puerta llorando con intensidad y murmurando algo que ella no lograba comprender, enfoco sorprendida a Andrea elevar el tono de su canción de nuevo
Pues tu Dios tienes un plan lo entenderé,
Ya nada voy a cuestionar
Sé que al final responderás
Tu Dios tienes un plan

Sonrió a la imagen de su madre que le asentía en el piano a su lado “no tengas miedo hija mía, al final siempre tenemos la respuesta que deseamos si miramos con atención, no odies, no reclames solo llena tu mundo de amor”
-Jessica- se giro sorprendida mirando a su abuela casi correr hacia ella abrazándola con fuerza – Jessica - la escucho repetir con voz cortada por el llanto, mientras repetía el nombre de su madre incesantemente - lo siento, lo siento…. Hija mía perdóname por favor… - trago grueso intentando controlar el llanto que pujaba por escapar de su garganta - Te amo hija, fui necia, testaruda y orgullosa… Jessica…. Perdóname por favor cariño… Oh Dios - la vio enfocarla con intensidad -Oh… Dios… tu madre ya no puede escucharme_ le escucho decir mientras la anciana abrazaba el piano con fuerza -  es mi castigo que tu madre no me pueda escuchar ya… no darle ese abrazo que tanto me pidió y yo me negué a obsequiar, cambiaria toda mi vida si tan solo pudiera girarme ese día y aferrarme a ella como ella se aferro a mí….
-Abuela- la llamo quedamente- Dios tiene un plan - repitió con firmeza para abrazarla - mamá te amaba, siempre te amo y sabía que tu también la amabas, yo vine a reclamar algo sin saber que hoy mi misión no era esa sino tú… mi madre te amaba, nunca tuvo nada para ti que no fuera amor… así que no te tortures… porque aunque no se lo decías ella también sabía que la amabas.
Evelyn estaba apenas pasos delante de ella - Dios siempre tiene un plan - se giro al escuchar aquello enfocando a la chica que meses atrás vio a la entrada de aquel bar donde encontró a Andrea, los ojos cafés intensos tan parecidos a los de Andy - A veces nos toma más tiempo comprenderlo otras solo necesitamos un empujón - vio una lágrima cristalina resbalar por la mejilla - en ocasiones… un paso en la dirección correcta, el primer paso es importante.
-¿Ángel?- dejo escapar llevándose -Eres un… un…. Yo… tu…
-Soy el rostro de Dios si - observo el suave resplandor - su madre estaba algo preocupada - le dijeron levemente - por eso nos envió… tu madre también se preocupo, pero todo estará bien ahora - la vio girarse notando como otra figura se ponía a su lado, una con unos intensos ojos de su mismo color - no nos hagan volver… no las preocupen más… vaya chicas especiales para que nos enviaran….
-¿Pasa algo?- dio un salto al percibir la mano de Evelyn sobre su hombro, negó suavemente antes de girar escuchando el fuerte llanto de la anciana que aun se aferraba con fuerza a su esposa, dio un suspiro llego allí porque Karina la llamo, trajo a Evelyn consigo porque era necesario y ahora entendía con aquella canción que Andrea había cantado que quizás las cosas ocurrieron justo como debían.
Se giro con cansancio sobre la alfombra de la habitación suspirando de manera apacible antes de sentir el peso en su espalda, la calidez de la piel desnuda y la humedad de los labios sobre la base de su nuca - Dime que vienes a matarme prego -escucho la risa fuerte y cristalina antes que el peso de su espalda desapareciera y la persona que estuvo sobre ella apareciera a su costado.
-¿Cansada? - negó delicadamente para acercarse acurrucándose a aquel cuerpo ¿Cuánto llevaban así tres días?, si ese era el tiempo justo y no le importaba, nada le interesaba ni las llamadas perdidas de su teléfono, ni los papeles que jamás reviso de la oficina… ni siquiera el hecho de estar agotada de placer y éxtasis. Enfoco los ojos grises que le miraban juguetones, se estaba aferrando a lo imposible con tanta fuerza que era aterrador quizás por eso no se marchaba de casa de Arian… porque enfrentar el mundo real sería demasiado.
-Tienes como mil llamadas perdidas - rió notando como ella movía el teléfono móvil a centímetros de su cara - empiezo a temer que me acusen de secuestro - soltó una carcajada girándose para enfocar el techo con pereza - de verdad digo yo no le importo a nadie en realidad - la enfoco con profundidad escuchando el tono decaído - bueno a Clarisse sí pero sabe que desaparezco por trabajo… en cambio mira tú teléfono no para de sonar- lo tomo empezando a revisar los números mientras sentía como se acurrucaban causándole un placentero cosquilleo… todas las llamadas eran de la Mansión Del Valle y al menos 10 eran de Italia… aquello era una mala señal sin duda.
-Debo ir a casa - informo con voz quebrada - tienes razón no quiero meterte en un problema y me temo que no tarda en armarse uno - lanzo el teléfono con pereza - me tardare medio día - afirmó escuchando la risa divertida- ya sabes hacer acto de presencia para que no crean que me secuestraron, aunque creo que si lo hiciste…
