GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



12 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 22

Capítulo 22

Pasado…

No hay deseos cuerdos, con esperanzas locas…
Lope de la Vega
Los ojos azules de Stefani enfocaban con insistencia a Karina mientras una doctora a pasos de ella se encargaba de atender las heridas de Andrea - Si me sigues mirando creeré que me deseas - dejo escapar quedamente regresándole la intensa mirada a la joven

-Nunca dije que no fueras deseable - Karina enfoco a la chica con sorpresa - solo que no eres mi tipo… - vio los ojos azules desviarse al escuchar una suave queja de Andrea y ver unos policías ingresar a la sala de emergencia, noto el ceño arrugado y como la chica se levantaba de manera elegante para interceptarlos.
Observo como ambos oficiales se paraban en seco mientras ella sacaba una identificación y se movía con completa elegancia y educación, notaba los rostros serios enfocándola pero cada tanto las miradas se movían nerviosas de uno a otro, aquella joven parecía estar dando un discurso completamente al parecer verosímil sin embargo, Karina tenía claro que Andrea se había pasado golpeando al chico en el hospital, así que probablemente acabaría en la comisaria se sorprendió aun mas viendo a dos tipos trajeados acercarse a los policías y Stefani que señalo a Hernán.
Los ojos negros de Karina se desviaron al chico que estaba en ese momento con sus padres los cuales al parecer escuchaban su relato que era regalado con dificultad  - escucho otra queja a su lado para notar con Andrea le sostenía las manos a las enfermera dando de lleno con el feo corte que tenía en la cabeza, fue entonces que ella sintió la sangre arder - Stef - llamo la joven por lo que se dio vuelta una vez más para ver a la rubia caminar con total dominio de su persona hacia Hernán apartando a los padres del joven conversando con ellos.
De nuevo estaban aquellos movimientos elegantes, esa gesticulación que hacía parecer que aquella chiquilla era al menos 20 años mayor Karina estaba sorprendida por el derroche que hacia Stefani en aquel momento, vio como el hombre de cabello canoso llevaba su mano al ojo de la joven antes de girarse a enfocar a su hijo con decepción, le sorprendió el cariñoso abrazo que la rubia le obsequio a ambos antes de girarse encaminándose hacia Andrea para pasar de largo de ella, acariciando los cabellos castaños.
-Las placas están bien al parecer del golpe y el susto no paso - asevero el doctor acercándose a ella_ sin embargo deberá venir mañana para una revisión extra de los golpes en la cabeza, nunca están de más y el sillazo bueno… habrá un feo moretón unos cuantos días…
-Que mal no podre andar medio desnuda por allí - rió al escuchar el comentario irónico de Andrea negando con la cabeza.
-Bueno al menos no pareces un oso panda - rió con más fuerza al escuchar a la rubia rebatir - es mas espera debo buscar quien me dé un fuerte golpe en la parte que no tengo morada del rostro… me podría exhibir como rareza y ganar más dinero aun - noto como Andrea empujaba a la joven con suavidad antes de ver como la rubia atrapaba su mano besándola con devoción.
-No hagas eso - escucho protestar a Andrea sin embargo la chica no aparto la mano para nada- debo irme a casa…. ¿Me llevas Karina? - parpadeo un par de veces al verse nombrada antes de asentir - vete a casa Stef es tarde ya.
-Que mala te vas con la reliquia- escucho que respondían pero prefirió ignorar el comentario - pero está bien mañana despertaras oliendo a rosas frescas- observo como la rubia se inclinaba sin pudor alguno plantándole a Andrea un beso que hasta a ella se le antojo dejándola al parecer en un estado de embobamiento profundo mientras se perdía por el pasillo.
-Anda que si te alborotan las hormonas - dejo escapar divertida para ver la cara molestia - la verdad con un beso así hasta a mí se me alborotarían.
-Creí que tu ya no tenías de eso - la miro con seriedad antes de extender un dedo picándole el costado escuchando una queja bastante dolorida.
