GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



11 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 21

Capítulo 21

Confrontaciones

Los obstáculos no son más que un condimento del triunfo.
Mark Twain
Sangre es un líquido vital que corre por las venas, la que recorre tu cuerpo y provoca que tu corazón se acelera al ingresar a él en grandes cantidades, sangre caliente, palpitante…. Un líquido esencial que se supone debe mantenerse encerrado en la protección de tu cuerpo ¿Entonces por qué empapaba su mano de aquella manera?, levanto la vista enfocando unos ojos del mismo tono que le miraban con ira, mientras ella sentía las caricias suaves sobre su rostro - Andy te amo - desvió los ojos dando de lleno con unos azul intenso que le miraban con preocupación - Amor por favor deja de mirarlo.

-Es que quiero sacarle los ojos - replico por la bajo.
-No seas tan apasionada que tampoco es recomendable - esbozo una media sonrisa al escuchar la voz de Karina a su lado - y es verdad lo que dice la niña deja de mirarlo, ya tendrá su merecido.
 -Vez, la pieza de museo coincide conmigo - rió quedamente al escuchar aquello sin dejar de mirar a Stefani -  así que deja de mirarlo.
 -¿Y qué hago te miro solo a ti? -  divertida notando el intenso sonrojo de pasearse por el rostro - Tampoco me molestaría tanto…
 -Te amo - escucho que le repetían por lo que cerró los ojos suavemente - y claro mírame a mí, no vas  a ver a la pieza de museo.
-Los mejores edificios de la historia son antiguos no nuevos- escucho la voz de Karina de nuevo mientras disfrutaba de las caricias de las manos de Stefani- ya saben las cosas nuevas se acaban pronto.
-Y las viejas se vuelven polvo - rió de nuevo al escuchar la respuesta sagaz - Andy amor deja que te atienda el médico -  soltó un suave suspiro, esas dos estaban intentando convencerla de lo mismo, pero todo aquello la estaba desviando de la pregunta que rondaba su mente ¿Cómo había acabado con sangre en las manos?...