-Algo así… aunque colaboraste - giro ubicándose sobre ella divertida- oh si eres una colaboradora exquisita - se inclino besando el cuello con cariño, mientras sus manos empezaban a trazar delicados círculos sobre el cuerpo que se entregaba con tranquilidad a ella.
-Yo soy molto colabo…co...col…ahhh amore - la miro pidiendo ayuda para escuchar la risa resonar con fuerza y quejarse levemente en italiano ante aquello por lo que simplemente recibió un abrazo cariñoso, esos días había recibido muchos… recordaba que incluso corrieron por toda la casa cada una solo con una camisa encima porque le había pintado la cara a Arian mientras dormía, la persiguieron escaleras abajo para acabar tendidas en el sofá, estaba segura que no existía sitio de aquella casa que quedara “virgen”, habían tenido sexo en todas partes y de todas las manera posibles… bueno ella hizo el amor- Vita mía.
-Lo sé-  escucho el suspiro algo pesado - ¿Solo te irás medio día verdad? - asintió con tranquilidad- eso me dará tiempo de sacar algo de trabajo, siento que me despiden cualquiera día de estos pero valió la pena- sintió como se separaban de ella por lo que giro en el piso viendo los pies pasearse por la recamara.
Suspiro con embelesamiento la amaba tanto que era doloroso, le encantaría poder presumirle a su amor al mundo entero,  pero claro no podía porque su amor no la amaba… si ella supiera que era su universo completo, que la consideraba la mujer más bella del mundo… que era en ella donde nacía, donde moría… el lugar donde existía. Ese sitio perfecto donde recuperaba sus años perdidos, la fe que le arrebataron, donde descansaban sus ansias por la vida, sus ganas de crecer… la magia del mundo entero la descubrió en un beso de aquellos labios, las maravillas del universo en aquella piel…. Si supiera que de solo pensar en ella se convertía en la persona más cursi de la tierra - ¿Nos bañamos juntas? - sonrió levantándose en el acto para abrazarla por la espalda escuchando la risa - Bañarse Tory… bañarse - le escucho repetir suavemente.
-Va bene seré buena - percibió las caricias en el cabello mientras reía ingresando en el baño para abrir la ducha gritando al recibir el agua fría sobre su cuerpo desnudo- bagno no sexo - afirmó escuchando la risa a pasos suyos.
-Yo no me meto allí ábrele a la caliente -  vio el gesto entre serio y divertido, extendiendo la mano para tirar de su amante con fuerza que dio un grito pegándose a ella bajo el agua mientras ambas reían viéndose a los ojos y temblando, noto los ojos grises cambiar de expresión a una que no identificaba antes que la abrazaran con fuerza como si el mundo se fuera a acabar, regreso el abrazo con intensidad, acariciando la espalda por instinto intentando llamar a una calma que parecían necesitar, antes que se separaran de ella besándola apasionadamente…. Y no lo entendía, el universo entero sabía que no comprendía….
Estaba ignorándola… si eso hacían, la ignoraban campalmente mientras ella caminaba detrás como un perrito pero siempre supo tener paciencia - Necesitas un vestido - dejo escapar con seriedad provocando que se detuvieran y chocara contra aquella cálida espalda.
-Me casare como todos en casa con mi uniforme- la miro boquiabierta para dar un rodeo plantarse en frente y señalarla con seriedad- ¿Qué?
-Te dieron de baja - afirmó notando la boca entreabierta y esbozando un gesto triunfal - vas a necesitar si o si un vestido.
-Siento sacarte de fantasilandia -noto la barbilla alzarse por lo que la miro con temor - pero mi baja está en trámite, eso quiere decir que si me puedo casar con uniforme, siempre y cuando me case antes de que hagan oficial mi baja - abrió la boca indignada en el mismo momento que le sacaban la lengua y la apartaban para seguir avanzando.
-Eres una mala amiga que destruye todas mi ilusiones- afirmo con lágrimas en los ojos y mirando a Vanessa dolorida.
-No funcionara - suspiro pesadamente- y no pienso usar un vestido porque en casa nos casamos con uniforme.
-Eres imposible - se adelanto unos pasos para detenerse frente a un ventanal de lencería sonriendo de manera pervertida para enfocar a su amiga que se detuvo mirando al ventanal y luego a ella - no pensaba en decirte nada a ti querida- vio la ceja levantarse mientras ella sonreía aun más - me imagina lo sexy que se vería tu pelirroja en ese jueguito de lencería roja - dio un grito echando a correr a pesar de que medio mundo la observaba, porque la iban a matar si…. Pero valió la pena por ver ese jodido sonrojo…. Valió la pena.
Llevaban todo el día de compras por decirle de alguna manera, en realidad Vanessa tenia la lista de la mitad de las cosas que se necesitaban, vieron varios presupuestos para los gastos aunque bien sabia ella que con su amiga era una persona sencilla lo que les estaba quebrando la cabeza eran las dichosas alianzas matrimoniales y la negativa del vestido…. Bueno ya se lo esperaba, por eso quería ir con Heren pero ese remedo de mejor amiga la trato de pervertida delante de la madre de la chica, la denigro a mula de carga y básicamente la amenazo con que Cañón le arrancaría una parte del trasero si se acercaba a su mujer…
