GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



21 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 31

Capítulo 31

DE PALABRAS…

Los acontecimientos no te lastiman, pero tu percepción de ellos si puede hacerlo.
Epíteto.
Las guitarras resonaban en un duelo desquiciante mientras el administrador del bar miraba a su alrededor entre asustado y sorprendido, esa condenada banda se había salido del repertorio por completo pero su bar nunca estuvo tan lleno, observaba los cuerpos moverse al ritmo que la cantante de la banda indicaba como completamente hechizados por aquel ir y venir de acordes a la espera sin duda de la voz de la chica que los tenia bailando apasionados, incluso a él le era inevitable no mover su cabeza a compas admirando la maestría en el manejo de los instrumentos.

Finalmente el griterío ensordeció sus oídos al elevarse la voz de Andrea oscura y seductora sobre la música, talento puro fue lo único que pudo pensar mientras observaba la cola sin duda las mejores vacaciones de verano de su loca vida.
Stefani daba saltos emocionados cerca de escenario notando los ojos cafés enfocarla cada tanto con cariño mientras el cuerpo que adoraba se movía con sensualidad dentro de aquellos pantalones que provocaban en su boca un mordisco hacia su labio inferior que derrochaba sensualidad hacia un único objetivo, de hecho estaba segura que ella sentía como la devoraba con la vista.
En la mesa entre el escándalo una divertida Victoria negaba con la cabeza al parecer Stef la había dejado olvidada obligándola a  rechazar la lluvia de invitaciones insistentes, noto a los gemelos Savedra mover la cabeza como locos al lado de sus esposas junto con su prima que saltaba divertida al lado de Arturo,  enfoco a su derecha a Herendira moviendo la parte superior de su cuerpo como si bailara sentada parecía animada a pesar de la ausencia de Vanessa, parpadeo sorprendida al ver una cerveza fría acabar delante de ella para enfocar una agitada Amara que dejo varias más sobre la mesa.
La mitad desaparecieron de la mesa en segundos en las manos de quienes le acompañaban mientras veía a los gemelos llevarse a Herendira a saltar como loca al ritmo de las guitarras que al parecer se enfrascaban en otro colosal duelo, dejándola a ella sola en aquella mesa con aquellos ojos grises como el cielo anunciando una tormenta, desvió su mirada brevemente a la cerveza - ¿Quieres otra cosa? - escucho la pregunta casi en un grito por lo que negó con fuerza.
-No te preocupes… solo que no bebo licor, ni gaseosas, solo cosas naturales - grito a su vez notando la cara sorprendida que le dirigían.
_Italiana delicada_ escucho el grito mientras Amara se perdía entre los cuerpos que bailaban por lo que bajo el rostro algo apenada, dando un suspiro en ese momento si se sentía completamente fuera de lugar, al menos no la invitaban mas a bailar pero estaba sola en una mesa porque la que se suponía la acompañaba estaba completamente embobada con su amor envuelta en cuero ¿Quién no?, rio bajamente enfocando la cerveza para negar de nuevo, tenia sed pero nada de lo que había en aquel sitio lo podía consumir; vio una mano hacer desaparecer la cerveza ubicando una botella de agua y al menos tres más con esta - ¿Esto si puedes? - enfoco los ojos de Amara antes de asentir - Entonces ya puedes bailar o ¿no?
-¿Eh?- observo la mano que le tendían con sorpresa mientras miraba alrededor aun consternada.
-¡TORY DAME LA MANO!- extendió la mano sin dudar ante el tono que habían empleado en ella, nadie nunca la había llamado Tory pero no sabía porque aquel diminutivo de su nombre le agrado profundamente, sintió un empujón antes de ver la mano de Amara al parecer empujar a uno de los gemelos divertida - ¿Sabes bailar? - escucho el cuestionamiento en su oído negando con la cabeza - Ves estos tontos no tienen idea - rió bajamente ante aquello - tu hazme caso sólo a mi - rió aun más, claro que le haría caso solo a ella.
Aarón bailaba animado con Rachel cuando se giro quedándose boquiabierto para estirar la mano y tomar del cuello a Adrian que protesto levemente antes de enfocar el objeto de la atención de su hermano, Rachel miro a Susan negando antes de que ambas quedaran boquiabiertas y dijeran al unisonó - Técnica 4S ¿Qué demonios?.
Herendira dejo de saltar sin comprender aquello parpadeando algo sorprendida sintiendo un empujón, sonrió estúpidamente “que rico” pensó fugazmente mientras veía lo que juraba era la exposición más satisfactoria de ver a alguien bailar rock a ritmo perfecto y completamente sexual “Dios Savedra… si estuvieras conmigo” sonrió traviesa al pensar en su novia sacando el celular para empezar a grabar, las caderas de Victoria se movían con suavidad acompasando su movimiento con los acordes del escenario mientras Amara las sujetaba suavemente asegurándose de que el cuerpo no se separara del suyo para nada, cada tanto hacían al compas un movimiento de descenso mientras la cabeza de Amara simplemente descansaba sobre el hombro de la joven  “Si eso no es un crimen debería serlo” rio suavemente al recibir el mensaje de texto de su mujer “tú eres una criminal por verlo”, rio de nuevo respondiendo “no tendría que ver estas violaciones a la ley si estuvieras, porque estaría ocupada violándote”…. “Me encantaría eso, mándame una foto tuya la prefiero a ver a esas dos”… “¿Y qué vas a hacer con la foto?”…. “Preferiría llamarte para responder eso”, sintió como la cara en pleno le ardía mientras miraba alrededor, como si temiera que alguien hubiera leído el mensaje.
-¿Y tu por qué tan roja?- dio un salto mirando la cara confundida de Stefani que no tardo en desviar su atención a Amara y Victoria - Rico - le escucho decir quedamente.
-Voy a casa- dejo escapar notando como la miraban extrañada- no me siento bien… creo que la cerveza y eso….yo ehhh bueno dile al resto - vio la cabeza asentir mientras le decían que tuviera cuidado al tomar el taxi, salió disparada del bar para marcarle a su novia mientras esperaba en la parada- Hola amor.
-¿Qué llevas puesto?
-Vanessa- dejo escapar completamente avergonzada - aun no llego a casa.
-Llámame de allá- se sonrojo aun más - mejor llámame cuando estés metida en la tina…. La verdad tenía una noche bastante fría hasta ahora…
