GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



17 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 27

Capítulo 27
El Principio del camino
Cuando llegues al final de lo que debes saber, estarás al principio de los que debes sentir.
Gibran Jail.
La noche había caído en el patio aun se escuchaban las risas de los niños, la plática de los adultos, la música resonando con suavidad y ella con hambre, se alejo de la ventana pasándose los dedos por las sienes no se iba a disculpar porque era culpa de ella no suya. Dejo caer su cuerpo en la cama mientras su estomago sonaba suavemente generándole una maldición mental.

-Vanessa- escucho la voz de Amara.
-Largo cuñadita- dejo escapar con enfado.
-Anda que mal genio- la burla en la voz la hizo revolverse incomoda en la cama - Se qué prefieres matarte de hambre antes de disculparte - le escucho decir - y lo comprendo estuve casada con tu hermano y vaya que no saben ni cuando disculparse, ni cuando quedarse callados.
-Vete- repitió con enfado.
-No- ahogo un grito enfadado- ella sabe que tienes razón- se incorporo al escuchar aquello - pero ella también la tiene- se dejo caer de nuevo en la cama - debiste decirle a Clarisse y es verdad cuando la tienes en tu cama no te parece una niña.
Se impulso de la cama como resorte para abrir la puerta dando de lleno con Herendira que mantenía la cabeza gacha con un plato de comida en las manos, levanto la vista para ver a su cuñada con las manos sobre los hombros de la chica mirándola fijamente - Es una tontería y lo sabes - escucho decir a Amara - háblalo con ella pero regrésala pronto, no creo que les agrade tanto mi forma de manejar la parrilla como la de ella - vio a su cuñada desaparecer dejándola a solas con Herendira.
Movió su mano por inercia para retirar el plato de comida de las manos, sujetándolo solo con una y tomando con la otra la mano libre de Herendira, ¿Por qué tenía todo que ser tan complicado? Ella no era buena dando disculpas, para nada… no es que fuera un defecto, es que un ser perfecto como ella no cometía errores, sus anteriores y fugaces compañeras se lo espetaban constantemente, que no sabía disculparse, que tenía un genio horrible, que si el mundo se acababa sería su culpa,  tuvo ganas de reír al pensar aquello mientras dejaba el plato en el buro y tomaba aire para hacer lo indecible - Lo siento - abrió los ojos sorprendida al escuchar aquello - lo siento mucho, siento ser una tonta que no te comprende y…- observaba los labios moverse al parecer la disculpa continuaba sin embargo Herendira no fue la que se largo sin más.
-Lo siento -  vaya quizás lo más sorprendente es que ni le costó decirlo  - tengo un carácter horrible - agrego quedamente - es mi único defecto - murmuró suavemente - estuvo mal de mi parte no decirle a Clarisse, pero es que - se sonrojo suavemente - te quería solo para mí un tiempo - finalmente admitió lo que no debía admitir -  si le decía a Clarisse iba a pedirnos ir a las reuniones en forma y yo pues…
-Vanessa - sintió como tomaban su mano con suavidad - lo entiendo, también se que no te importa mi edad, pero me molesto que me recordaras que podía que a los demás sí_ la vio bajar la cabeza- cuando tuve valor para admitir a mis amigas que eras… bueno que….  - noto como Herendira la enfocaba con las pupilas temblando levemente - ¿Crees en el amor a primera vista? - le cuestionaron por lo que miro a la joven sorprendida.
-Amor es una palabra muy grande - replico mirando a la chica - amor a primera vista… es un sentimiento que ciertamente no he experimentado.
-Yo no creía en él - observo las manos sobre el pantalón moviéndose de forma inquieta - hasta un viernes en que iba tarde a clases muy tarde, tanto que debía tomar una ruta que no me agradaba por la cantidad de personas que la utilizaban, llevaba mucha prisa y no me fijaba bien por donde iba, tenia examen - noto como la enfocaban fugazmente - y llevaba mis apuntes en la mano - Vanessa tuvo un recuerdo fugaz de golpe que provoco que su aliento escapara del todo de sus pulmones - alguien choco conmigo y mis apuntes salieron volando, intentaba juntarlos cuando di con un hocico húmedo… pero lo que vino después fue… - noto como Herendira hacia una pausa - fue milagroso escuche la voz más dulce y hermosa, seguida por el más perfecto de los rostros…
-¿Te me estás declarando?- preguntó con seriedad y algo de nerviosismo.