-La juventud no siempre es sinónimo de fuerza - volvió a picar el costado sintiendo el manotazo que le daban con afán de apartarla - de pasión o de juicio - afirmo picando el costado de nuevo divertida - por tanto la adultez y vejez no siempre representa la ausencia de cosas…
-Pero- escucho otra queja dolorida - cumplir años es algo obligatorio, madurar es algo que debes aprender - vio a Andrea levantarse - así que madura y deja de picarme - rió con fuerza ayudando a la joven a caminar.
Stefani abandono el hospital con tranquilidad sintiendo la lluvia empapar su rostro con suavidad, sonrió mirando el cielo acababa de hacer la invasión del día D sin duda alguna, debería agradecerle a Hernán aquel fuerte golpe que al parecer había sido el equivalente del bombardeo a Pearl Harbor para Andrea porque sin duda su ofensiva fue sumamente violenta y no se hizo esperar. Rio con fuerza antes de quejarse adolorida, se froto el hombro suavemente lamentablemente aun no podía ir a casa debía primero pasar a la comisaria y sacar a Ted y compañía del bote no sabía porque sentía que serían un apoyo invaluable durante su ofensiva.
Herendira miraba seria a Vanessa cada tanto antes de girarse a la pantalla algo incomoda, escuchaba la lluvia caer con más fuerza en el exterior sentía los nervios de punta, se ladeo con suavidad escuchando una suave maldición de parte de su… ¿Qué eran ella y Vanessa?, novias…, sentía ella que esa no era la palabra, tampoco eran amantes porque era obvio que para serlo debían hacer algo que ellas no habían hecho aún… la verdad por un lado esperaba hacerlo por otro le daba pavor no dar la talla en algo que nunca en su fregada vida había hecho… ¿Quizás debió aceptar la invitación de Érica?, aquella joven de cabellos oscuros había sido su primer “amor” cuando apenas tenía quince años, gracias al cielo había sido lo suficientemente juiciosa para determinar que era algo mas hormonal que otra cosa y no irse a la cama con ella…pero ella no estaba pensando en Érica sino en Vanessa, la misma persona que estaba sentada a su lado que al contrario de Érica le generaba algo más que un simple deseo físico y descontrolado.
-No divagues- se sobresalto al escuchar aquello- te desconcentras - regreso su vista a la pantalla para ver su soldado tendido en el suelo.
-Diablos- dejo escapar bajando la cabeza, esa Vanessa que sabía cuando divagaba- tres de cinco -  escuchando la risa a su lado para empezar a jugar - vamos cariño ya te gane una ¿o no?
-Una cielo - rió al escuchar el tono irónico de la expresión - es un milagro que se da cada mil años - la miro con diversión notando como los ojos le enfocaban fugazmente antes de regresar a la pantalla, hizo a su soldado agacharse de pronto justo cuando el de Vanessa se preparaba para lanzar una granada ella se lanzo encima de su oficial Savedra, que se quejo de su brazo y su consola que yacía en el suelo antes de guardar silencio del todo al sentir el beso cariñoso y apasionado que le regalaban, porque el juego sin duda acababa de perder cualquier rasgo interesante.
La semana transcurrió con una pausa extraña entre las rosas que inundaban el apartamento de Andrea, el trabajo extra que tenía Karina, la búsqueda de trabajo infructuosa de Herendira y claro la insistencia de Vanessa en que ella no necesitaba trabajar que se tomara una pausa y se relajara.
Para cuando Vanessa se reincorporo finalmente a sus obligaciones Herendira continuaba desempleada y virgen lo cual a su criterio era signo de algo malo, miraba el anuncio del periódico de nuevo dándole un golpecito algo desamparado… podría encontrar un trabajo temporal aquel verano pero de temporal no pasaría. Busco su nuevo móvil, acariciándolo con delicadeza Vanessa se lo había regalado cuando esa malvada de Tormenta se comió el otro - Stefi- dejo escapar en tono dolorido - sigo desempleada.