-Te amo…
La música finalizo dejando al Dj hacer su trabajo mientras la banda descansaba y Stefani acababa abrazada a Andrea en una esquina lejos de la vista de los curiosos limpiando con cuidado el sudor de la frente de la joven cada tanto las caricias de la tela se alternaban con unos besos delicados - Estas para comerte con esa ropa y así sudada - Andrea sintió por primera vez en algún tiempo su cara arder como un incendio ¿Cuándo se había vuelto Stefani así de atrevida? - me encanta el sabor de tu sudor - sintió los besos en el cuello alternados con mordiscos provocándole un incendio en el vientre, soltó un gemido de gusto - Me encantan tus gemidos - el calor de su vientre voló a sus mejillas de nuevo sin poder controlarlo antes de lanzar otro gemido - Dime que la tocada ya va a terminar - percibió el aliento caliente chocando contra sus mejillas - porque te deseo…. Quiero todo de ti - se separo mirándola sorprendida unos instantes estaba soñando eso era, miro alrededor como esperando despertar hasta que escucho una risa divertida - no es un sueño… y no te leo la mente, tu carita es muy expresiva cuando quiere…
-¿Pero por qué? - cuestiono con suavidad.
-Porque me canse de tener miedo - la miro sorprendida- miedo de que te aburras, de que no sea suficiente para ti, de que nunca dejes a otras mujeres o de que una de esas otras mujeres te de algo que yo no pueda - se inclino levemente al ver la cabeza bajar ocultando sus ojos - tengo miedo que un día me olvides… que te olvides de mi…
-Eres mi plato favorito - dejo escapar quedamente tomando el mentón y provocando que los ojos azules e intensos chocaran con los suyos - mi plato favorito, mi A… y…- bajo la cabeza tragando grueso - quiero que seas el único porque lo que me das - tomo la mano llevándola al pecho con suavidad - nadie más me lo da - agregó- mi madre decía que una dama sabe cuando detenerse… Lo había olvidado… Olvide muchas cosas de mi madre.
-No me olvides- le escucho decir por lo que sonrió tirando de ella para envolverla en un cariñoso abrazos - de verdad…. No me olvides - escucho el llanto sofocado sintiendo su corazón encogérsele en el pecho.
-No llores mi amor, no mi vida - la acuno con suavidad deseando transmitirle toda la seguridad que podía - ninguna mujer aun las mas apasionada es capaz de hacerme sentir lo que tú con una frase o una mirada, el sexo contigo no hace falta - acaricio las mejillas limpiando las lágrimas - cuando… cuando sonríes mi corazón late tan rápido, cuando tomas mi mano creo que moriré de felicidad y…y…. y… por un demonio no necesito otras mujeres, solo te necesito a ti_ afirmo abrazándola con fuerza - solo a ti, así que por favor por más que te haga enojar en el futuro no me olvides…
-Te amo- escucho la voz quebrada dejar escapar aquella frase sintiendo a su corazón saltar de alegría y permitiéndoselo del todo, lo dejo festejar sintiendo el calor invadirla por completo.
-Yo también te amo - sonrió besando las mejillas en repetidas ocasiones sin prisa, sin pausa, pero deseando expresar todo lo que en ese momento sentía, intentando llevar la tranquilidad al corazón de quien amaba – sólo a ti…
Amara acabo de bailar arrastrando a Victoria con ella y sin mirar las caras consternados de los gemelos y sus esposas en la mesa mientras ayudaba a la joven a sentarse, la vio algo agitada por lo que se preocupo mientras abría con tranquilidad una botella de agua pasándosela - ¿Estás bien?- le cuestiono acercándose a su oído y notando el vello de la nuca erizarse por lo que sonrió divertida después de todo la técnica 4 S nunca fallaba, escucho la respuesta en italiano con aquel acento tan bonito que tenia Victoria… ¿Cómo se escucharían sus gemidos?, a veces se lo preguntaba, a que sabría su piel… era como Vanessa decía no le vendría mal un buen revolcón y Victoria era bastante deseable, además seria el triunfo máximo sobre ella.
-Amara- escucho su nombre con aquella cadencia mordiéndose los labios para evitar dejar escapar de ellos un ronroneo de gusto, que seguramente a sus cuñados les parecería demasiado sexual - Tante Grazie -  le estaba dando las gracias demasiado pronto era mejor que se las diera en la mañana cuando estuviera desnuda delirando de placer en su cama, cruzo las piernas por inercia sonriendo con encanto.
-De nada italianita delicada- dijo divertida notando la mirada consternada, claro que era consternada había pasado de Tory a su usual indiferencia pero su amado esposo le enseño cada técnica de seducción a la perfección como si de un juego se tratara, pero ella tenía su propio estilo y eso de dejar a “Tory” consternada era exquisito, ver sus ojitos cielo intentando ocultar eso era aun mas delicioso volteo el rostro a la pista lo último que necesitaba era que la vieran morderse el labio deseosa.
-Amara- su cerebro grito triunfante dos veces la había llamado, se giro a mirarla con algo de indiferencia -¿Danza?- se levanto lanzándole una mirada indiferente a sus cuñados para tirar de la joven lejos de la vista de todos, pegándose a su cuerpo al máximo notando la respiración agitarse casi al instante “solo un poco más” - hace molto calor.
-Molto Tory- murmuró sobre su oído ocasionando una risa algo ahogada, no sabía cuánto llevaban bailando en el momento que la banda volvía a subir al escenario pero estaba segura que hace mucho había dejado de seguir el ritmo y simplemente se movía con Victoria pegada a su cuerpo y Dios todo era tan tranquilo y relajado.
-Amara- escucho su nombre escapar cálidamente de los labios por lo que sonrió por inercia sujetando mas la cintura e intentando pegarla aún más a su cuerpo - io necesito riposare - detuvo sus movimientos de golpe intentando comprender aquella palabra - descanso… - se separo enfocando la agitación de la chica con sorpresa…. Veinte minutos le dijo su cabeza con extrañeza
La llevo a una de las mesas exteriores dejando que el aire fresco de la noche la envolviera, enfocando la cabeza negra echarse para atrás con suavidad “Deliciosa” sonrió suavemente pasando una mano por la frente para sentir el sudor frío con algo de preocupación ¿Por qué Victoria se agotaba en periodos de 20 a 30 minutos?, respiro profundo lo que iba a hacer podía arruinarle la noche que planifico- ¿Estas enferma? - noto la mirada cielo enfocarla con sorpresa - Creo que use mal el tono, se que estas enferma- repitió con seguridad.