-¿Hace falta hacerlo?- seguramente su gesto de confusión fue único, porque la risa de Herendira duro varios segundos - Algo así - dejo escapar la joven - desde ese día creo en el amor a primera vista, a pesar de que todos me dijeron que era una tontería, a pesar de que yo misma pensara que esa persona nunca me miraría - Vanessa vio la sonrisa ampliarse en el rostro- así que no importa si tienes mal carácter, si gritas mucho, si no sabes disculparte… para mí esas cosas no son importantes… no te hacen distinta al ser humano maravilloso que eres y que amo - la miro parpadeando sorprendida antes de sentir un cálido beso en los labios - Gracias por cuidar de mí… ahora comete eso, no  quiero que tengas hambre por una tontería como la mía… - intento abrir la boca para decir algo- tampoco tienes que decir algo o disculparte sino sientes lo mismo - la miro con sorpresa - porque imagínate antes ni me atrevía a imaginar que me hablaras y ahora resulta que despierto a tu lado - sintió otro suave beso - iré a rescatar a Amara.
Shock era una palabra que se quedaba corta a lo que se le estaba generando en el cuerpo, el alma y todo lo demás, es que de verdad eso era estar en estado de Shock no podía mover un jodido musculo, estaba hiperventilándose y… y… ¿Por qué no podía ir a partirle la cara?. La mañana había llegado con una inusual calma, ella estaba feliz dormida sobre el pecho de Stefani hasta que esa basura de Cobalt empezó a sonar, su rubia se levanto casi tirándola antes de cubrirla de besos a modo de disculpa alegando que había olvidado un compromiso… ¿Eso era un compromiso?, le dijo su cerebro de golpe.
Cumplir un compromiso debía ser algo desagradable pero aquello… su pupila se contrajo al ver la lluvia de besos sobre el rostro de Stefani… pero era su culpa ¿no?, ella fue la que insistió en acompañarla al aeropuerto aun cuando se tuviera que regresar en autobús porque Rocky debía atender a la prima de Elena… y ahora estaba intentando descubrir una forma en que esa jodida tipa no viajara a solas con Rocky, que le quitara de una maldita vez las manos de encima…  A su mujer… porque era su mujer… y esa…esa…
-Victoria ella es Andrea- escucho la presentación enfocando a aquella tipeja, por un demonio parecía supermodelo- es mi amiga- se giro de golpe a mirar a Stefani al escuchar aquella presentación “amiga”.
-Mucho gusto- escucho el suave acento, ahora resultaba que la pendeja no solo tenía un cuerpazo sino voz de comercial… 
-Igualmente- dejo escapar con incomodidad antes de mirar a Stefani.
-Te doy para el taxi- le dijo la joven rubia notablemente preocupada a lo que ella se negó rotundamente - pero Andy…
-No pasa nada Rocky - se inclino dándole un beso en la mejilla acompañado de una abrazo bastante posesivo antes de lanzarle una mirada asesina bien disimulada a la tal Victoria - te llamo esta tarde… para ver lo del viaje…
-Sí- noto como Stefani se separaba de ella mientras  esperaba el te amo que nunca le llego, antes de que la tal Victoria se regresara.
-Ya veo que eres amiga de Rocky - asintió suavemente - Va bene- dejo escapar con alegría mientras le daba varios billetes y le señalaba las maletas - sé que no te molestara - le afirmo la joven  - ciao…. - se contracturo toda de golpe intentando controlarse mientras esa tipa se llevaba de la cintura a Stefani y ella quedaba con un montón de maletas que llevar por no quedar mal delante de su mujer, que se iba con una mujer que no era ella…
Elena del Valle enfocaba entre sorprendida y maravillada como Andrea ingresaba por la puerta de la mansión acarreando las maletas suponía ella que eran de su prima con enfado, casi agarrándolas a patadas mientras maldecía suavemente - Buenos días - dijo suavemente generando que la miraran de mala manera.