Percibió el tirón de su blusa rezándole a dioses que no sabía que existían antes de sentir el fuerte golpe en la cabeza y empezar a lloriquear como si tuviera cinco años mirando a Vanessa seria- Me dolió - se quejo antes de percibir como tiraban de su brazo hacia una joyería - eres una bestia salvaje sin corazón.
-Y tu una jodida pervertida… me es difícil imaginar que seas madre- le afirmaron por lo que la miro indignada.
-Mis ratos de esparcimiento no tienen nada que ver con mis capacidades de crianza y mi estabilidad matrimonial… no espera con mi estabilidad matri…- recibió otro fuerte golpe- ¡BESTIA!
-Eso es por dar demasiada información, ahora se útil en algo y ayúdame a ver los anillos - enfoco el vitral sonriendo de medio lado al ver la concentración de la persona a su lado, parecía genuinamente preocupada por encontrar los anillos ideales.
-Vane- la llamo pegándose a ella un poco-  ¿Y si las diseñas tu?- noto como la miraban levantando una ceja- en la escuela eras muy buena dibujando y tomando fotos- vio los ojos negros desviarse mientras salían de la joyería- eres mi mejor amiga, se que te encantaba ser policía pero también sé que lo hiciste por honrar la memoria de tus padres… ¿Recuerdas lo que decían los maestros? Que serias una gran diseñadora gráfica, fotógrafa o arquitecta…
-Decían que ser policía era desperdiciar mi talento pero ellos no entendían - noto como tragaba grueso mientras continuaban caminando… claro que no entendían, ella en cambio si lo comprendía, recordaba a Vanessa contándole las razones exactas que se resumían en una… no es fácil ver morir a tus padres delante de tus ojos por defender a unos desconocidos… y desde entonces solo desear ser igual de valiente, todo Savedra muere a los treinta eso le dijo entonces, yo deseo morir como ellos cuidando a los demás.
Entonces lo comprendió Vanessa jamás creaba un plan a futuro… a largo plazo, creyó que lo haría al conocer a Cris porque nunca vio a dos personas que se compenetraran también, las recordaba a las dos en la banca del parque cerca de la escuela a Vanessa sobre el regazo de Cris y a Cris enredando sus dedos en el sedoso cabello negro hablando de eternidades, de futuro y sueños…  solo en esa ocasión escucho a Vanessa hablar sobre el futuro que se resumía a una única cosa ir de viaje con Cris, la escuchaba en el hospital aferrándose a la mano de ella mientras le decía que tenía todo listo para un viaje genial cuando saliera del hospital, la recordaba mostrándole los boletos mientras Cris medio le sonreía con cariño, las lágrimas siendo contenidas en los ojos negros de su mejor amiga mientras le narraba sobre los paisajes que ella sabía nunca verían juntas… se recordaba a sí misma en la azotea del hospital a pasos de Vanessa mientras rompía los boletos de aquel viaje el día que Cris murió…. Siguiendo el libreto de su vida con tranquilidad y ella observando en silencio.
Todo cambio cuando Herendira apareció vio ese brillo en los ojo de Vanessa que creía perdido, la escucho hablar de planes primero de un fin de semana, luego de la semana siguiente…. Finalmente le decía “Herendira piensa que deberíamos ir a la playa en vacaciones, pasar las vacaciones allí… yo le dije bien playa en vacaciones pero el otro año decido yo”, fue entonces que lo supo, Vanessa había encontrado a la persona que la cambio sin notarlo siquiera; la persona que generaba que pensara en el mañana… más allá de los treinta.
-Bueno la cosa es que ya no eres policía - respondió con tranquilidad - yo creo que serias una gran fotógrafa y que el regalo de bodas ideal es que le diseñaras a Heren los anillos matrimoniales - la tomo de la mano para meterse en una tienda de fotografías comprando dos cámaras ante la mirada sorprendida a pasos de ella, así como un cuaderno de dibujos - me los pagaras cuando seas famosa.
-¿Estás loca?- negó con la cabeza ignorándola para sacar una cámara y ubicarla en el cuello con cariño - ¿Virginia?- sonrió mirándola antes de tirar del aparato pegando sus rostros a más no poder para tomar una fotografía.
- Amo a mi mejor amiga - dejo escapar con el rostro pegado del todo al de Vanessa - creo firmemente en ella, pero ante todo deseo que sea feliz - se separo mirándola a los ojos - muy feliz, así que inténtalo - se colgó de ella con fuerza escuchando un murmuro quebrado de algo parecido “Estúpida Virginia yo también te amo”.
Intento escapar, lo intento con tanta energía pero no entendía como le leían la mente con tanta facilidad así que estaba sentada en la tienda viendo el quinto vestido y escuchando un suspiro de Georgi a su lado mientras ella se tapaba el rostro agotada… debió insistir en acompañar a su Diosa Viviente para librarse de esa tortura.