-Y a mí me siguen cortando en seco y no me vez hacer esa vocecita de niña consentida – rió quedamente al escuchar aquello - ven a casa - sonrío suavemente al escuchar aquello.
-Pero necesito a mis amigas a ambas - agrego consentida- aunque Andy siga rara…
-Pues con Andrea lo arreglas tú,  la última cachetada me resintió la mandíbula y no quiero otro moretón, así que le daré un respiro esta semana…
-Te veré en un rato y a veré si logro arrastrar a tu amor imposible - rió al escuchar la lluvia de protestas del otro lado del teléfono mientras colgaba, la situación de Stefani sin duda era complicada ella misma dudaba contar con la entereza de su amiga para enfrentar tanto desprecio conjunto, marco el número del departamento de su amiga para escuchar una voz femenina que no reconoció, negando con la cabeza antes de escuchar a Andrea - No he conseguido empleo - dejo escapar en tono consentido de nueva cuenta.
-Y a mí me sigue doliendo el costado, me escasea el dinero porque no he tenido tocadas, me quieren quitar la beca porque baje mis notas y las chicas con las que me acuesto no me comprenden… pero ¿Me ves quejándome? - rió suavemente - ¿Quieres tomar un café?... o mejor ¿Quieres tener sexo?
-Idiota- dijo con enfado - mejor el café, pero en casa de Stef- se separo el celular del oreja al escuchar las protestas enfadadas -me la debes- afirmo con seriedad escuchando el silencio que la culpabilidad creaba en Andrea, a veces pensaba que la podría chantajear hasta la eternidad con eso.
-Bien-  casi canto victoria - te veo en un rato allí…. Y nos ponemos al día, pero que sepas que a la primera idiotez de esa maldita mujer me largo de allí.
-Sí, sí- corto la llamada mientras se dirigía al refrigerador escribiendo una nota para Vanessa por si llegaba temprano del trabajo, para tomar su juego de llaves y marcharse.
Víctor Villafiel estaba pálido del todo mirando a la persona delante de él, la cual se paseaba con completa propiedad por su despacho, hizo un análisis del cuerpo reparando en las largas piernas descubiertas y las zapatillas de tacón, la ropa completamente elegante y ese aire de suficiencia que él no reconocía, pero lo que le continuaba llamando la atención eran aquellos cabellos encendidos apenas más claros que los rojos oscuros de su hija.
-¿Qué quieres aquí mujer? - dejo escapar en tono serio y demandante.
-Ver a mis hijos - le respondieron girándose a mirarlo con aquellos ojos intensos verdes - a esos que te encargaste de separar de mí haciéndolos creer que los abandone…
-Lo hiciste - afirmo con seriedad - te marchaste con ese hombre y te olvidaste de ellos…
-No tú me alejaste de ellos, me amenazaste con destruirlo- reconoció la mirada iracunda en aquel instante era la misma de su hija menor -  yo muy tonta había firmado aquellos papeles cediéndote mi fortuna creyendo que estaría contigo siempre, pero tus defectos de carácter y ambición fueron demasiado para mí…
-No quiero justificantes de tu infidelidad - dejo escapar con ironía- pero si te diré que no verás a los chicos – agregó - así que vete por donde viniste…
-¿Enserio?- la miro extrañado- sé que no tienes poder aquí, gracias al cielo fue suficientemente consiente para dejar aquella clausula sobre que los niños se encargarían de mi herencia, todas las empresas y ganancias de la misma apenas cumplieran la mayoría de edad y adivina- la miro algo pálido de nuevo- Herendira ya tiene más de dieciocho años… pero supongo que en tu ambición por no perder tu poder la hiciste estudiar alguna carrera que  no tiene relación con esto o estar de novia con algún inútil…
-De Herendira no te diré nada- sonrió con maldad - excepto quizás que odia a mamita profundamente -  notando los ojos verdes cambiar de expresión - así que con ella mejor ni lo intentes.