- ¿Qué tienen de buenos?- le cuestionaron generando que se tragara la risa que amenazaba con brotar de su boca- ¿Rocky?
-No ha regresado desde anoche- respondió - se quedo contigo.
-Sí, pero fue por tu prima-  Andrea dándole una patada nada disimulada a una maleta - hace más de una hora, ya debería estar aquí…
-¡Ohh! es que cuando sale con Victoria se olvida de todo - dijo con fingida inocencia - en Italia se perdían días - levanto la vista hacia el techo - aunque cuando se vieron en Francia fue peor - escucho algo parecido a una maldición antes de que varios golpes le indicaran que otra maleta probablemente había fallecido.
-Dile a Rocky que me llame cuando se digne a aparecer - observo como la joven se iba completamente enfadada llevándose a un pobre tipo del equipo de seguridad por delante, antes de girarse a enfocar la cabeza rubia que apenas y se asomaba por un costado acompañada de la oscura de su prima.
-Se enfado mucho - escucho decir a Stefani - mejor la busco, no quiero que este enfadada conmigo esto es una tontería.
-No- le amenazo con un dedo - tú no te mueves este plan es perfecto
-Impeccabile - escucho decir a Victoria - son celos… no enfado - agregó la chica mirando a Stefani - así que está bien.
-Claro estará bien mientras no acabes como las maletas-  Elena enfoco a Stefani bajar las escaleras en dirección al equipaje.
-Ma que cosa- escucho decir a Victoria segundos después- asesino mi maleta favorita.
-Agradece que no eres tú - replico Stefani - no quiero lastimarla, Andy es muy sensible y todo esto no hace más… que...
-Hacerla valorar tu amor y abandonar esas locas ideas de diversión desenfrenada -  Teresa apareciendo con un recogedor y varias bolsas mientras Victoria abría una maleta notando todos sus perfumes rotos.
Me vengare por esto - se escucho decir a Victoria - le hare sentir tanto celos que le reventara el corazón, era mi colección de perfumes -  al chica tomando a Stefani de la mano - vamos a pasear… -Stefani intentaba no tropezar cuando de pronto Victoria se detuvo en seco tomándoles una foto a ambas mientras ella la besaba en la mejilla haciéndola ruborizar - ¿Tienes facebook? - la miro algo asustada antes de asentirle - Molto… Molto…. Bueno…
Herendira se incorporo molesta para mirar el identificador de su celular mientras escuchaba un quejido ahogado de Vanessa que se cubría la cabeza con la almohada, enfoco fugazmente su reloj pasaba de la una de la tarde pero era normal, se habían dormido de madrugada con todo el alboroto de la casa, agradecía que los niños aun continuaran dormidos como la mayoría de los adultos – Si, diga - dejo escapar con voz somnolienta.
-¡ABRE TU PUTO FACE!- el grito de Andrea la hizo despegarse el teléfono del oído algo contrariada - ¡HERENDIRA SE QUE SAVEDRA TE DIO UNA NOCHE DE PLACER TORRIDO, PERO MUEVE EL CULO Y ABRE EL PUTO FACE!
Se incorporo como resorte abriendo su laptop escuchando varias quejas más de Vanessa en el proceso - lo siento amor será rápido - dijo quedamente mientras introducía su contraseña.
-¿Ya lo hiciste? - le cuestionaron con seriedad.
-Carajo, Andy esta arrancado la sesión, ten paciencia - dijo algo nerviosa y enfadada.
-Por un demonio estas podrida en dinero y no te pudiste comprar un trasto más rápido - dio un suspiro molesto dándole un golpe al teclado.
-¿Qué carajo pasa? - escucho la voz enfadada de Vanessa.