-Maaaaa- dejo escapar en tono consentido- no quiero casarme con vestido- escucho las exclamaciones a su alrededor mientras varias mujeres de la tienda la miraban con indignación, y una vendedora abrazaba un vestido consternada- ¿Qué?.
-No digas blasfemias - miro a Georgina con la boca abierta- todas quieren un hermoso vestido de novia y tú no eres la excepción - enfoco a su madre haciendo un enorme puchero para notar cómo estaban a punto de ceder a sus deseos- Mamá no dejes que te manipule - enfoco a su hermana de manera asesina_  esta quiere un vestido lo que pasa es que es vaga a la hora de medírselos.
-Metiche- le dijo enfadada a su hermana - quiero casarme con un vestido que tenga algo de color no de blanco pálido - escucho varias exclamaciones a su alrededor volteando los ojos en blanco - las mujeres de la antigüedad se casaban de blanco porque…
-Oh Dios- vio a Georgina sentarse pidiéndole a una vendedora que le trajera un café - siéntate mamá aquí viene la clase de historia universal para defender su pobre alegato que desarmare en dos instantes.
-Mamá Georgina me está molestando- afirmó dando saltitos para señalar a su hermana mientras veía a Sasha llevarse una mano a la cara y negar con la cabeza - el blanco es porque te casabas virgen… y te aseguro que a duras penas hay dos mujeres vírgenes aquí - escucho una taza de café romperse en algún punto perdido.
-¿Y esa es tu pobre defensa? - miro a su hermana deseando arrancarle la cabeza - Ya todos sabemos que no eres virgen - abrió la boca enfocando a su madre que apoyo su mano en una pared al parecer tomando aire - casarse de blanco es una tradición ya da igual si eres virgen o no…
-Claro… tú  estabas embarazada cuando te casaste - afirmó sonriendo antes de dar un grito al sentir como una almohada se estrellaba en su cara seguida por la mano de su hermana tirándole de la oreja - era broma…. Me duele… ¡¡MAMI!!
-¡NIÑAS!- Sasha respiro profundo unos instantes antes de enfocar a sus dos hijas - Georgina deja en paz a tu hermana  y tu Herendira compórtate - miro los rostros consternados delante de ella - son mujeres adultas dejen de pelear como dos crías… creí que tenían superada esa etapa de sus vidas.
-¡ELLA EMPEZO!- escucho decir a las dos al unisonó mientras se volvía a llevar la mano a la cara casi llorando.
-¡SILENCIO!- grito generando que dos enormes pucheros se esbozaran delante suyo… rio quedamente esa capacidad de manipulación sin duda era herencia suya - Ya lamento gritarles mis amores… les comprare helado luego - noto las sonrisas iluminar el rostro sin poder creérselo, sus hijas era unas crías o se comportaban como unas con ella… Georgina era extremo madura, la había visto con su hija y esposo, Herendira también no debía ser uno muy observador para notarlo ¿Entonces qué pasaba allí? Solo faltaba que Miguel llegara pidiéndole un carrito - a ver hijitas… seguimos con los vestidos.
-No quiero vestido - y ahí estaba el tema de nuevo_ no uno de estos son demasiado pomposos - parpadeo un instante notando como Georgina hacia lo mismo mirando a su hermana - me gustan si…. Pero ella se casara con su uniforme de policial… no quiero desentonar.
-El blanco va con todo - escucho decir con despreocupación a Georgina - y su traje de gala de la policía es azul… así que por eso no te preocupes.. ¿La verdadera razón?_ noto a Georgina abrir la boca a más no poder_ ¡TE EMBARAZO!_  se llevo la mano a la cara por al enorme animalada que acababa de decir su hija mientras escuchaba varias tazas mas de café romperse en sitios perdidos de la tienda, quizás ir a la mejor tienda de vestidos de novia de la ciudad no fue buena idea  -¡ESA MUJER HACE MILAGROS!
-¡GEORGINA VILLAFIEL! - enfoco a su hija mayor que no paraba de reír mientras la menor la miraba de manera asesina y la mitad de los clientes de la tienda abandonaban el lugar - es la última vez que te digo que dejes en paz a tu hermana.
-Yo quiero algo pequeño - vio el rostro serio de Herendira - quiero una fiesta pequeña con mis amigos… y …y…y…y…ella…ell...ell…
-Deja de tartamudear hermanita - la mano de Georgina despeino el cabello pelirrojo con cariño - Mamá no te dirá que está mal o te mandara a callar - parpadeo mirando sorprendida a su hija mayor que con aquella simple frase le explicaba buena parte de la vida de su hija - si quieres algo pequeño será pequeño… ¿Qué más quieres?.
- A ella- la escucho agregar por lo que sonrió - solo eso…
-Entonces yo decido que el vestido es blanco - noto el empujón que Georgi le daba a Herendira por cinco segundos creyó que tendría a sus hijas maduras de vuelta por cinco escasos segundos…. Enfoco a la vendedora pidiéndole un café bien cargado empezaba a creer que sería un muy largo día.
Sentía las miradas sobre ella todas acusadoras mientras abrazaba con fuerza a su abuela que finalmente se había tranquilizado luego de llorar hasta el cansancio envuelta en sus brazos, su tía intento separarlas pero ella se lo impidió con una mirada firme y severa.