Horas Antes…
El Bar Congregación estaba a reventar, la tocada estaba programada para las nueve de esa noche pero el dueño en su ambición la había retrasado hasta las diez por lo que medio mundo a las 8:30 pm estaba entretenido en una sección divertida de karaoke que creaba chiflidos, risas y aplausos. La banda simplemente se mantenía sentada en su mesa perdiendo su tiempo, Andrea daba cada tanto un bostezo, Karina le había prometido llegar  a las once a más tardar así que tenía tiempo de sobra si deseaba realizar alguna travesura.
Desvió sus ojos a Ted que conversaba alegremente con Alec, para girar sus ojos a Marcus que al parecer había conseguido junto con Damián su cita de esa noche ¿Por qué me junte con estos babosos? Se cuestiono levemente mirando alrededor con desinterés hasta que sus ojos repararon en algo que no esperaba ver allí.
Hacia la parte norte del bar estaba nada más y nada menos que Hernán al parecer haciendo despliegue de galantería con varias chicas, apretó el puño con enfado ese idiota le estaba siendo infiel -Ese imbecilito no entiende- escucho la voz de Ted -  si supiera que se andan besuqueando contigo se muere- y ella era una babosa aun mas grande al contarle al grupo de babosos de su profundo amor por Stefani, sintió los brazos cariñosos de Ted sobre sus hombros - ya sabemos que decidiste despedirte de ella y todo eso…
-Y que no te para de acosar - agregó Alec - pero jefa… si ella anda detrás de sus huesitos debería decirle que si y ese déjenoslo a nosotros - miro al grupo de chicos que ahora el enfocaba en pleno sonriente, por eso era amiga de esos babosos… porque todos eran como ella, todos habían pasado hambre en algún punto de su vida y nadie les había tenido compasión, pero no por ello dejaron de luchar… la banda su banda era una forma de ganar dinero, respondió a aquel anuncio del periódico para encontrarse con el grupo de locos que más apreciaría en su vida, no tenía un centavo encima y su tía plasmo su punto con particular énfasis al decirle que ni se mudaría con ella, ni le pagaría lo que le faltaba de estudios, aquella banda era su último recurso, eso y seguir lavando parabrisas cosa que hacía cuando no iba a la escuela, los chicos en pleno eran mayores que ella y usaban la banda para costearse la universidad.
Recordaba que casi no le dan el puesto de vocalista por su edad, que rompió a llorar como si tuviera cinco años y que al día siguiente tenía al mar de babosos en su departamento dejándole una enorme despensa, río quedamente mirándolos - No le voy a decir que si- les afirmo escuchando los suspiros desesperados de todos - ya no me interesa ella, olvídenlo no dejare que me lastime de nuevo, saben que enamorarme de ella fue una tontería, primero porque es heterosexual, segundo… su mundo y el mío son completamente diferentes…. Ella vive en castillos de cristal, yo en casas de cartón
-Uy, que feo jefa - enfoco el rostro Marcus- te desprecias sola -  el hombre - además el punto uno ya no es válido porque ella no es heterosexual, sino no buscaría besuquearse contigo - vio la sonrisota formarse - digamos que es bisexual - vio la mano echarse para atrás como quien no quiere la cosa - y el numero dos vamos jefa es Stefani… está muy por encima de eso.
-Yo tengo  un punto tres  - miro a Damián unos instantes - Karina es una mujer bellísima - ladeo la cabeza entre sorprendida y confundida - cada chica que te has llevado después de una tocada es bellísima… pero…. La realidad es que el puesto que hay abierto en tu corazón solo lo llena ella… piénsalo -  el chico levantándose con tranquilidad - es duro mirar atrás y pensar que uno dejo ir algo así de valioso por miedo - sintió varias palmaditas en la espalda mientras la dejaban sola en la mesa.
Levanto los ojos enfocando a Hernán de nuevo mientras escuchaba los instrumentos de la banda montar personalmente el karaoke al parecer los chicos se habían aburrido, noto como el joven le regresaba la mirada por lo que la desvío, extendiendo su mano hacia su refresco para empinárselo con tranquilidad - Hola Andrea - levanto los ojos mirando al chico  -¿Has visto a Stef?
-Tú eres su novio no yo-  con enfado moviendo la silla y levantándose dispuesta a unirse al karaoke - y ya déjame en paz.
-Estas muy linda - escucho que le decían por lo que apretó los puños con molestia subiendo al escenario con ayuda de Ted para mirar alrededor unos instantes y empezar a tocar el piano acompañando al inspirado que asesinaba una canción.
Sin embargo le fue imposible no mirar la cara de boba feliz de la chica a la que aquella desafinada melodía le era dedicada, parecía estar completamente embelesada como quien la cantaba que parecía incapaz de escuchar uno que otro abucheo, le hizo señas a los chicos para que le hicieran el coro a aquel improvisado Romeo que lo agradeció infinitamente.
Stefani ingreso escuchando aquella voz desafinada para enfocar al objeto de sus afectos tocando el piano, estaba por dirigirse al escenario cuando sintió una mano que se poso con firmeza sobre su hombro enfocando unos ojos cafés que le recordaban profundamente a aquellos que amaba con desesperación ¿Cómo pude ser tan tonta? Se cuestiono fugazmente observando la sonrisa altanera de Hernán -Mi vida… tenemos que hablar - escucho que le aseveraban.
 -Creí que había quedado claro que no tenemos nada de qué hablar - libero su mano sana del chico con afán de acercarse al escenario de nuevo.
 -Amor - se detuvo al escuchar aquello - esperaba que ya te hubieras tranquilizado un poco…
-No comprendes que ya no soy la misma persona -  girándose para enfocarlo - crecí Hernán, admití mis errores de juicio, me olvide de ti y ahora quiero luchar por lo que realmente amo, apártate de mi camino…no me obligues a aplastarte como el insecto que eres…
Se alejo del chico que continuaba mirándola a caso calmo y con una enorme sonrisa en los labios - Rocky no debe darse por vencida - escucho al voz cibernética de Cobalt - no hay nada que Rocky no pueda lograr… que le den sus mejores golpes y Rocky de todas formas ganara - rió quedamente al escuchar aquello antes de detenerse mirando fijamente a Andrea que le miro con algo de confusión, para cambiar la expresión a una de profundo odio, la vio levantarse por lo que retrocedió un poco mientras la joven escogía la canción mirándola fijamente, por lo que tomo lugar en una mesa con tranquilidad.
Dominarme es lo que quieres tu eso es locura
Intentes lo que intentes tu no me perturbas
Pero si quieres seguir algo te voy a decir….