-Perdón amor te juro que no tardo - repitió al ingresar finalmente su contraseña - Ya Andy ¿Ahora qué?
-Ve al perfil de Rocky y de ahí al de la tal Victoria, es la única amiga que tiene en el face que no sea familia aparte de nosotras dos - Herendira levanto una ceja extrañada al escuchar aquello.
-Rocky no tiene más que familia en su Face - replico suavemente - y a nosotras porque para ella yo soy familia y bueno tú eres tú - dejo escapar divertida.
-Haz lo que te digo carajo - volteo los ojos en blanco maldiciendo suavemente antes de hacer lo que Andrea decía para observar con sorpresa como era correcto lo que su amiga apuntaba, dio click en el perfil de la tal Victoria para abrir la boca a más no poder -Mamacita.
-¡MUCHAS GRACIAS HERENDIRA!- escucho que le gritaban por lo que carraspeo incomoda -¿TENIAS QUÉ RECORDARMELO VERDAD?
-Bueno es que… digo la viste- carraspeo de nuevo incomoda_ No entiendo el alboroto - dijo mirando el perfil de la joven con interés.
-Herendira le diré a tu Savedra que andas viendo su perfil- afirmo seria Andrea.
-No lo hago - intento defenderse lo mejor posible,
-Si lo haces, porque te quedaste callada- emitió un pujido enfadado al verse descubierta - y ya que andas con infidelidades visuales abre el álbum que dice “El mejor paseo de mi vida” - Herendira escucho el tono indignado por lo que busco el álbum con incomodidad, no sin antes girarse para asegurarse que Vanessa continuaba en la cama.
-Si Herendira tu mujer sigue en la cama - escucho decir a Andrea.
-Ya cállate Almeira - dijo con enfado abriendo el álbum para abrir la boca de nuevo a más no poder ahora entendía todo el asunto encabezando el dichoso álbum estaba una foto de Stefani en traje de baño, seguida por una de su amiga y Victoria en la cual la joven la besaba en la mejilla, otra donde la abrazaba por la espalda, compartiendo helado, una serie consecutiva de fotos que generarían un ataque de celos espeluznante incluso a la persona más segura del mundo.
-¿Ya viste?- respondió afirmativamente - bien ahora vuelve al perfil - hizo lo que le decían - ve a paseos en Francia - de nuevo obedeció viendo una esplendorosa foto de Victoria que le hizo soltar un suave ufff - vela bien Herendira… ¡PORQUE LA VOY A MATAR!
-Andy- dijo algo nerviosa volviendo a girarse hacia la cama - mira tienes que calmarte… quizás no es lo que parece -  le aseguro - no puedes comportarte irracionalmente por unas fotitos…
-¡FOTITOS UN CARAJO!_ se separo el móvil de la oreja de nuevo -¡ESAS NO SON FOTOS, ES EVIDENCIA INCRIMINADORA! LA VOY A MATAR Y LUEGO MATARE A ROCKY!
-No puedes- dijo secamente -  no tienes exclusividad - escucho el tenso silencio al otro lado de la línea - duermes con otras pero amas a Stef, ella puede hacer lo mismo y tú no puedes matar a nadie y menos a Victoria sería un crimen contra la humanidad_ se mordió el labio mirando la foto de la chica de nuevo.
-¡HERENDIRA CONTRALA TUS PUTAS HORMONAS!- el grito le hizo dar un bote en el asiento- Se supone que eres mi amiga, deberías decir te ayudo a matarla_ escucho el tono dolorido.
-Primero no son mis hormonas - dijo en tono tranquilo - se apreciar la belleza… vivo con una diosa viviente entiéndeme es inevitable que cuando vea un monumento no lo halague- agrego seria - y soy tu amiga y te adoro, no quiero que mates a nadie…  y aún más importante estoy segura que Andy no haría tus mismas indecencias - escucho el quejido enfadado- así que controla tus celos y deja esa mujer en paz….