-No ia no- la miro sorprendida ante aquella respuesta- ia no… antes si… ahora no - estiro su mano con suavidad apartando un mechón negro de la frente algo empapada- solo estoy en recu…recu…
-¿Recuperación?- cuestionó recibiendo un asentimiento de cabeza_ por eso llevas la dieta tan estricta y aun así la rompes a veces_ noto la sonrisa traviesa asomarse mientras le asentían suavemente - ¿Qué tenias?_ paseo las yemas de sus dedos con suavidad por el rostro provocando que los ojos se cerraran y un suspiro más tranquilo resonara en sus oídos.
-E molto complicato- los ojos cielo se abrieron dando un suspiro más pesado - el mio coure no servía - la miro extrañada notando como la joven intentaba encontrar las palabras – corazón - observo cómo se llevaba la mano al pecho por lo que parpadeo sorprendida - io iba a morir… pero un miracolo sucedió hace casi ia un año… el mio coure es nuevo  - se echo hacia atrás en la silla intentando procesar la escueta explicación - estoy enferma desde niña -  asintió suavemente Tory había sufrido problemas cardiacos severos y necesitaba un trasplante, lo padecía desde niña y el corazón le llego apenas a tiempo… la enfoco unos instantes, por eso probablemente no sabía hacer prácticamente ningún ejercicio físico, era modelo si - papá decía que io era molto bela entonces me hizo modelo nunca más de veinte minutos… io odio que me miren… ser un oggeto - razono la palabra seguramente era cosa u objeto asintió suavemente - de ragazza la sua mirata era de lastima… luego me volví bela y las miradas… - noto el gesto de desagrado_ eran una mezcla…
Negó con la cabeza bien sabia ella que no debía preguntar, dejo escapar un suspiro cansado enfocando a la chica divertida “noche arruinada, aunque ella seguía siendo exquisita”  - Idiotas todos - dijo sonriendo uno no se involucra si se quiere dar solo un revolcón Amara, se reprendió a sí misma - porque no solo eres molto bela aquí - dijo moviendo las manos señalando su cuerpo - sino aquí también -  señalando su corazón - y muy desesperante también - escucho la risa divertida.
-Amara- escucho su nombre por lo que cerró los ojos disfrutando del sonido terso y suave - tú también eres molto desesperante - abrió un ojo soltando un gruñido de molestia- no sabes perder - se incorporo mirando a la joven- e vero…
-¿Yo?- soltó la risa irónica - lo dice la que tiene un condición física precaria, no sabe hacer la mitad de lo que le enseño e insiste en aseverar que me ganara - dejo escapar con seriedad - ahora que lo pienso ¿No te hace daño?
-Debo desarrollar condición pausadamente y cuando la tenga en pleno si te ganare - vio el dedo señalarla -  además tu eres una mala maestra io no tengo equilibrio - se sonrojo mirando hacia otra parte… las clases no tenían ese fin razono fugazmente.
-Es porque eres una italianita delicada Tory - dijo seria - y ya sé porque - agregó _ así que no más de veinte minutos cuando hagamos una actividad física nueva - noto el gesto de desagrado en el rostro.
-No… por eso no dije nada… no quiero que me trates diferente io soy io… estoy bien oi… soy sana - la vio llevarse la mano al pecho - y puedo hacer mil cosas, pero io necesito que me dejan de tratar como si me fuera a romper y tu… tu…. lo haces, tú te ríes, te burlas… tu me presionas, tú me tratas como si fuera normal, io ahora soy normal….
-Siempre lo fuiste - se puso de pie ubicando las manos en los hombros con suavidad - una hermosa y normal chica - dejo escapar quedamente mordiéndose el labio - muy, muy hermosa….pero debemos cuidar tu corazón nuevo - ubico una mano con cuidado sobre el pecho izquierdo - para que siga latiendo fuerte y acostumbrarlo a ti - agregó - iremos despacio Tory… primero veinte minutos, luego treinta y así…. Al final quizás digo casi milagrosamente puede que me ganes…
-Amara- sintió como se abrazaban a ella con delicadeza por lo que correspondió el gesto envolviéndola en sus brazos antes de impulsarse y cargarla divertida al sentir como se pegaban a su cuello, generando que su piel en pleno se erizara- io no estaré tanto tiempo - detuvo sus pasos al escuchar aquello- solo tengo dos meses.
-Es tiempo de sobra Tory-  empezando a caminar de nuevo, sintiendo la respiración de quien cargaba pausarse lentamente.
-Me gusta que me digas Tory…. Me gusta el apodo que me diste- la sintió acomodarse en sus brazos mientras abandonaba el local en dirección al automóvil que sabía era de Victoria - pero io no sécómo decirte…
-Arian- dejo escapar con suavidad - es mi nombre real y nadie lo sabe…. Me puedes decir Arian… solo tú Tory… no se lo digas a nadie - acomodo a Victoria en el asiento del copiloto con cuidado para abrocharle el cinturón y dar un rodeo dispuesta a conducir el auto.
-¿Por qué nadie lo sabe?- escucho la pregunta esbozando una sonrisa entre triste y cansada antes de girarse apoyándose en el volante.
-Soy huérfana- noto el dejo de sorpresa en los ojos- mi madre me abandono, mi nombre era Arian…. Recuerdo vagamente que lo que me repetía hasta el cansancio era no le digas a nadie cómo te llamas, así que no se lo dije a nadie nunca…. Nunca… les dije que no tenia nombre y me dieron el de Amara…. Al final me quede en el orfelinato toda mi vida, Savedra es el apellido que me dieron cuando me case, para mí fue el equivalente a que me adoptaran ¿entiendes?, digamos que Arian te da un camino directo a mi corazón… porque me mostraste el tuyo.
Observo la sonrisa algo cansada antes de disponerse a arrancar el auto, pero una mano detuvo todo su movimiento al envolver la suya guiándola hacia unos labios cálidos que le obsequiaban una cariñosa caricia que le genero un profundo sonrojo al ver la infinidad del cielo en una clara mañana reflejada en los ojos de Victoria – Arian- sonrió tontamente al escuchar su nombre - vamos a casa - asintió acariciando el mentón con delicadeza antes de disponerse a conducir.