Vio a la anciana levantarse para acariciar su rostro con cariño mientras la ayudaba a sentarse en uno de los sillones de la sala - Madre es mejor que subas- enfoco a su tía con fiereza -tengo que hablar con esta cría.
-La cría tiene un nombre- se giro escuchando al voz de su esposa y reparando en ella por primera vez -  es Andrea… Andrea Del Valle.
- ¿Cómo?- cuestiono sorprendida.
-La momia me dijo dónde estabas - vio el guiño del ojo mientras su mujer avanzaba directa a su tía - Stefani Del Valle - le escucho presentarse mientras su tía reía con fuerza enfocándola.
-¿Ves mamá, una degenerada como Jessica? - vio como la señalaban por lo que la miro con ira - Se caso con una mujer, al menos su madre se caso con un mafioso - Andrea apretó la mandíbula con molestia -Es mejor que se vayan.
-Ella no se irá - enfoco a su abuela con sorpresa - no perderé a mi hija de nuevo - percibió como tomaban su mano con fuerza - además parece una buena chica.
-Siempre lo mismo era tu favorita - enfoco a su tía con sorpresa - Jessica era tu favorita…estaba sobre mí siempre, la preferías.
-No es verdad, las amo a las dos… ¿No comprendo de donde te vienen esos celos hacia ella? - se separo de su abuela ubicándose al lado de Stefani que entrelazo su mano sujetándola con fuerza - tú te apartaste de mí siempre, tu hermana compartía actividades conmigo… tú en cambio nunca quisiste, intentar acercarme a ti.
-Preferías a esa cualquiera.
-¡ NO TE ATREVAS A HABLAR ASI DE MI MADRE!- se soltó de la mano de Stefani avanzando hacia su tía y encarándola.
-Eres igual a ella, los mismos ojos desafiantes y altaneros - le escupieron casi encima -  como ella tienes un destino marcado en la desgracia… tú…
-Estoy orgullosa - levanto el mentón irguiéndose cuan alta era mientras notaba a Karina mirar desde la puerta sonriéndole gritándole con la mirada enfréntala -  de parecerme a ella, de tener sus ojos y su carácter, su fuerza y voluntad - dio un paso delante viendo a su tía retroceder - su bondad y sus defectos…. Porque mi madre me formo y de ella aprendí lo bueno y malo - hizo una pausa viendo a su tía retroceder_ me alegro de carecer de tu orgullo enfermizo, de tu rencor y defectos- la señalo notando los ojos que la miraban sin mirarla - ¿Cuánto más rencor vas a guardar?
-Cállate Jessica - la escucho gritar con ira - no sabes nada de la vida.
-Se lo importante – afirmó - sé que no me quiero parecer a ti-  arrastro la voz - odia todo lo que quieras, desprecia cuanto tu corazón necesita yo no llenare el mío de tu veneno - respiro con fuerza -  tengo algo más importante dentro mío, que ni todo tu rencor y desprecio se pueden llevar.
-Eres una imbécil… igual que esa mujer… esta justo donde debe tres metros bajo tierra… tu madre era una…
-Cállate Raquel - se giro enfocando a su abuela sorprendida- no te atrevas siquiera a insultar a tu hermana una sola vez- vio a la anciana avanzar poniéndose delante de ella -  no lo permitiré de nuevo.
-¿No lo permitirás madre?- noto como su tía se giraba enfocando a su abuela - yo no soy más que el reflejo de tu impecable persona, tu propia creación…. Odiaba a Jessica, su linda forma de ser, esa bondad asquerosa que dejaba escapar por cada poro, su forma de verte con completa adoración - escucho la risa - y adore cada error que cometió, yo misma le presente a Almeira en la universidad, yo me encargue que su estupidez de ver siempre lo bueno en los demás fuera su ruina…- apretó el puño con ira - Mamá a pesar de que tu hija te amaba creíste lo que te dije ¿verdad? - movió los ojos enfocando a su tía sorprendida, escuchando la risa- “La odio… odio a esa vieja que mantiene controlada mi vida y no me deja hacer de ella lo que quiera, es verdad… siempre finjo cariño cuanto la detesto hasta le hice ese estúpido jardín para que me dejara en paz, por eso me casare con Almeira hermana para alejarme de esa asquerosa mujer”… ¿De verdad creíste que esa estúpida diría algo así? , cuando no paraba de preguntar si estabas enfadada, que quizás hacia mal al escapar para casarse…. Mi pobre hermanita… - vio a la anciana llevarse la mano al pecho- preocupada por mami…. Yo me encargue de decirle que mami la odiaba, que huyera  y se fuera lejos para nunca volver… debiste ver sus ojos cafés llenos de temor…. Yo..
Karina soltó un suave auch al ver a la mujer irse de espaldas y caer sosteniéndose el rostro en el piso a su lado mientras la pierna de Andrea se mantenía en alto - Creo que hablaste de más - le dijo divertida - antes de ver a uno que suponía era su hijo intentar conectar a Andrea antes de atravesar el cristal del jardín, quedando tendido - Linda patada Stefani - afirmó ingresando a la casa para ver la posición de defensa de la rubia a la que paso despeinando los cabellos - Creo que deberíamos calmarnos todos - afirmó intentando relajar el ambiente - Estas reuniones familiares pueden tender a… - suspiro al ver a Andrea levantar a su tía de la camisa con rabia - para darle otro golpe mandándola a la piscina del jardín -  Almeira…