-Sabes tienes razón- escucho que le decían - el miércoles me llevo a Stefani a la playa y la alejo de esa maldita mujer - sonrió de medio lado al escuchar aquello - ¿Vienes?
-Lo hablare con Vanessa- escucho a Andrea despedirse aun molesta pero más controlada, por lo que se quedo viendo la foto de Victoria en la pantalla para soltar un silbido con razón la pobre Andrea estaba como estaba…
-¿Qué ricura verdad?
-Si…
-Como para comérsela.
-Sin duda…
-Es imposible dejar de verla.
-Sí, es imposible.
-Te hace olvidar que tienes mujer - estaba por responder cuando algo dentro suyo dio gritos horrorizados por lo que se giro dando de lleno con el rostro serio de Vanessa - no me considero una persona celosa - le escucho decir - algo posesiva quizás - vio la mano cerrar la tapa de la laptop con fuerza - pero ¿Sabes cuál es mi principal defecto? - vio como tomaba la lap en sus manos y se encaminaba a la ventana.
-¿Tu mal genio?-  sin dejar de ver el aparato.
-No… en realidad para unos es defecto y para otros es virtud, pero si la mezclas con mi mal genio el resultado no es agradable.
-¿Amor?- cuestionó poniéndose de pie lentamente sin dejar de ver su laptop.
-Me gusta dormir, si tengo una mujer hermosa en mi cama mejor aún - enfoco los ojos negros sonriendo bobamente antes de ver el brillo de enfado en ellos por lo que regreso sus ojos a su preciado aparato - me gusta ser ama y señora de mi casa - le escucho agregar - la única diosa en mi castillo.
-Eres la única diosa aquí amor - intento usar el tono más conciliador que le salía - te lo juro mi vida yo solo te rindo culto a ti con mi cuerpo y mi alma, así que baja la portátil.
-Mi principal defecto es mi impulsividad - escucho el tono lleno de enfado y sensualidad - y cuando la mezclas con mi mal genio y esa pizca de posesividad…. Es un desastre - vio como abría la ventana de golpe y su laptop volaba por ella como si nada - soy tu diosa o  ¿no? - la miro boquiabierta - las diosas exigimos sacrificios… tomare ese como el de esta semana - la vio alejarse de la ventana para volver a la cama mientras ella se asomaba viendo los pedazos y con la barbilla temblando a punto de echarse a llorar.
-Mi lap… mataste mi portátil - dijo quedamente sin saber si intentar recoger las partes serviría de algo.
-Amor tú la llevaste a su desastroso fin- se volteo sonrojándose por la mirada que Vanessa le dirigía - eres mía… no me gusta que mi mujer mire a otras y menos en mi recamara - sintió la sangre corriendo a toda velocidad por sus venas - así que a ver si eso te hace pensártelo mejor….
-Las diosas exigen sacrificios - observo cómo le asentían-  sus creyentes recompensas por ellos -  cerrando la ventana y sacándose la ropa sin dejar de enfocar la mirada entre devoradora y divertida que le dirigían -  yo quiero mi recompensa.
Las diosas también exigen sacrificios para apaciguar su cólera - Herendira detuvo sus pasos a medio camino levantando una de sus cejas con diversión así que no necesariamente mereces una recompensa.
Entonces simplemente te rendiré culto -  empezando a caminar de nuevo - así luego me ayudas a recoger los pedazos de mi laptop malvada mujer - se puso de rodillas sobre el borde de la cama observando cómo Vanessa retrocedía mirándola divertida hasta topar con el respaldar, continuo su camino hasta estar lo suficientemente cerca de los labios enfocando los ojos negros brillar con diversión - sé que mi diosa no puede estar enfadada conmigo mucho tiempo… porque sabe que la amo mucho - vio la tonalidad negra cambiar levemente antes de regalarle un beso devorador y urgente.
-No vayas a gemir muy fuerte la casa está llena - la escucho murmurar suavemente por lo que sonrió a más no poder intentando sacarle la ropa - Herendira no te desesperes – rió quedamente al escuchar aquello - amor…
-Te amo- repitió quedamente logrando deshacerse de buena parte de la ropa de Vanessa y logrando arrancar un sonido de exquisita satisfacción justo cuando tocaron a la puerta -¡POR UN DEMONIO!- grito con enfado.