-Bien Víctor, veo que esta visita ha sido infructuosa - escucho el tono de desprecio que le dirigían - pero te diré que ya hable con Georgi y Miguel - la miro sorprendido - tuvimos una larga plática ellos y yo, digamos que han comprendido varias cosas y estamos ajustando otras - agregó - ya no tengo miedo Víctor quiero a mis niños y ante todo quiero a mi Herendira conmigo…
-¡ALEJATE DE ELLA!- se levanto del escritorio iracundo.
-¿Por qué?.. Porque tu padre que agoniza la nombro heredera universal de toda su fortuna, saltándote - sintió la mirada seria sobre él -  mis hijos mayores me dijeron que no saben donde esta, pero te aseguro que la encontrare…
Víctor vio a su ex esposa abandonar el despacho mientras se dejaba caer pesadamente en su silla, había desheredado a Herendira lo cual técnicamente era imposible porque el desheredado era él, ahora comprendía el largo discurso de su anciano y acabado progenitor sobre la familia y la moral de seguro a esa maldita de Sasha se le había ido la lengua finalmente contándole todo al anciano, se mordió el labio con enfado levantando el teléfono necesitaba recobrar el control sobre Herendira cuanto antes y si tenía que destruir a quien estaba con ella para lograrlo… lo haría.
Virginia tendió un café de manera divertida a Vanessa que no la miraba para nada - ¿Qué se siente ser mujer de familia?  - dijo divertida.
-Ya te habías tardado - rió al escuchar la respuesta mirándola fijamente - la verdad - vio los ojos negros brillar levemente - se siente maravilloso - sonrío al escuchar aquello para girarse mirando a la avenida - nunca fue así… pero con ella todo es…
-Mágico - complemento aumentando la sonrisa - es imperfecto y hermoso ¿cierto?
-Completamente imperfecto - vio como la taza de café era llevada a los labios calentándola y generando aquella cómoda pausa -  tan imperfecto que no puedo dejar de sonreír, desde que me levanto en la mañana hasta que me duermo en la noche… a pesar… a pesar…
-De que tiene defectos ¿verdad? - Virginia sintió la mirada curiosa sobre ella - estoy casada ¿recuerdas? … hay días en que es una locura, pero aún así… sigo sonriendo…  - parpadeo maravillada - porque sé que no sería así de feliz con nadie más…
-Yo no sé si sería así de feliz con alguien más, solo sé que estar con ella… se siente terriblemente bien…
-A veces eres demasiado simple -  dándole un empujoncito para ingresar a la tienda con tranquilidad… - demasiado simple.
Herendira miraba a Stefani poniéndose hielo en la mejilla, ladeo la cabeza observando a Andrea metida en la piscina de la mansión Del Valle, aquello se le hacía de lo más gracioso para su rubia amiga parecía un juego divertido para Andrea algo desesperante de lo que deseaba escapar. Había llegado cerca de una hora atrás acompañada por la castaña todo iba bien, conversaron como antes de sus preocupaciones, Andrea se llevo un buen regaño de su parte por su baja de notas que ignoro por completo mientras Stefani simplemente guardaba silencio y las observaba a ambas.
¿Cómo habían terminado en la piscina? A Herendira le dolía admitir aquello pero sus dos mejores amigas siempre usaban la misma treta a pesar de sus precauciones, pero en esta ocasión Andrea ni siquiera disimulo cuando la alzo en brazos y la dejo caer en el agua por lo que dejo escapar aquello que había degenerado en una lluvia de cachetadas para Stefani - te mueres por ver a Stef en traje de baño.
Le era un poco loco que Andrea hubiera girado a Stefani en lugar de gritarle a ella dándole una sonora cachetada mientras se iba al vestidor a cambiarse de ropa cosa que hizo ella también y Stefani frotándose el primer golpe, el segundo le cayó cuando al salir Andrea del vestidor dijo algo parecido a “Dios no me dejes morir que acabo de conocer la gloria”, la tercera bueno… la tercera… básicamente fue el comentario “Si me vas a estar cacheteando déjame meterte mano y así lo haces justificadamente” la cuarta vino al parecer previniendo otro comentario de esos y acabo con Andrea metida en la piscina.