Escucho el tono bajo de la voz de Andrea antes de que la chica saltara sobre su mesa levantándola del cuello de la camisa y obligándola a estar de pie en la mesa a su lado, Ted miro a los chicos negando con la cabeza ante aquello.
Ya déjame en paz
No vas a triunfar
No debes pensar que me vas a domar
Ya déjame ir ¿Qué más vas a hacer?
Yo creo que ya te debes convencer
¡Y DEJAME EN PAZ!


Stefani sintió el fuerte empujón que la hizo caer de la mesa, pero cayó de pie con elegancia viendo a Andrea darle la espalda, sonrío suavemente antes de subirse de nuevo a la mesa ante la mirada sorprendida no solo de Andrea, sino de Hernán y Karina que acababa de entrar mirando toda la escenita con preocupación.
Es un juego lo que hay aquí
Yo estoy jugando…

Noto los ojos cafés mirarla sorprendida al ver que ella continuaba la canción, mientras daba un firme salto ubicándose a su lado y sujetándola a su vez del cuello de su chamarra para mirarla con intensidad.
Tú piensas que vas a ganar
Estoy ganando…
Pero si quieres seguir algo te voy a decir…

Sintió como Andrea se revolvía interrumpiendo su canción y tomándola a su vez del cuello de la camisa para mirarla con ira contenida, con ella regresándole igual fuerza en la mirada.
Ya déjame en paz
No vas a triunfar
No debes pensar que me vas a domar
Ya déjame ir ¿Qué más vas a hacer?

La empujo sin dejarla continuar con la siguiente estrofa interrumpiéndola a su vez mientras la desprendía de su ropa provocando que su adorada Andy cayera sentada mirándola con sorpresa de nuevo.
Soy tren que ya se te descarrilo....