-Lamento interrumpir- la voz de Clarisse genero que Herendira se pegara asustada al pecho de Vanessa - pero hay una computadora hecha pedazos en la parte trasera y los niños dicen que la tía Herendira prometió hacerles panqueques con forma de oso - la voz se apago esperando paciente una respuesta.
-Iré a recoger los pedazos de mi ofrenda - escucho decir a Vanessa - y ella ira a hacer lo panqueques - rió al escuchar el tono lo suficientemente fuerte para ser escuchado sin gritar.
-De acuerdo - la respuesta de Clarisse fue tranquila - pero apresúrense abajo los niños están impacientes.
-Sí Señora - respondieron las dos mirándose divertidas brevemente - owww - dejo escapar Herendira - más tarde volveremos a este tema -  acariciando los pechos desnudos de Vanessa, generando con ello el sonido más exquisito para sus oídos.
-Claro que si-  observo la enorme sonrisa que le dedicaban antes de levantarse y ubicarse uno de los buzos de Vanessa.
-Te amo-  antes de abrir la puerta de la recamara e intentar bajar la escalera siendo interceptada a medio camino por lo que llamaba cariñosamente “el ejercito de pitufos” - Un desayuno a esta hora no tiene caso - dijo llevándose una oleada de protestas - podría mejor hacer la comida - escucho varias quejas acompañadas de la palabra incumplida por lo que rio quedamente sacando el sartén y el molde llevándose una lluvia de aplausos.
-Tía… ¿Sabes girarlo en el aire? - cuestiono un pequeño cuando ella había terminado la pasta por lo que simplemente la vertió guardando silencio sobre el sartén esperando que tomara consistencia para utilizar el molde de metal dándole forma de oso - ¿Tía?
-¿Una vuelta? - hizo girar el oso en el aire ante los gritos de los pequeños para que callera en perfecta posición - ¿Dos? - giro la mano diferente haciendo al oso girar dos veces poniendo a los niños eufóricos - ¿Tres?  - Todos se llevaron las manos a la cabeza sorprendidos de ver al osito maniobrar de aquella manera antes de caer en lugar del sartén en el primer plato que se ubico delante del más pequeño de los niños.
-¡MI TIA ES LA MEJOR!- grito entusiasmado del todo.
-Pero es mía-   Vanessa divertida desde la puerta antes que Herendira viera los restos de su laptop terminar de resquebrajarse cuando los dejaron caer de nuevo dirigiéndose a ella - Yo también quiero mi osita - le movieron las cejas con suavidad por lo que le fue imposible no sonreír.
-¿Cuántas vueltas quieres?- cuestionó provocando que todos los niños enfocaran a Vanessa.
-Cinco… - Clarisse escucho el eco de los gritos en el jardín mientras recogía unas flores sorprendida por el escándalo que se estaban montando por unos simples panqueques.
-¡TU PUEDES TIA!
-¡VAMOS HERENDIRA, DEMUESTRALE CUÑADITA!- esa era la voz de Aarón, se asomo a la ventana de la cocina para ver a Herendira lanzar aquel panqueque con forma de oso demasiado alto a su criterio, escucho el conteo, uno...dos…tres…cuatro… cinco y luego el griterío de nueva cuenta “condenada chica”.
Sasha enfocaba entretenida a su marido haciendo malabares en la cocina muy a su manera, montando el desastre matutino como ella le llamaba, el hombre era un genio en la cocina pero un desordenado de primera además enfoco fugazmente la sonrisa mientras preparaba el almuerzo - Estoy seguro que la conseguí - le escucho decir por lo que desvió los ojos fugazmente hacia la ventana -  ya sabes como es este mundo no hay nada que el dinero no pueda conseguir y cuando medio le mencione al Jefe de la Sección la cantidad promedio que podrían ganar si me prestaban a la chica….