Noche bendita noche, ardiente, caliente, fresca, veraniega, desoladora, abrasadora, envolvente… había tantas formas de describir una noche de verano tantas maneras de pasarlas para ella en particular una, desde joven tuvo la creencia que el calor se contrarrestaba con más calor, el que daba el verano en particular pensaba ella debía combatirse con el calor de un cuerpo ardiente y sudoroso que le regalara gemidos de éxtasis mientras definitivamente la temperatura de la alcoba se incrementaba a niveles inimaginables, esa era la forma en que se debía pasar el verano… al diablo los abanicos y las piscinas, piletas y demás, al demonio el aire acondicionado… al carajo con todo eso, hacía calor por una única razón y era para utilizar la frase adecuada en el momento preciso que desembocara en una vorágine sexual.
Las noches de verano además presentaban esa particularidad que no regalaba ninguna otra en el año, esa necesidad de muchos de olvidar sus vidas, sus problemas y realidades dejándose envolver por su hechizo, quizás el recordatorio de que la vida es corta, se acaba rápido y es necesario disfrutarla… el verano era por mucho su época favorita del año, la que mas disfrutaba porque a ella también le gustaba olvidarse de su trabajo, sus preocupaciones y bajar la guardia un poco.
Disfrutar de su casa y de una mujer un tiempo más prolongado de lo habitual, encerrarla en su recamara comiéndosela viva a todas las horas que el día y la noche se lo permitieran, ese verano no podía ser la excepción eso pensó al menos, giro su cabeza a la derecha enfocando a Evelyn en pijamas con el control remoto en la mano y Alison dormida sobre sus pecho, dejando que sus cabellos se mezclaran con los de su madre, reparo en sus propias piernas donde en esa época lo natural era que descansara un escultural dama para dar de lleno con los ojos cerrados de Raúl mientras ella acariciaba sus mechones ¿Cómo sucedió aquello?. Si la invasión de bichos en la casa de Evelyn, su histeria y el estúpido fumigador diciendo que no podían estar en su casa.
-Podemos ir a un hotel - escucho aquello enfocando el rostro sereno que al parecer había detenido su viaje por el televisor en un documental sobre los leones - se bien que tienes tu rutina de vida y nosotros la invadimos por completo, una cosa es salgamos juntos un día otra que estemos aquí metidos dos semanas por culpa de ese imbécil que volvió mi casa inhabitable.
-Te dije que no me importa - repitió enfocándola con seriedad -  y no quiero regresar a esta innecesaria discusión, en esta calurosa noche de verano - agregó notando el sudor escurriendo por el cuello de Evelyn y desviando sus ojos al televisor.
-Iré a recostar a Alison - le escucho decir mientras la observaba levantarse envuelta en aquellos pantaloncillos que generaron que su mirada se paseara de arriba abajo por sus piernas ¿Dónde estaba la pijama recatada que uso el primer día?, el puto verano al parecer se la había tragado, se levanto cargando a Raúl para ubicarlo al lado de su hermana en la cama matrimonial, aprovechando que su madre los acomodaba a ambos para hacer una inspección de su bien formado trasero antes de regresar a la sala con ella.
-Deja de mirarme el trasero - le escucho decir por lo que sonrió de medio lado pegándose más a ella en el sofá - ¿Qué?
-No es mi culpa que este como para comérselo - sintió el golpe del cojín divertida en la cara antes de tomarlo y regresarlo para tirar de las piernas desnudas acariciándolas llevándose con ello una mirada de sorpresa - debería tener una mujer desnuda en mi cama – admitió - pero mi cama está invadida y solo te tengo a ti - observo la mirada de reproche - que no estás desnuda, pero al menos déjame darle gusto a mis manos con tus lindas piernas, escucho la risa antes que un pie empujara su cara haciéndola reír - oye tú… Evelyn - sintió la presión en la mejilla intentando apartarla tomando la planta y haciendo cosquillas para que el otro pie contraatacara sus costillas- espera…
-Además no me puedo desnudar - agregaron entre risas - los niños ocupan la cama y no pienso hacerlo en el sofá - mordió la pantorrilla arrancando un grito de su acompañante antes de cambiar la posición generando que las piernas enredaran sus caderas mientras dejaba caer su peso de lleno sobre ella generando que las risas cesaran - hace calor…
-Mucho- dejo escapar mirándola con intensidad - el verano tiende a ser muy caliente - acaricio las piernas notando como se mordían el labio delante de ella por lo que sonrió encantada - y la tela del sofá no ayuda… y tu eres heterosexual - dejo escapar un suspiro dejando caer la cabeza sobre el pecho con suavidad.
-Si es verdad - rió quedamente antes de sentir las caricias sobre su cabello - con todas menos contigo - se incorporo mirándola con sorpresa - digamos que me remueves el libido, mucho - percibió las caricias sobre su espalda sonriendo para dejar caer su caderas con suavidad recibiendo por respuesta un gemido ahogado - pero si hacemos algo, violaremos las reglas…. Las tuyas y las mías - rió bajamente empezando a besar el cuello - y los niños…
-Es malo tener hijos en momentos así - admitió mordiendo el mentón con delicadeza - pero podemos ser silenciosas y te puedo regalar el mejor sexo de tu vida este verano…
-Me tendrías que dar sexo todo el verano - escucho que le decían_ luego puedes irte con quien quieras, o dormir con otras… solo déjame agotada al terminar - escucho otro gemido ahogado por lo que volvió a deslizarse por el cuerpo suavemente.
-Te mostrare lo que es bueno - murmuro suavemente - así dejas de buscar vejetes inútiles, y buscas hombres que te satisfagan o al menos intenten hacerlo como yo - deslizo sus dedos hacia el borde los pantaloncillos sin desear perder más su tiempo “mami” dejo escapar un suspiro algo frustrado “tengo sed”.
-Ya voy mi amor - le escucho decir antes de recibir un beso en la frente - niños… te lo dije - le afirmaron - ¿Me esperas?
-Todo el tiempo que quieras -  sintiendo como la empujaban levemente - verano caliente - dejo escapar recibiendo una risa por respuesta antes de dejarse caer sobre el sofá. Porque ella era Karina Domínguez y adoraba el verano, no se involucraba con mujeres heterosexuales, ni madres solteras o divorciadas…. Pero aquella mujer no era cualquier mujer era Evelyn Rodríguez, la misma que se colaba por su piel desde que la conoció y se deslizaba en sus pensamientos de vez en cuando, la misma Evelyn que la desesperaba a rabiar en el laboratorio, que juzgaba a todos menos a ella, que le alentaba a hacer tonterías pero la reprendía cuando sobrepasaban lo permisible según ella.