-¡YA DEJAME EN PAZ!- grito Andrea con fuerza viendo a la rubia de pie a pasos de ella con imponencia.
-No- escucho que le decían mientras la chica se giraba en el escenario bajando de él con una elegancia que empezaba a ser característica.
-Jefa- vio la mano que Ted le tendía sujetándola- de verdad es tren que ya se le descarrilo- le  el chico por lo que le dio un fuerte empujón con molestia.
-Eres un idiota- se bajo del escenario completamente enfadada encaminándose de nuevo a su mesa.
-Que linda escenita-miro a Karina con sorpresa - valió la pena llegar temprano - desvió los ojos con fastidio al enfocar la sonrisa divertida de la mujer - pues esta es tu siguiente lección… en ocasiones es mejor no ser presa de las pasiones, puedes despertar en los demás cosas que no eres capaz de controlar.
-Metete tus lecciones por el…
-¡Ah ah…! malas palabras no - sintió el suave golpe en la cabeza que la enfado aún más mientras pedía otro refresco intentando ignorar a Karina - es interesante parece decidida a estar contigo.
-Pues su decisión no le sirve de nada, yo no me pienso atar a nadie -  con tranquilidad - no dejare que nadie me vuelva…
-Entonces quítate ese rosario - afirmo Karina mirando el resplandor dorado en el cuello de Andrea por más que la chica lo había intentado ocultar entre su ropa - porque es la muestra de que ni tú la quieres olvidar, ni ella dejarte ir… así quizás evitaríamos estos espectáculos…
-Sigue hablando y no dormirás en mi cama - vio la cara sorprendida momentáneamente de Karina antes de que la sonrisa regresara a ella.
-De verdad te hizo enojar - noto como la mujer se acomodaba el cabello con elegancia- llévatela a la cama quizás así te puedes olvidar de ella…. Digo ya le demostraste tu odio, demuéstrale tu pasión- la miro con interés unos instantes antes de sonreír…
-Puede ser…
Hernán camino con paso firme hacia la barra donde Stefani estaba al parecer tomando una bebida, había dejado un tiempo prudencial a su criterio entre el encontronazo que tuvo con Andrea y la conversación que pretendía comenzar, escuchaba la voz de Andrea de fondo finalmente la banda había empezado a tocar aquella noche.
Los cuerpos de las personas en el bar se movían al ritmo de la canción mientras las emociones se empezaban a remover a ritmo apasionado, Karina gritaba entusiasmada al escuchar la voz de Andrea imponiendo su sentir con emoción y contagiando a todos en el proceso, miro alrededor notando que eran contadas las mesas que tenían a alguien ya que todos estaban de pie o coreando o bailando.
-Vaya parece que tienes problemas con Andy - Stefani se giro enfocando a Hernán - ella siempre ha tenido un carácter algo pesado.
-Andy es perfecta en cada uno de sus defectos - le respondió con molestia - y lo que pasa entre nosotras te debe importar poco - agregó con seriedad.
-Simplemente digo que eso de hace unos minutos fue muy intenso - escucho el tono suave y tierno - y quería saber si estabas bien… porque te amo.
-¿Amar?- le miro unos instantes antes de reír con fuerza  - si que mal por ti, porque yo amo a otra persona - noto los ojos cafés abrirse con sorpresa mientras el ceño se fruncía con molestia - ¿Pensé que se había notado hace unos instantes? - soltó con ironía, vio los ojos de Hernán moverse de izquierda a derecha antes de que el joven enfocara el escenario - Bingo  - agrego girándose de nuevo hacia la barra.
Hernán enfoco con odio el cuerpo de Andrea que se movía por el escenario, sentía las entrañas arderle y era ahora que todo empezaba a tener sentido, la constante pegazon de Stefani con la chica, que mas de una vez cancelara una cita porque tenía que estudiar con la castaña, que se pasara el almuerzo hablándole de Andrea y lo genial que era en medicina, el hecho de que nunca faltara a una tocada de la chica….  - ¿Y me reclamabas infidelidades? - noto como la joven rubia se giraba a verlo confundida.
-No todos somos como tu Hernán - escucho el tono desinteresado mientras los ojos azules regresaban al escenario.
-Yo pidiéndote disculpas y tú estabas revolcándote con ella-  estiro la mano tirando del brazo inmovilizado notando una queja dolorosa de parte de la chica - Eres una maldita ¿Cómo te atreviste a engañarme?