-Es Del Valle - escucho corregir a Stefani.
-Entonces controla a tu esposa - le dijo notando como la chica tiraba de Andrea para alejarla de la piscina e ingresarla a la casa, mientras ella revisaba los signos vitales de la anciana que parecía bastante impactada de todo lo que sucedió a su alrededor, antes de reparar en la presencia de Evelyn que la hizo palidecer mientras le daba un vaso de agua a la mujer… -Jessica - escucho llamara a la anciana notando como Andrea regresaba al lado de la mujer dejando que le acariciara el rostro como intentando tranquilizarse.
-Tía tienes que calmarte - escucho decir a otro hombre al lado de la mujer - ella no es la prima Jessica es… su hija - noto a la mujer parpadear confundida al parecer era mucho para ella en lo que contaba del día.
Raquel emergió de la piscina sujetándose a la orilla y mirando a su hijo intentar ponerse de pie, dando de lleno con unos intensos ojos azules - Soy Stefani del Valle… sino sabe quien soy le recomiendo averiguarlo - trago grueso al ver la mirada intensa que le dirigían -no se atreva a perturbar a mi esposa, su tranquilidad o quitarle siquiera el departamento de su madre…- sintió como la tomaban del cuello de la blusa- soy pacifista pero hay ciertas cosas que me hacen perder el control, si valora la tranquilidad económica de su familia y a sus hijos… le recomiendo no meterse nunca más con mi esposa o la memoria de su madre, le aseguro que me sobran medios para dejarla en algo más que la calle - percibió como empujaban su cabeza hundiéndola del todo en la piscina emergió segundos antes para ver a su hijo caer  a su lado en el agua - Del Valle no lo vaya a olvidar…
Asomo su cabeza, algo nerviosa, en la puerta de la mansión aunque ya sabía ella que las cámaras de seguridad seguramente la habían detectado, se preguntaba que tanto diría Elena cuando la viera entrar con la misma ropa de días atrás aunque no le molestaba en lo mínimo ya que toda estaba impregnada del olor de Arian.
Dio dos pasos veloces escaleras arriba justo en el momento en que escucho la voz - Hanno problema -  palideció al escuchar la voz de su padre para voltearse enfocando unos ojos color cielo idénticos a los suyos - ¿Dónde estabas metida jovencita?
-¿Ma qué cosa? - se giro en la escalera encarándolo - Io soy una adulta y puedo hacer de la mía vita lo que io quiera.
-Ahora resulta - escucho la risa de su padre -tu eres una ragazza la mía ragazza no sabes nada de la vita, io soy el tuo padre… y decido lo que es mejor para ti.
-Pero es la mia vita- alego notando la cara de su madre aparecer.
-Vittoria es totti… le tuo padre tiene razón- desvió los ojos con enfado- nosotros sabemos lo que es mejor para ti… y Fabrizzio es lo mejor para ti, así que prego haznos caso el vino desde Italia por ti.
-No- retrocedió en la escalera- io no lo amo, io… es la mi vita.
-Yo te di la vita - miro a su madre dolorida - y tu padre te la salvo… entiende que solo queremos lo mejor para ti_ apretó con suavidad las manos.
- ¿Entonces me salvaste la mia vita para quitármela? - vio los rostros sorprendidos delante suyo - Mejor me hubieras dejado morir, io no quiero questo coure si me dirás que es tuo y no mio… el mío coure decide a quien amar.
-¡YA BASTA ES TOTTI, NOS VAMOS A ITALIA! - bajo las escaleras para sorpresa de su madre encarando con ira a su padre a pasos suyos.
-IO SOY VITTORIA SALVAGGI, DUEÑA DE INDUSTRIAS SALVAGGI Y YO DECIDO CUANDO ME VOY! - escucho su grito hacer eco en el espacio mientras el rostro de su padre se ponía pálido del todo.
-Calmémonos todos - escucho la voz varonil suave y profunda para enfocar a Fabrizzio recostado en el marco de una puerta - Vic eres molto bela para que hagas esa cara tan fea, vamos soy yo Fabi tu amigo de infancia - vio los ojos negros que le miraban con dulzura dando un suspiro cansado- Cámbiate y vamos a comer para hablar de esto.
-Io no tengo nada que hablar -noto como el joven subía de manera divertida dos escalones hasta dejar sus rostros muy juntos para regalarle una gran sonrisa que la hizo ruborizar en el acto.
-Anda solo una comida - el beso en la mejilla la dejo algo sorprendida- prego - soltó un suspiro derrotado parecía ser que la conocían a la perfección porque asintió girándose para encaminarse escaleras arriba.
La primera vez que vio a Fabrizzio tenía nueve años, recordaba estar en cama agotada cuando la cabecita negra se asomo en su recamara dejando ver el rostro de un niño que le sonreía corriendo a sentarse en su cama “Soy Fabi, seré tú mejor amigo y un día nos casaremos” a ella aquella declaración le había parecido algo muy raro sin embargo estaba muy feliz de tener a Fabi como su amigo recordaba que se quedaba las tardes con ella en su habitación conversando o leyéndole un libro, con el paso del tiempo la costumbre se quedo en ellos pero el amor nunca llego, tenían largos paseos e intimas conversaciones… pasaban las vacaciones juntos, recordaba las risas compartidas, los abrazos cariñosos quizás por eso no le podía negar nada.