Teresa no tardo en aparecer con hielo reprendiendo a Stefani y diciéndole que se cuidara el rostro para ver si el morado se iba algún día, para acabar mirando de mala manera a Andrea que le saco la lengua para su horror, Herendira ya no sabía si reír o llorar en aquella guerra que tenían sus amigas… vio el hielo de Stefani caer en el agua a su lado antes de que la joven se lanzara en un clavado hundiéndose para emerger al lado de una Andrea que intento escapar desesperadamente mientras ella aguantaba las ganas de reír _ ¿Te gustaron las rosas?.
-No - vio el empujón que le daban a Stefani.
-Los caramelos, el oso, la aspiradora para  usar cuando Karina la pieza de museo se vuelve polvo  - noto otro fuerte empujón hacia Stefani que presiono su cuerpo con más intensidad contra Andrea_ te amo…
-¡YA DEJA DE DECIR ESTUPIDECES! - vio la mano levantarse y ser interceptada en el acto.
-Lo siento cariño ya no quiero más golpes - noto las cejas de Stefani moverse - te amo y si lo ves como una tontería ni al caso - vio a Andrea intentar echar la cabeza hacia atrás desesperadamente sin éxito alguno al parecer evitando aquello que la hizo sonrojar a ella, un beso apasionado que estrechaba el cuerpo de Andrea sobre la pared de la piscina, escucho una quinta cachetada resonar pero fue contrarrestada con un nuevo beso, finalmente se sorprendió al ver las manos de Andrea ceder enredándose en el cabello de Stefani correspondiendo el beso con desesperación.
-Amor apache - dio un salto en al agua mirando a Teresa que dejaba otra bolsa de hielo en el sitio - asegúrate que se la ponga por favor - asintió suavemente antes de girarse de nuevo al extremo de la piscina sonriendo al ver los besos de Andrea sobre las mejillas de Stefani, pausados y cariñosos como deseando compensar tanta cachetada.
Se estiro levemente fuera de la piscina abriendo su móvil para ver aquella foto que se había tomado con Vanessa, viendo la nariz negra de Tormenta colándose por lo que sonrío fugazmente regresando su mente a la pregunta que le mantenía ocupada ¿Qué eran ella y Vanessa?.
Andrea estaba completamente extasiada besando las mejillas de Stefani antes de sentir como la joven la atraía de nuevo hacia su boca ¿Para qué negarse a la necesidad de su cuerpo?, ella parecía dispuesta a satisfacerla, deslizo sus manos hacia la cintura del traje de baño disminuyendo la distancia de los cuerpos para profundizar aquel beso, se sentía enloquecer al contacto del agua fría contra su cuerpo juraría ella cada vez más caliente, cuando ella la besaba era como si todos sus sentidos se sensibilizaran al máximo regalándole con el mínimo roce las más grandiosas sensaciones de éxtasis, enredo sus piernas alrededor de las de Stefani dejando en claro sus intenciones escucho un suave gemido que hizo a su traicionero corazón dar un salto de alegría -Que rico- alcanzo a oír cuando se separaron levemente de ella, estaba por regresar anhelante a los labios - pero aún no - la miro confundida mientras sentía aquella caricia suave y cariñosa en su rostro - Aun no amor, lo que yo quiero de ti es algo más que lujuria - sintió como el frío invadía por completo su cuerpo al sentirla separarse de ella por lo que extendió la mano tirando de nuevo para abrazarla con fuerza maldiciendo su propia debilidad - Te amo Andy… - escuchaba a su corazón dar gritos desesperados implorándole que le dijera lo que sentía, pero su razón, orgullo y resolución gritaban más fuerte que él…
-Y yo te odio- respondió cambiando su mirada a iracunda y separándose de ella - con todas las fuerzas de mi corazón.