-No te engañe con nadie_ sintió la mirada azul cargada de ira - nunca… porque yo no soy como tú - le afirmaron de nuevo- amo a Andrea pero contrario a lo que tu mente enferma piensa nunca me acosté con ella - aumento la presión tirando del brazo escuchando una queja de la joven.
-No te creo nada - le dijo con enfado- ¿Ella te dijo que me dejaras verdad?
-¿Qué? - sintió un fuerte tirón como si intentaran desprenderse de él - Hernán suéltame no me hagas partirte la cara, me lastimas.
-No te suelto eres una perra tu y esa maldita me estuvieron engañando, claro estas enfadada con ella porque me dejaste y te dejo por otra ¿No?, es lo menos que te mereces… eso y que te parta el brazo..
-No me obligues a demostrarte que no soy una delicada princesa- Hernán observo como Stefani sacudió su brazo lastimado haciendo alarde de valor, logrando con ello soltarse de él mientras lo miraba con una altanería que le hacía hervir la sangre  -  más te vale que empieces a entender que tú y yo no somos, ni seremos - cerro el puño con fuerza, era hora de que ella comprendiera quien mandaba en esa relación, sintió el calor del rostro de Stefani sobre su puño mientras notaba la cabeza rubia irse por completo de lado impactando la barra y las personas a su alrededor apartarse sorprendidas.
-¡MIRA LO QUE ME HICISTE HACER! - grito con enfado notando como la joven se sujetaba la cabeza contra la barra- ¡ES TU CULPA!
Stefani escucho las palabras de Hernán huecas hasta ese momento antes de sentir el tirón en su hombro de nuevo enfocando con dificultad al chico, apretó el puño por inercia le iba a demostrar que ella no era para nada del tipo que se dejaba golpear, estaba por regresar el golpe cuando vio la bota negra de motociclista hacerlo por ella y a su ex novio caer de espaldas sujetándose el mentón, sintió las manos de Andrea sobre sus rostro antes de ver los ojos cafés llenarse de una rabia aun mayor que con la que le miraban.
Si alguien le preguntara a Andrea Almeira lo que era la ira, seguramente le diría que la acababa de descubrir en aquel instante, seguramente la definiría como un gusano que le comía la razón y exigía compensación, un extraño ente que le provoco una alegría infinita al estampar su bota en aquella cara…. Un ser que le decía que con eso no alcanzaba. Observo a Hernán levantarse del suelo dando un giro de nuevo en el aire para conectarlo con violencia en el pecho provocando que cayera sobre una mesa, camino con decisión hacia él dispuesta a golpear justo cuando el muy desgraciado tomo una botella reventándosela en el costado de la cabeza y confundiéndola momentáneamente.
El golpe en el abdomen no tardo en llegarle haciéndola doblarse, pero mientras sentía aquello una sola escena se repetía en su cabeza la de ese maldito golpeando a Stefani, se enderezo notando los ojos cafés sorprendidos delante de ella, al tiempo que juntaba sus manos e impactaba un firme golpe en la base de la mandíbula haciendo al chico irse de espaldas de nueva cuenta -¡NUNCA LA VUELVAS A TOCAR!- grito avanzando con ira levantando la pierna para golpear con fuerza el abdomen sintiendo su sangre correr por el rostro suponía producto del botellazo, lo vio doblarse en el suelo… estaba por darle otra patada cuando sintió unas manos alrededor de su cintura sujetándola con fuerza.
-Amor déjalo- escucho la voz decidida de Stefani - no vale la pena… Andy - se giro intentando tranquilizarse para observar el labio partido cosa que la hizo esbozar un gesto de enfado girándose de nuevo para recibir el impacto de una silla en el cuerpo mientras escuchaba el grito de Stefani…
Se intento enderezar adolorida en el mismo instante que vio pasar la base de una guitarra roja que reconoció como la de Ted se giro mirando como Hernán volaba hacia atrás y el resto de la banda se lanzaba sobre aquel infeliz con ira, vio la cabellera rubia de nuevo invadiendo su campo de visión mientras sus labios se movían y ella no atinaba a comprender, estaba demasiado aturdida en ese instante.
Miro alrededor notando el barullo creciente mientras el ruido regresaba de golpe llenándola de los gritos de las personas alrededor, sintió un firme tirón dando de lleno con los ojos de Karina mientras la levantaban, notando como la mujer tiraba de Stefani a su vez sacándolas a ambas de aquel lugar.