Se giro enfocando el techo recordando vagamente las palabras de una tía suya, esa que todos decían que estaba loca pero ella escuchaba con la fascinación con la que solo un niño puede escuchar, palabras que hablaban de un amor perdido y la causa de su tortura acompañada de aquella palabras  “busca en todos los brazos y cuando encuentres unos brazos que no quieras soltar, sabrás que estas en casa… porque al final a ti también te esperaban, a final todos queremos descansar un poco de esta vida… al final pequeña… al final solo esos brazos importaran aunque tengas mil mas…. Siempre los recordaras…. Porque todos venimos del mismo lugar, sin importar el tiempo, el espacio y los sueños… todos buscamos estar en un único sitio, y ese sitio solo lo encuentras cuando esté está lleno… de amor… amor Karina…… por la vida, los sueños y la persona ideal”.
Rio suavemente su tía la que estaba loca, juraría ella tenía más sabiduría que mil personas juntas en la punta de sus dedos, en sus ojos cálidos y tristes, paso su mano por detrás de su cabeza moviendo una pierna con suavidad para sonreír levemente mientras enfocaba el televisor en donde el documental había muerto dejando el espacio musical sonando, miro su departamento levemente ¿Puede cambiar un hogar?, sus oídos captaron una protesta al final del pasillo, claro que sí… porque el hogar lo formaban las persona que en el estaban, lo transformaban y lo hacían crecer o lo podían destruir, y ella disfrutaba de todo de cada giro de la vida, de cada sorpresa inesperada en ella, de cada cuerpo que se le ofrecía gentil, rio con más fuerza y ahora estaba aterrada… pero… del miedo también se disfruta, ladeo la cabeza enfocando las piernas desnudas que invadían su visión porque el miedo es signo del cambio y el cambio siempre es un reto enriquecedor y fascinante….
Estiro las manos aferrando las piernas para que el peso regresara con ella al sofá mientras la risa resonaba en sus oídos, aparto los mechones delicadamente para sonreír porque de verdad estaba aterrada – Karina - cerró los ojos al escuchar su nombre - los niños pueden despertar_ le dijeron por lo que rio levemente.
-Cosas… cosas- dijo abrazándola con suavidad - cosas por las que me tendré que empezar a preocupar-  - por lo menos durante este verano…
-Durante este verano yo solo me preocupare por ti- escucho que le decían porque de verdad esa mujer era Evelyn Rodríguez…..y ciertamente era abrumadoramente inexplicable.
El Jefe de la Policía era un hombre paciente pero que su colega lo hubiera llamado diciéndole que el alcalde había organizado una demostración de emergencia de la policía turística a las 2 de la mañana con todo la prensa era algo que no podía ni quería manejar, encontró al culpable del circo rodeado de  financieros diciendo estupideces tales como “comprobar la eficiencia de sus elementos” enfoco a los oficiales enfundados en su ropa de practica algunos mas agotados que otros y era obvio que eso era perjudicial para el operativo del día siguiente.
El campo de prácticas había sido modificado y en ese momento todos los ojos estaban centrados en los dos elementos de la sección K9 al pie de la línea de salida, cosa que esperaba evitar a toda costa sobre todo observando la sudadera que decía Savedra tirada en el piso y a la chica en top con una cara que mezclaba la ira, la humillación y el frío que probablemente sentía - Savedra ven acá y ponte la sudadera - le grito a la joven que se giro asintiendo al parecer aliviada encaminándose hacia su sudadera mientras el enfocaba al alcalde con molestia y el hombre desviaba la vista hacia sus amigos que se comían a la joven con la mirada que por inercia se cubrió con la sudadera los pechos antes de darles la espalda ubicándosela y llevándose con ello varios chiflidos molestos de inversionistas y espectadores- vete a casa Vanessa - dejo escapar con suavidad.
-Si Jefe- le respondió la joven mientras el enfocaba al alcalde.
-Ella no se puede ir - le afirmo el hombre - estos gentiles señores desean invertir en nuestra ciudad y quiero demostrarles que nuestros “cuerpos”- la libido con la que dijo aquella palabra genero que se le revolviera el estomago mientras intentaba cubrir con su cuerpo a la joven - policiales están debidamente preparados para ello y según se Savedra es un oficial sobresaliente…
-Como todo Savedra- dejo escapar con frialdad - y no veo a los gemelos aquí- agregó notando el mohín de desagrado del alcalde -  en todo caso supongo que ya han visto suficiente-  reparando de nuevo en el estado de evidente cansancio de todos sus efectivos.
-Eso debo decidirlo yo- le respondieron con prepotencia- en todo caso era necesario que ella se sacara la sudadera para poder sortear los obstáculos, si es lo que te molesta Marcus.
No veo que los otros chicos o chicas se las sacaran- vio al hombre levantar el labio superior con molestia- solo la vi a ella con frio, empapada y con barro sobre la piel- agrego serio- no me busques te lo advierto- agrego girándose para envolver a Vanessa en sus brazos- y tienes razón es mi favorita, así que no lo olvides- agrego antes que el resto de los elementos de la policía formaran un muro ante él- y más te vale darnos un aumento no querrás un huelga- agrego encaminándose fuera del campo con seguridad.
-¿Lo dejaras?- el Alcalde escucho al voz de Víctor detrás suyo.
-No quiero morder más de lo que puedo manejar y creo que ya lo hice - le respondió - ya la viste, como querías… así que déjame en paz - Víctor sonrió viendo al hombre alejarse como si nada, claro que la vio…
Frío ¿No se suponía que el verano era caliente?, se cuestiono a sí misma mientras enfocaba la taza de té casi hirviendo delante suyo - Gracias Tío - dejo escapar con suavidad mientras el Jefe de la Policía, el hermano de su madre la enfocaba con aprensión.