-No se negó- murmuró quedamente - la gente por dinero hace cualquier cosa, incluso vender a sus subordinados - enfoco a su esposo - por suerte no soy una traficante de personas aunque en momento así me siento una tirana que obliga a la pobre chica.
-Seguro estará encantada - observo el plato caliente y humeante delante de ella - es una chica hermosa, con al parecer un carrera prometedora en la policía viene de un legado completo dedicado a la justicia y el honor, quizás el cambio de aire le venga bien, ¿Quizás lo hace por responsabilidad?.
-Uno no se impone así en un trabajo que no ama - respondió con tranquilidad - es magnética porque cada poro de su cuerpo está dedicado al cuidado de cada persona que pasa delante de ella, es altanera porque se sabe capaz…. Es hermosa porque no teme dar su vida por proteger a un inocente y me parece tan loco querer encerrar todo eso en una fotografía, en un diseño… tanto que si lo logro será esplendoroso.
-Y solo tú podrás lograrlo - escucho la afirmación esbozando una media sonrisa - ¿Qué te ha dicho Stefani Del Valle? - le miro con seriedad.
-Básicamente me llamo para informarme que se irían de vacaciones al regreso de las mismas buscara la manera de concertarme una cita con Herendira.
-¿Segura que esa niña tiene dieciocho? - rió al escuchar el cuestionamiento mientras asentía - pues que miedo da.
-En realidad me tranquiliza que tenga amigas así de buenas - afirmo con tranquilidad - quiere decir que ella también es una buena persona, que sabe escoger a sus amistades y que probablemente la campaña de Víctor para hacerla sentir una inútil no funciono.
-Odio a tu ex esposo - rió de nueva cuenta notando a su esposo comer con tranquilidad - y no lo digo por ser tu nuevo esposo,  si me entero que le puso una mano encima a mi hija...
-Calma cariño… para justicias el tiempo ya lo sabes…
Evelyn estaba estática frente a la puerta del departamento de Karina, la mujer le había abierto hacia escasos cinco minutos pero ella continuaba en completo shock, por un lado no era un lugar al que hubiera ido antes, aunque sus hijos si lo frecuentaban pero podría decir a ciencia cierta que ese lugar era muchas cosas menos lo que ella esperaba.
Karina Domínguez incluso le parecía una persona extraña y diferente, quizás por eso continuaba clavada en la puerta sin entrar, observándola como si fuera un ente de otro mundo probablemente por un lado era el aire común que la mujer le había despedido al abrirle la puerta a pesar de la hora en pijamas, o la tranquilidad con la que tomo a Alison en brazos, o simplemente el hecho de que al abrir la puerta vio los juguetes de sus hijos por doquier y a Raúl pasar con una plato de frutas en las manos aunque en casa nunca comía sus frutas, pero quizás el shock le venía de que aquel departamento parecía el hogar de una familia y su compañera de trabajo una madre en toda regla… quizás una mejor y más completa que ella.
-¿Vienes?- enfoco los ojos curiosos de Karina que se había detenido a medio pasillo asomándose de nuevo a la puerta- ¿Pasa algo?- negó con la cabeza percibiendo varios pares de ojos sobre ella - entonces entra no me gusta que los vecinos pasen curioseando - cerró la puerta observando el conjunto del elegante departamento antes de recibir un tazón de frutas - Alison come más despacio y no molestes a tu hermano- enfoco a su hija menor que reía de manera traviesa.
-No hice nada -  la pequeña.