Tiempo Actual
No tenía muy claro aun como había llegado al hospital, ni porque Hernán estaba en una camilla en emergencias delante de ella aunque el pobre diablo no tenía el mejor aspecto del mundo, un análisis visual de las heridas del tipo le dejaba ver que por su respiración mínimo tenía dos costillas rotas, el tabique desviado, un brazo quebrado por la posición irregular del mismo y una pierna en las mismas condiciones, además de que ninguna chica se fijaría en él durante un buen tiempo.
-Deja de mirarlo - escucho de nuevo la voz de Stefani por lo que enfoco brevemente el labio ya inflamado de manera considerable y abierto en un costado acaricio el rostro, en ese momento sentía que la pobre chica no se iba a recuperar nunca, por su causa se había llevado una paliza días atrás y ahora ese imbécil. Se puso de pie con dificultad ante la mirada sorprendida de Karina encaminándose algo tambaleante hacia Hernán para cuando ambas mujeres reaccionaron ya ella se estaba encargando de quebrarle otro brazo al infeliz que no paraba de gritar.
Tormenta observaba los cabellos negros de su dueña enfocando la puerta y luego el reloj al tiempo que daba un suspiro cada tanto, dejo caer su cabeza sobre las piernas intentando dar consuelo a algo que no comprendía a ciencia cierta –Herendira - escucho llamar a su ama con suavidad - No me hagas salir a buscarte.
La puerta se abrió de golpe ante la mirada sorprendida de Vanessa dejando a una Herendira bastante pálida delante de ella, la chica la miro como si fuera un extraño fantasma - Lamento la tardanza - dejo escapar la chica en un hilo de voz - tuve un inconveniente no previsto_ vio como la chica dejaba un maletín algo grande para su gusto tirado en el piso, viendo el tamaño de aquello tenía ropa para más días de los previstos.
-¿Herendira?- observo como la joven simplemente se movía en cámara lenta para dejarse caer en el sillón.
-Perdón - la miro extrañada ante aquello- tendré que quedarme unos días más de los que te dije - ladeo la cabeza mirando a la joven pasarse las manos inquietas por los cabellos rojos algo mojados - necesito un nuevo departamento y un trabajo… creo… creo… que ya…. No estudiare medicina.
-¿Herendira?- la miro con completa preocupación.
-Me desheredo - parpadeo un par de veces sin comprender bien aquello-  creo que puedo trabajar en una tienda de…. De… se manejar moto, pero necesitare licencia, y un departamento barato… si… medicina no puedo seguir estudiando pero tampoco es tan grave - la miro sin comprender mucho de lo que la joven hablaba - no me gustaba nada medicina y pues solo que lo siento por ti porque me tendrás que soportar a mí y a mis bóxers un poco más de tiempo…. Porque él me desheredo.
-No me importa que te quedes el tiempo que necesites- se acerco al sofá con algo de inseguridad - pero cariño- acaricio los cabellos pelirrojos con delicadeza - necesito una mejor y más completa explicación, creo que tengo una idea global pero me gustaría algo más puntual.
-Perdona yo aun estoy algo confundida - vio los ojos verdes parpadear un par de veces - rara vez pierdo la entereza y el control del carácter que mis hermanos dicen herede de mi madre, pero hoy… hoy lo perdí - noto como las manos se paseaban por el rostro - fue a mi departamento como te explique, sin embargo mi padre me esperaba allí - Vanessa se tenso por completo al escuchar aquello -  al parecer tenía días haciendo plantón - la escucho reír quedamente -  parece que es más testarudo que un manifestante pidiendo baja de impuestos - rió con la joven ante aquella broma fugaz - y mil veces más malhumorado.
-Comprendo ¿Y qué fue lo que paso?- tomo la mano con suavidad enfocando aquellos ojos verdes que le miraban con intensidad.
_Mi madre se marcho cuando era yo muy pequeña - la miro con sorpresa al parecer no habían captado adecuadamente su pregunta - ella me enseño a cocinar, por ella me apasione de la cocina desde muy niña, todo era muy divertido con ella en casa cuando se fue, papá cambio se volvió ambicioso dejamos de ser sus hijos para ser sus juguetes…. Mis hermanos mayores tenían parejas de sociedad ya están casados ¿sabes? Muy felices… pero yo era la más chica… soy la más chica, así que papá decidió que debía estudiar algo útil como medicina, ya que lo más seguro nunca tocaría nada de administración de la empresa…
-¿Cuál empresa?- la interrumpió de golpe.
-De empresas Villafiel… bueno muchos las conocen como Grupo Empresarial Fénix - Vanessa se sujeto con fuerza del brazo del sillón al escuchar aquello casi hiperventilándose, Villafiel ella se lo había dicho, pero no hizo una relación en esa dirección, Herendira viajaba en autobús, no tenía guardaespaldas y para nada daba la impresión de ser multimillonaria… así que pensó que era otro Villafiel y ahora resultaba que estaba enredándose con la hija de uno de los hombres más influyentes de la ciudad, uno que era superado a pesar de su inmensa fortuna por la familia… del… “hay mi Dios” razono su cerebro recordando el rostro de Stefani, sintió las suavidad de la lengua de Tormenta sobre su mano que le miraba con preocupación antes de enfocar a Herendira de nueva cuenta - pero solo recibiré divisas o recibiría divisas - corrigió la joven con completo manejo de la terminología - pero… hoy cuando fui a casa y lo vi allí…. Sabes hay una voz en mi cabeza…
-¿Voz en tu cabeza?- carraspeo al escuchar la forma insegura en que sonó su voz.