-Ese hijo de puta- le escucho decir con enfado- cuando me entere vine a buscarte, debiste llamarme osita- rió por la bajo al escuchar aquel mote- estuve por castrar al maldito ese y todos su amigotes- escucho el golpe en la mesa y como su taza se movía amenazando con derramar el liquido. ¿Te sientes mal?- le negó suavemente observando los ojos tan oscuros como los suyos ardiendo de ira.
-No pasa nada- le dijo percibiendo la calidez del té en sus frías manos- solo no le digas a Clarisse ella si lo castraría- rió suavemente antes de sentir las caricias cariñosas en su cabello-  no paso nada tío, aparte del frío … ya sabes chica fuerte- agregó.
-Pues mi chica fuerte tendrá unas prolongadas vacaciones pagadas después de eso - lo miro sorprendida – Villafiel - escupió el té de golpe enfocando la ceja alzada de su tío - una Villafiel - enfoco el ventanal - ¿Ese hombre sabe algo?
-Lo dudo- dejo escapar cambiando su gesto a uno de frialdad - y si lo supiera no le tengo miedo para nada - escucho la risa resonar con fuerza enfocando la cara de su tío fastidiada.
-Tienes el carácter de tu padre - la miro divertido - y su innegable capacidad para meterse en problemas, de los que debía salvar su trasero – agregó -  confió en tu buen juicio, y ¿Cuándo es boda? - volvió a escupir el té- Virginia me llamo- empezó a toser con fuerza - dijo algo que querías casarte en la primavera próxima… eso es maravilloso- empezó a negar con la cabeza - yo pensaba “esta nunca sentara cabeza…” incluso le dije a tu tía “morirá soltera”, ¿Vanessa hija?, ¿Por qué estás tan pálida? ¿Cariño? Por Dios Santo ¡RESPIRA!
Herendira daba vueltas en la cama acalorada, mirando su celular ella había prometido llamar y la esperaría despierta el tiempo necesario pasaban ya  de las tres de la mañana, su llamada fue cortada de improviso cuando ella estaba semi-desnuda sobre la cama, ¿Cómo la hacía sentir así aun en la distancia?, ¿Cómo la hacía hacer cosas inimaginables?, se ruborizo al recordar como sonaba su voz en el teléfono “soy una pervertida”, apretó la almohada con fuerza suspirando “pero quiero ser una pervertida solo con ella” razono mirando la pantalla de su celular con algo de aprensión “practica nocturna” eso no iba al caso, ella no era un genio pero bien sabia de la carencia de lógica en el asunto y eso la llevaba a formar una única preocupación en su mente, porque no era tonta como decía su padre, porque lo conocía bien y porque si sus sospechas eran ciertas el hombre conocería finalmente de ella un lado poco agradable.
Se levanto de la cama paseándose despacio por la habitación sin dejar de enfocar el aparato abandonado en su cama en ese momento tenía varias opciones y la que menos deseaba emplear era llamar a Georgina, su hermana siempre la cuido pero poco podía hacer contra su padre, involucrarla no era algo que le pareciera factible pero si necesario.
Ella conocía a Víctor y el desconocimiento era un arma con un filo que no deseaba sentir, debía cuidar a Vanessa de él y su luna de miel debía acabar para que fuera la persona adulta y responsable que deseaba para eso debía en palabras de su padre “aplastar a los insectos”, se giro enfocando el celular debía llamar a Georgina y embarrarla hasta los codos no tenía opción, de frente y con franqueza como le decía su abuelo, aunque consideraba que tampoco eran horas pero él jodido valor no tenia horarios ¿verdad?.
El timbre del celular resonaba con insistencia mientras su esposo se revolvía en la cama incomodo y ella sonreía divertida respondiendo con algo de preocupación al ver la hora de la mañana - ¿Si diga?
-¿Georgi?- se incorporo como un resorte en su lecho al escuchar la voz de su hermana - tengo algo que contarte….
Piedra, papel y tijera, el juego más estúpido de la faz de la tierra estrecho la cintura de quien descansaba entre sus piernas apoyando su espalda en su torso porque simplemente no quería dormir a pesar del cansancio que embargaba su cuerpo mientras estaban acomodadas ambas en aquella cama, y aquella era la decimo quinta vez que perdía escuchando el gritito de victoria de su acompañante- Andy es tarde… ¿Quieres dormir?
-No- respondió con tranquilidad jugueteando con aquellos dedos que adoraba - solo un poco más - agregó quedamente - solo un poco más…
-Me dijiste eso hace una hora querida- sonrió al escuchar el querida abrazándose más a la rubia- pero se hará como dices.
-Esto tu y yo así- dejo escapar quedamente- es maravilloso y quiero disfrutarlo, es diferente… pero genial- murmuró dejando caer la barbilla sobre el hombro- el tiempo se detiene… me crea una gran conmoción, alegría no se cuanto más… es raro, pequeño…
-Y enorme a la vez- escucho la risa ahogada- lo sé… y sin sexo- rió al escuchar aquello divertida- y tu no le creías a tu amor.
-No- beso el cuello despacio- porque mi amor a veces dice mucha tontería- sintió el suave codazo, por lo que la abrazo con más fuerza- No tendremos sexo ¿entiendes eso?- vio como le asentían suavemente- es irónico que sea yo la que quiera tiempo ahora…
-Eres virgen y estas asustada- le dio un fuerte empujón escuchando una queja- anda Andy, no te hare nada que no quieras - escucho el tono entre seductor y oscuro lanzando un preciso almohadazo a Stefani que ya estaba alejada de ella- te prometo ser delicada y dulce- lanzo otra almohada entre molesta y divertida - y evitar que grites - escucho el grito de Stefani cuando ella se levanto con afán de perseguirla -NO ME MATES ¡SOY TU NOVIA!
-No eres mi novia- dijo con seriedad provocando que todo movimiento de Stefani se detuviera- eres mucho más que eso - se acerco despacio a la joven que estaba estática mirándola - eres el amor de mi vida, mi mujer, la madre de mis hijos y…. una idiota -  descargando un fuerte almohazado que mando las plumas que contenía la almohada a volar antes de que le dieran un fuerte empujón que provoco que estallara en risas al sentir el cuerpo de la rubia sobre ella atormentándola con unas viles cosquillas.
-Te amo- le escucho decir suavemente aun en medio de las risas y la lluvia de plumas, no era difícil para ella asegurar que si la felicidad existía sin duda se sentía como aquello, las personas vivían sus vidas intentado plasmar la felicidad en palabras, pero en ocasiones las palabras sobraban…. Porque la felicidad para ella no se definía en palabras sino en incontables momentos como ese que guardaría eternamente en su corazón.