-Bien- la miro sorprendida - ya sabes lo que dicen del odio al amor…- la sexta cachetada resonó con tanta fuerza que Herendira salió de sus pensamiento enfocando la piscina para ver a Stefani esta vez quejándose por el golpe recibido la vio separarse la mano de la cara para ver sangre en ella- no dolió tanto - suspiro aliviada al ver a Stefani simplemente salir del agua para limpiarse la sangre y ubicar la compresa de hielo - ¿Cuéntame que tanto te preocupa pelirroja y porque quieres trabajo?
-¿Trabajo? - noto a Andrea enfocarla con sorpresa, esas dos a veces le sorprendían tenían una capacidad única para fingir indiferencia.
-Papá me desheredo - noto la sorpresa en los ojos claros y el ruido del agua clara indicación que Andrea la había abandonado, la joven no tardo en aparecer goteando delante de ella con su traje de baño - digamos que le dije que mi vida era mía - dejo escapar algo sonrojada.
-Demonios - miro a la castaña confundida - ya nunca te podre cantar niña buena… - estaba por darle un empujón a Andrea cuando Stefani le propino un buen golpe en la base de la cabeza -Maldita mujer- vio a la castaña enfocar a la rubia que la ignoro de lleno.
-¿Dónde estás viviendo?- se sonrojo aún más al escuchar aquello - ¿Necesitas dinero?
- ella por lo que se sorprendió - puede conseguir una beca en la universidad para estudiar medicina y una socioeconómica, si le creen que su padre el retrograda la desheredo…
-Le pregunte a Herendira… no a ti Andrea - escucho el tono enfadado de Stefani - porque tú no sabes nada, pasas muy ocupada faltando a clases…
-Chicas- interrumpió evitando una batalla campal entre esas dos “amor apache” repitió la frase de Teresa mentalmente - no necesito dinero, dejare medicina saben que nunca me gusto y pues yo… bueno yo… vivo con Vanessa…
Vio la sonrisa pícara en ambos rostros por lo que bajo la cara aun mas avergonzada - Supongo que lo de la desheredada te importa un pepino si vives con Vanessa “mamacita” Savedra_ dejo escapar Andrea con descaro provocando que Herendira se pusiera aún más roja - Ahora cuenta - la miro extrañada - ¿Cómo fue tu primera vez?.
-Aún no… bueno - se cubrió el rostro completamente avergonzada -¡SON UNAS IMBECILES!- grito enfadada escuchando las risas a su alrededor.
-Bueno un poco- escucho decir a Stefani - es que te correspondiera a mí en lo particular me alegro mucho…
-A mi no- dijo Andrea- por tu culpa la tuve que borrar de mi lista - no tuvo tiempo ni de reaccionar cuando el firme empujón de Stefani mando a Andrea de lleno a la piscina…
-Como te decía- continuo Stefani- me alegro mucho, pero que vivas con ella es algo pronto aunque dadas las circunstancias...- noto como Herendira asentía con vergüenza mientras escuchaba la tos de Andrea proveniente de la piscina.
-¿Cómo fue tu primera vez?-  a Stefani algo avergonzada provocando que la chica cambiara a mil colores de rojo diferente en un segundo.
-Fue extraña y maravillosa - tanto ella como su amiga rubia se giraron a enfocar a Andrea - nunca imagine que fuera así,  entregarte a alguien y… y… - Herendira miro con sorpresa como Andrea tragaba grueso - sentirte completa - observo como Stefani se lanzaba al agua acercándose a la joven castaña que se aparto por inercia de ella.
-Era una estúpida - escucho decir a Stefani mientras sujetaba el rostro de Andrea con suavidad - una verdadera estúpida… - vio a la rubia negar con la cabeza - lamento haberte lastimado tanto amor - vio el beso cariñoso que le obsequiaban a Andrea - la verdad - escucho que le decían terminado el beso girándose hacia ella - le dije eso a Andy para no quedar como tonta - Herendira parpadeo sorprendida - fue raro, algo incomodo y bueno… si era mi primera vez, Hernán fue muy amable, pero…. Faltaba algo…
-¿Y cómo fue la tuya?-  a Andrea que miraba extrañada a Stefani antes de separarse incomoda carraspeando para dirigirse al borde de la piscina y sentarse allí observándolas alternativamente a ambas.