-Sí, cuando papá empezó a actuar como un imbécil la empecé a escuchar - vio la joven pasarse las manos por la cara de nuevo al ponerse de pie -  fue cuando tiro las cosas que mamá me compro cuando me enseño a cocinar y me dijo que entendiera que ese no era mi futuro… fue cuando se llevo con eso todo lo que quise - vio una lágrima pasearse por el rostro - esa voz me decía golpéalo, no tiene derecho… esta errado… eres una Villafiel no bajas la cabeza ante nadie - observo como Herendira se miraba las manos - esa ocasión le respondí soy muy chica, pero la voz nunca se fue_ vio varias lágrimas más escapándose rebeldemente para pasearse por el rostro -  y yo seguía inventando excusas cada que no me defendía de él, es muy poderoso, es mi padre, solo busca lo mejor para mi… pero hoy…
-¿Qué paso hoy?- Vanessa se mantuvo sentada mirando como Herendira simplemente enfocaba su rostro en unos de los cristales de la sala como si estuviera viendo en él a una persona diferente a la que había sido toda su vida.
-Dijo que no me querías - parpadeo un par de veces al escuchar aquello - que nunca me querrías, que entendiera que si salía con alguien diferente a quien él me recomendaba lo más probable era que esa persona solo quisiera mi dinero - la vio apretar los puños con fuerza - que era un ambicioso y trepador que deseaba quedarse con todo lo que heredaría - vio el destello de ira intenso en los ojos verdes  -  que debía olvidarme de los estúpidos sentimientos y pensar en mi futuro… que al final cuando obtuvieras mi dinero me abandonarías….
-Tu padre no es de mi agrado - dejo escapar con suavidad sin dejar de mirar a Herendira que se giro a enfocarla fugazmente.
-Le pregunte si había algo malo en mi y él dijo que yo no era tan bonita con Georgie y que no tenía el temple de Miguel, que necesitaba a alguien que me protegiera y supiera también administrar mi parte de la herencia y fue cuando la escuche -  vio las manos de Herendira pasearse por el rostro limpiándose las lágrimas - la voz… diciéndome que a mi padre no le importaba yo, solo le importaba su maldito dinero… ni siquiera iba a intentar conocerte, ni llevarse bien contigo, porque lo que yo sienta le es indiferente… solo piensa en dinero, esa voz me decía díselo a la cara que ya no harás nada y sin embargo yo me seguía negando… pero él… el…
Vanessa se puso de pie tirando de la chica para abrazarla con fuerza escuchando el llanto ahogado sobre su pecho, mientras sentía la sangre en sus venas arder con fuerza - ya déjalo… olvídalo… yo… - se sorprendió al sentir un fuerte empujón y como la apartaban…
-Él dijo que te debía dejar y olvidarme de ti - parpadeo sorprendida al escuchar aquello - que me casaría con quien eligiera pues ya había demostrado mi incapacidad… ¿Incapacidad? No sé cómo se atrevió a llamarme incapaz, cuando en mi maldito vida he logrado hasta lo último que me ha impuesto, así que la voz hablo más fuerte y ya no la pude contener - noto como se llevaba las manos a la cabeza con fuerza - le dije que claro que era normal que él me tachara de incapaz cuando el retrasado emocional es él - Vanessa la miro con sorpresa al escuchar aquello - que si tanto quería su dinero que se lo daba, que esperaba que durmiera con el todas las noches y si quería alguno de mis supuestos pretendientes que se casara con él y  se lo cogiera bien rico - vio como la chica se tapaba la boca como acabando de caer en lo que le dijo a su progenitor - que no estudiaría medicina, que estaba harta de él… que se fuera a carajilandia y que sino sabia donde quedaba fuera directo a casa y viera el mapa porque estaba al lado de mierdilandia… y que ya no viviría allí… - escucho la risa más fuerte sonriendo a su vez_ me dijo que si no me callaba me desheredaría… que entendiera que lo que hacía era por mi bien y le dije claro… juzgas que la persona que quiero es un trepador como tú… recién entiendo que seguramente te casaste con mamá por su dinero…y ahí me grito estas desheredada y yo dije bien, entre a mi departamento tome mis cosas y antes de marcharme me voltee y le dije papá… vete al carajo..
Vanessa empezó a reír con fuerza al escuchar lo último mirando a Herendira, que se empezó a reír con ella divertida del todo - ya me imagino su cara - dejo escapar entre sonoras carcajadas, mientras notaba la cabeza pelirroja asentirle sintiendo como se acercaban a ella abrazándola - mi rojita es un huracán y me encanta… recuérdame no hacerte enfadar… - miro los ojos verdes que sonreían aun con algunas lágrimas paseándose por ellos, pego su frente para continuar riendo quedamente…
-Te juro mi vida… debí tomarle una foto y subirla a mi pagina social, creo que se hizo de piedra - se carcajeo con más fuerza al escuchar aquello - nunca lo vi tan enojado y luego pum se quedo petrificado.
-Eres mi adoración Herendira - admitió Vanessa quedamente - puedes quedarte todo lo que quieras… digamos que solo estamos adelantando un poco algo que a la larga hubiera sido un paso natural - se giro mirando la bolsa en el sofá - ¿Traes tus bóxer allí? - sintió el golpecito cariñoso en su hombro - ¿Y cuáles traes puestos? -  moviendo las cejas.
-Vanessa - sintió como Herendira escondía su rostro sonrojada en su pecho, por lo que sintió su corazón tranquilizarse, lo que tendría que pasar pasaría y ya lidiaría con ello - traigo los de la sirenita…
-¡Oh esa si me gusta! bájate los pantalones - sintió el golpe de nuevo en su brazo sano mientras la joven se separaba avergonzada.
-Eres una boba - escucho el tono consentido tirando de la joven con suavidad - No me digas esas cosas…
-No dije nada malo - la miro con seriedad - es algo que a la larga pasara - noto como Herendira se sonrojaba hasta las orejas - digo el ver tus bóxer de la sirenita… ¿Pensaste otra cosa?
-¡Ah sí…! digo no… no - vio los ojos verdes pasearse con nerviosismo de aquí para allá - iré a preparar la cena... si la cena… aja… y yo… eh… ya… este… te quiero… ven Tormenta… comida tu…