CASA DE PLAYA DE LA FAMILIA DEL VALLE UBICACIÓN DESCONOCIDA 0300 HORAS.
Somos los Agentes A y Doble A, a pesar de que en el informe anterior aseveramos que no realizaríamos mas labores de esta índole por el momento, no es imposible no levantar este nuevo reporte.
¿El mundo se volvió loco? ¿Se acerca su fin? ¿No moriremos a los treinta?, ya no sabemos las respuestas a tan simples preguntas, porque el mundo en su infinita sabiduría abofetea nuestras caras, porque es obvio que la Subcomandante A a pesar de fingir demencia ha realizado cada técnica con premeditación y alevosía, la pregunta es ¿Por qué?, las respuestas son infinitas… las que nuestras esposas amadas, veneradas y enaltecidas en este escrito aseveran es solo una…. “tiene calentura”… pero la Subcomandante a lo largo de su vida ha demostrado un control impresionante para dejarse llevar por una calentura como bien opinan nuestras siempre razonables mujeres.
Nos llevan de nuevo al punto muerto en todo el asunto, y los cargos a levantarse como utilización inadecuada de las Técnicas S, nadie levantara cargos apreciamos nuestras existencias, pero este panorama desolador nos hace surgir otra pregunta ¿Por qué el Sujeto Italiano V?, de toda mujer o hombre del universo ¿Por qué una que en apariencia es mas hueca que un coco?, no deseamos juzgar al Sujeto Italiano V sin embargo es obvio que no es el tipo de chica o chico inteligente de los que la Subcomandante A gusta o gusto en su tiempo, en realidad esa joven es callada en extremo a menos que sea para competir y gritar algo inexplicable en italiano.
Intentamos plasmar en este documento las dudas que nos surgen alrededor de este inexplicable asunto porque nos basta por ver por la ventana para ver a nuestra amada cuñada sonriendo de una manera que no sonríe desde la muerte nuestro hermano ¿Tenemos miedo?, negarlo sería realmente cobarde, tememos que cometa un error, o que por una “calentura” acabe con más dolor dentro de ella...
Desearíamos cerrar este informe con humor pero nos es imposible, porque acaba de adquirir un contexto preocupante que hace a nuestros corazones encogerse ansiosos, preocupados por el de ella, es lo único que queda de nuestro hermano y parece estar involucrándose con alguien no apto para ella, no queremos quitar meritos… pero no son una pareja ideal, ni siquiera se acercan… y el corazón de nuestra Subcomandante ciertamente esta negado a alguien más que a nuestro hermano…
FIN DE NUESTRO PREOCUPANTE INFORME.
Clarisse bajo el documento asomándose por su ventana para ver a Amara dando saltos en la orilla de la piscina con Victoria a pasos mirándola divertida a pesar de la hora de la madrugada, no le hacía falta escuchar lo que decían porque sabía que estaban compitiendo, enfoco el rostro de quien le preocupaba para verla negar llevándose las manos a la cara mientras la joven italiana celebraba su victoria, viendo a su acompañante sacándose las botas para ubicarse al borde la piscina, haciendo una seña de despedida antes de lanzarse al agua fría…. Escuchaba las risas de Victoria haciendo eco mientras Amara emergía muerta de frío del agua antes de acercarse a la orilla tendiéndole la mano a Victoria que la tomo con una inocencia increíble acabando empapada y muerta de frío; pero el enojo nunca llego solo más risas….