-Vic- parpadeo mirándolo con sorpresa -¿Tan malo es casarse conmigo? - arrugo la nariz antes de escuchar la varonil risa invadiendo todo y varias chicas suspirando a su alrededor era natural Fabi era como el David de Miguel Ángel músculos, sonrisa, cabello perfecto, voz profunda apoyo una mano en el rostro mirándolo divertida - ¿Qué?.
-Sigues igual de feo - la nariz que se arrugo en esta ocasión era la que estaba frente suyo, grito con fuerza al verlo levantarse abrazándola con intensidad para morderla en el hombro haciendo que lo golpeara en la cabeza - Ma que cosa eres un perro.
-Tienes que limpiar tu español - noto como encargaban dos copas de vino - Estas sana ¿Por qué tomaríamos agua? -  río suavemente asintiendo - ¿Estas enamorada?.
 -Si- respondió con completa tranquilidad- ¿Y tú?- le vio asentir.
-Desde que tengo nueve años- desvió la mirada con incomodidad observando las mesas del restaurante vacías a su alrededor_ lo sabes nunca te mentí, yo siempre he creído que nacimos para estar juntos tu y yo… desde niños, tengo mucho para ofrecerte tanto amor para darte…
-Pero io no te amo… siempre te lo he dicho no de esa manera- paso las manos por la tela del mantel- ¿Por qué pediste mi mano si sabias que diría que no?
-Porque soy la persona que te hará feliz, la que te dará todo lo que necesitas_ vio la mano envolviendo la suya con cariño_ amor, matrimonio, sexo_ lo enfoco parpadeando sorprendida al cruzar un recuerdo su mente_ en ese orden… porque te amo y te respetaría siempre, yo no sé cómo sea esa persona que amas… pero no la veo aquí contigo_ aparto la mano enfocándolo con molestia.
-No te atrevas a decir media palabra más-  no necesitaba que él le dijera la verdad, ella no quería amor, matrimonio y sexo, quería lo poco que tenía… le era suficiente con eso, con tener a alguien de vez en cuando que la persiguiera escaleras abajo, los abrazos cariñosos, las conversaciones en la cama y el agradable calor que invadía su cuerpo con solo un beso- eres mi mejor amigo pero tienes un límite claro explícale a mis padre que io no me caso contigo.
-Va bene cuando te rompan el corazón yo estaré esperando- trago grueso unos instantes, claro que le romperían el corazón lo tenía claro… pero deseaba pelear la batalla igual quizás solo quizás… acabara compartiendo su corazón y no recogiendo los pedazos- y te hare un trasplante de sentimientos- le lanzo la servilleta con molestia para encaminarse al tocador.
Fabrizzio sonrió estirando la mano para tomar el teléfono móvil, por suerte una Vic enfadada era una Vic distraída iba a dar con el galante caballero que intentaba llevarse lo que era suyo y lo pondría en su lugar, escucho el teléfono sonar no tendría que dar con la clave de solo leer el nombre “Vita mía” le era suficiente, respondió con diversión - Antes de que digas algo… ella es mía - afirmó escuchando una respiración pesada - es mi prometida, se irá a Italia conmigo y se olvidara de ti, me ama desde que tiene nueve años y eso no lo cambiaras por aparecer repentinamente…¿Qué no tienes nada que decir? - la llamada se corto por lo que sonrió divertido, mientras notaba a Vic regresar enfocándolo fijamente- ¿Qué?.
-¿Quién llamo?- la miro extraño antes de verla apartarse el cabello de la oreja revelándole el manos libres - Dame mi teléfono- lo tendió mientras notaba los ojos celestes enfocarlo con ira - ¿Qué le dijiste?
-La verdad - afirmó con decisión - ni siquiera me contesto… valiente Romeo tienes - vio la mano levantarse a centímetros de su rostro con sorpresa.
-Eres mi mejor amigo, tienes suerte de que no te reviente la cara solo por ello - le afirmaron con seriedad - y más te vale que… que…. Dile a mis padres que no me casare contigo_ la vio salir casi corriendo del restaurante con suma sorpresa sin comprender nada de aquello.
Virginia no entendía bien que hacían allí pero vio la cara preocupada de su mejor amiga antes de ver a la cuñada de esta salir por la puerta en jeans y con chamarra cerrando de un portazo - Vamos a celebrar - le escucho decir mientras notaba a Vanessa ladear la cabeza con preocupación - será una gran noche….  - enfoco la chica dar dos pasos delante, que ella recordara Amara no era así, era centrada, callada y para nada fiestera.
-¿Qué paso?- escucho cuestionar a Vanessa mientras arrancaba el auto, sin  obtener respuesta algunas calles después Herendira literalmente salto dentro empujándola_ Arranca… arranca - ¿Qué pasa amor?
-Me escape - noto como la chica se encogía por lo que río divertida - es una pesadilla… eso del vestido… te odio, odio que puedas usar uniforme - la risa de todas acabo por invadir el espacio - ¿Dónde vamos?