-Herendira ten cuidado con…- escucho el fuerte golpe contra el marco de la cocina y la queja de la chica, mientras ella reía quedamente parecía ser que las cosas se pondrían divertidas del todo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

9 comentarios:

  1. Que buen capitulo estuvo excelente me gusto que andrea haya defendido a stefani espero que se acerque mas a ella.

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTEEEEE CAPITULOOOO.! Al leerlo rei y llore de la risa..! Esta muy genial, tiene un poco de todo. Ya me hago una pelicula en mi mente.! Excelente historia.

    ResponderEliminar
  3. Este capitulo estuvo genial, esta historia se pone cada vez mejor. Te felicito escribes de una manera espectacular, haces que me envuelva en esta historia y me deje llevar por cada palabra imaginándome cada escenario y personaje, gracias. Espero con ansias el siguiente capitulo.

    - Maria, Colombia

    ResponderEliminar
  4. que capitulo!!! en espera del proximo

    ResponderEliminar
  5. No hay nada mejor que levantarse por la mañana y poder leer tus relatos !
    Me encantan ! Cada vez van a mejor y más largos ;)

    La historia entre Vanessa y Herendira está avanzando a pasos gigantes, me encantan; las dos son tan tiernas juntas ...
    Andrea y Stefani me tienen en vilo !!! Tengo ganas de saber que pasará con ellas, pero creo que Andrea en este relato se ha dado cuenta de algo muy importante ...

    ResponderEliminar
  6. Esta historia me tiene embelesada, gracias por tus letras son como una danza en mi portátil, se mueven con ingenio y me mantienen expectante de cada uno de sus movimientos y me gusta como referencias tus escritos. Espero tus siguientes movimientos..perdón escritos:).

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante este capítulo! Estoy ansiosa por leer la continuación.

    ResponderEliminar
  8. Se puso bueno la cosa! Una vez más Herendira se enfrento a su padre defendiendo a Vanessa ( piensa que es un él si supiera que es un ella le daria el papatus!) aunque no creo que se quede sin herencia (si la empresa tiene las accion de la parte materna algo le tiene que quedar pero si no, tiene quien la apoye y tampoco es boba para dejarse morir de hambre) Con respecto a la segundo pareja me gusto que Andrea haya defendido a Stefani de Hernan (que desgraciado! Ahora con todo los golpes que se llevo de lindo no le quedo nada, ojala que con lo que le paso la deje en paz) Andrea poco a poco esta reacción solo falta un "empujon" para que este con Stefani, y lo otro es si la autora le busque una pareja a Karina (igual tarde o temprano le sacara factura su forma de pensar, no toda la vida tendra belleza, juventud y chicas a las que seducir, llega la vejez, ya no se es guapa y se tienen los achaques de salud, sera dificil que tenga un poco de compañia... seria bueno que pudiera compartir su vejez con una mujer a su lado que la amara y ella ame, la mas factible es la compañera de trabajo y amiga Evelyn u otra, a mi me gustaria que tambien tuviera un final feliz aunque a veces no se lo mereciera ).

    ResponderEliminar
  9. supermegaultra... like.!!! excelente capitulo..!! escribes genial, gracias por compartir tus escritos.

    saludos

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.