Y fue cuando Clarisse comprendió que en ese momento cualquier palabra estaba sobrando.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

5 comentarios:

  1. Lo de amara y vittoria sobran las palabras me gusto lo que le dijo andrea a stefani que era mas que su novia y lo del tiempo me sorprendio pero la comprendo muy buen capitulo me encanta esta historia ☺

    ResponderEliminar
  2. Gracias Genial este capitulo, como todos, casi q ya es una adicción leer esta historia capitulo a capitulo, y como no si cada uno supera el anterior.

    muy buena historia, saludos desde colombia.

    Paot

    ResponderEliminar
  3. Me muero de risa con los informes de los agentes A y doble A ,aunque espero que no pongan trabas a la posible relación de Amara y Victoria
    Las que me están sorprendiendo y para bien son Karina y Evelyn,me encanta verlas actuar como una familia y sobretodo ver como Karina poco a poco esta comprendiendo que Evelyn puede ser lo que tanto a negado...su plato A :-D
    Andrea por fin se da cuenta que sólo necesita a Stefani,la declaración que le hizo de que no era su novia sino su mujer,la madre de sus hijos etc....me enamoró
    Y de mis favoritas......espero más momentos de ellas,que Vanessa regrese pronto,aunque estoy temiendo lo peor con el idiota de Víctor rondándola.
    Saludos
    Rita

    ResponderEliminar
  4. Esta emocionante, por una parte las acaloradas hormonas por el verano y por otra la situación peligrosa que se avecina para Vanessa y Herendira (que por cierto a dado señales de vida a su hermana, espero que las dos ideen un plan para evitar que Victor siga molestando) (Oye falta que Sasha se presente a Vanessa) nuestra segunda pareja Andrea y Estefani tienen su momento romanticon aun no han hecho nada de nada (sopresa que Andrea pidiera tiempo) Falta ver que pasara entre Karina y Evelyn que entre ellas los animos estan muy calientes espero que no sea solo deseo si no que haya amor.

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.