-A su despedida de soltera - escucho decir a Amara por lo que levanto una ceja - necesito alcohol, mucho alcohol….
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

9 comentarios:

  1. ayy dioss esto es una locura vamos vic lucha no te dejes vencer... felicidades como siempre los capi geniales atten lis desde vzla

    ResponderEliminar
  2. QUÉ HISTORIA TAN BONITA, NO PUDE EVITAR EL LLANTO EN LAS ESCENAS DE ANDY CON SU ABUELA, COMO TAMPOCO PUDE DEJAR DE REÍR CON LAS ESCENAS DE SASHA CON SUS 02 HIJAS Y LO DEL CARRITO DE MIGUEL EN LA TIENDA, Y AHORA ME DEJA PREOCUPADA LA SITUACIÓN DE TORY Y AMARA, DE VERDAD QUÉ FACILIDAD DE LA AUTORA PARA PLASMAR ESTA MEZCLA DE SENTIMIENTOS.

    MUCHAS FELICITACIONES PARA SOMBRA... ¡TREMENDA ARTISTA!.

    ELI, DESDE PERÚ.

    ResponderEliminar
  3. Buenisimo el capitu, hay veces somos victimas de nuestros propios inventos.
    Insisto adoro a STEFANI DEL VALLE....

    Gracias Sombras......Paot

    ResponderEliminar
  4. Cada vez la trama se pone más interesante !!!
    Me encanta Victoria y Arian, el "Tonto Lava" ese que se acaba de meter en medio de la relación, no tiene ni idea de lo que le espera ;)

    Besos,
    Natalia, España

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajaja que divertido eso de los preparativos de la boda de Heren. Muy intensa la parte de la visita de Andrea a la casa de la abuela y las cosas entre Amara y Vittoria también.
    Es un placer leer esta fantástica historia.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta historia, me levanto y lo primero que hago es leerla y a media mañana la vuelvo a leer.
    Sombra eres una gran escritora, Alguna vez vi que tenias un blog pero no logro encontrarlo.
    Saludos desde Colombia

    ResponderEliminar
  7. Que escena tan intensa con la familia de Andrea y su abuela (La canción y el recuerdo de la mamá con ella fue lo mas tierno y dramatico) jejej el doble golpe y la amenaza que se llevo la tia de parte de Estafani no tiene precio (que desgraciada la Raquel todo por envidia y celos a su hermana Jessica) (me identifico en algunas cosas en la historia de mi tocaya Andrea al leerlo me saco una que otra lágrima). Por otra parte fue muy gracioso la pelea infantil de Georgina y Herendira (las ganas de esta ultima de huir si estuviera en sus zapatos haria lo mismo de tanto vestido blanco me daria nauseas) Me sorprendio que Vanessa tuviera talento artistico (por decirlo así) y que Virginia le haya dado regalado las camarás (me quiero imaginar el estilo de los anillos). Espero que Victoria arregle el mal entendido que provocó el idiota de Frabizzio (puede ser muy lindo externamente pero internamente es una bestia, si de verdad la amara como lo dice dejaria que Victoria fuera feliz aunque no fuera con él) (Que Arian escuche a Vittoria).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DEfinitivamente soy tu fans Sony resumes excelentemente bien ^^

      Eliminar
  8. Excelente capitulo uff amara tomando y como stefani defendio a andrea excelente ^^

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.