-Te vi… tengo ojos en la espalda recuerdas- y de nuevo la oleada de risas de parte de sus hijos y ella allí ahora en media estancia sin saber ni qué hacer ni cómo reaccionar- Evelyn mujer te vas a quedar viéndonos como alienígenas o te sientas con nosotros a ver televisión- se movió por inercia tomando lugar en el sillón, cada tanto escuchaba las conversaciones de Alison, los chistes de Raúl y las respuestas sagaces de Karina, observo  a sus frutas ser bañadas en miel y granola… mientras Alison no cesaba de hablar de su ballet, aquella escena le generaba algo familiar y a la vez profundamente perturbador…. Se incorporo en el sofá mirando a Karina… quizás lo perturbador era que el lugar donde estaba Karina con las piernas recogidas estirando una cada tanto para empujar levemente a Raúl… lo solía ocupar un hombre… y claro estaba Karina no era un hombre… porque su esposo nunca se comportaría de aquella manera con los niños, ella se comportaba así porque era mujer, sus hijos se notaba que la adoraban… pero… pero…..era mujer y a ella nunca le atrajeron las mujeres ¿cierto?
Víctor miraba el lecho donde descansaba el cuerpo de su debilitado padre, ese anciano fue una roca en su tiempo, el vivir tantos años era una clara muestra de ello y una sensación palpable de que su única finalidad en la vida era torturarlo, cuando desposo a Sasha pensó que sería el seguro heredero de la fortuna de aquel hombre, se caso con una mujer rica, de buen apellido por complacerlo, le dio tres nietos fuertes… pero no… ese maldito anciano insistía en perturbarlo saltándose todo la línea de herencia directo a su hija menor ¿Por qué? Era un gigantesco misterio.
Observo al doctor que negó con la cabeza, el anciano se negaba a largarse de una maldita vez y en sus momentos de fugaz conciencia insistía en ver a su nieta, cosa que le ponía a él los nervios de punta, su buen amigo aún no tenía noticias de su hija pero confiaba en su eficacia, encontraría a la pequeña y a su amante se encargaría del tipo sin problemas esperaba que fuera sensato y se apartara de su camino antes que acabara en una precaria situación.
De Sasha se encargaría luego siempre podía encontrar algo con que amenazarla, bien sabía que Herendira estaba bien educada en el rublo sobre odiar a la madre que la abandono, se encargo de recalcar ese reglón en su vida una y otra vez, en poner el dedo en la llaga aseverando que su madre estaba harta de ella, de que fuera una niña mimada, que por ello no la soporto más, que Herendira misma era en buena parte responsable de su fracaso matrimonial y que por ello debía ser obediente y reivindicarse.

Funciono durante años…. Funciono bien hasta que ese cretino la había enamorado, estaba seguro que por el dinero de su hija, pero ese dinero era suyo, lo había trabajado por años, para que ahora un desconocido viniera de la nada a robarse el crédito… no lo permitiría claro que no… antes lo borraría del mapa porque el siempre hacia el primer movimiento.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

7 comentarios:

  1. Hay dios me dio un mal presentimiento el padre de heren los celos de andy genial jajaja . Felicidades x el capi estubo genial como siempre atten lis desde vzla

    ResponderEliminar
  2. Esto esta cada día mejor, me encanto me iré a dormir con una inmensa sonrisa... Gracias... Esta historia me trae de cabeza...
    ISA Nic

    ResponderEliminar
  3. Muy buen capitulo me gusto que sintiera celos andrea estuvo excelente a ver aue pasara en la casa de playa ^^

    ResponderEliminar
  4. Que magnifico capitulo, empieza la diversion con los celos, tan solo para vea lo que siente la pobre de stefani y muy bien por victoria que la ayud con el plan, por fa suban capitulos mas seguidos porque esta fenomenal l historia, gracias sombra.

    Mayra galletita ....... Mexico

    ResponderEliminar
  5. Jajaj esa vanessa es muy intensa jajaj a mi me tiran mi laptop y la dejo aunque sea una diosa jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Este capítulo estuvo intenso, por un lado por los celos de Vanessa (¬¬ pobre laptop no tenia la culpa) y por otro los celos de Andrea (que bueno que recibe una cucharada de su propia medicina haber si comprende como se siente que la mujer que amas este con otra asi como Estafani tenia que aguantar, haber si con lo que le dijo Herendira la haga reflexionar) Ufff Victor es un... me dan ganas de que tenga una mal final por todo el daño que hizo (ahora que estara planeando, no me gusta nada)

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.