-Mi madre tenía una semana de muerta - Stefani se sorprendió al escuchar aquello, Andrea no solía hablar de su madre y mucho menos ella le había formulado una pregunta como la que Herendira le acababa de hacer - me sentía bastante sola, mi tía me había dicho que si bien mi custodia era suya no se haría cargo de la hija de su hermana la descarriada - noto el rostro contracturarse con ira -  me sentía sola y bastante confundida, tenía esta amiga Valeria…  - la vio desviar los ojos con tristeza -  me dijo que simplemente debía distraer mi mente en otras cosas y el dolor se iría…  - observo como Andrea recogía sus rodillas abrazándolas suavemente - así que simplemente hice lo que me dijo, empecé a hacer más ejercicio… creí que se refería a eso, desde entonces soy adicta al ejercicio - una media sonrisa se formo en la cara mientras Herendira tomaba asiento junto a su amiga -  al parecer Vale simplemente espero el tiempo suficiente para que mi cuerpo se pusiera lo suficientemente esbelto para su gusto…
-No tienes que contarlo si no quieres - dejo escapar Stefani acercándose al borde de la piscina para enfocar aquellos ojos cafés profundos y tristes que amaba con desesperación… - pero si lo vas a hacer luego quiero el nombre completo - escucho la suave risa de Herendira seguida por la de Andrea que negó suavemente con la cabeza.
-Mi primera vez no fue nada extraordinario quizás lo más sobresaliente era que estaba tan concentrada en las sensaciones de mi cuerpo que me olvide de que mamá ya no estaba más… -su suave risa resonó con suavidad - cuando ya no había nada que me distrajera…. Dolió el doble, pero eso no me lo advirtió Vale… - Stefani sintió la mirada café clavada en ella con intensidad como si la cabeza de Andrea acabara de razonar algo, vio los ojos desviarse suavemente - pero por un momento de verdad olvide que mamá ya nunca volvería… así que lo continúe haciendo con ella… hasta que ya no tuvo sentido… - Herendira la vio ponerse de pie encaminándose por su toalla hacia un extremo de la piscina - solo te diré una cosa Heren si ella es la ideal, ni siquiera lo pienses… solo hazlo.
Noto las piernas largas de Andrea perderse hacia el cambiador que estaba a  un  costado de la mansión Del Valle, parpadeo sorprendida por lo que acababa de escuchar antes de que una sonora cachetada resonara de nuevo por lo que vio a Stefani inclinarse dolorida -  ¿Te golpeaste sola?.
-Soy una estúpida - le escucho decir quedamente - una grandísima imbécil, debía cuidarla, protegerla y amarla, pero ¿Qué hice? ¿Qué sigo haciendo?... solo lastimarla con mi presencia.
-Ojala pudiera decirte algo… pero a fin de cuentas no tengo idea…
Elena del Valle detuvo sus pasos al ver a Andrea apoyada en una esquina alejada del probador pasándose las manos con insistencia sobre los ojos al parecer limpiándose unas lágrimas rebeldes que se negaban a dejar de salir, encamino sus pasos con tranquilidad hasta quedar de frente de la chica que la miro con sorpresa, realizando lo que bien sabía que la joven necesitaba simplemente extendió la mano pegando sus cuerpos para escuchar el llanto ahogado sobre ella_ Lo sé cariño, lo sé - dejo escapar quedamente.
-Ya no debería doler - escucho la queja enfadada - ¿Por qué duele así? - era un reclamo que bien sabía no iba en su dirección - uno que no tenía claro cómo responder - ya lo supere… yo siempre... lo… supero todo - sintió como se separaban de ella frotándose los ojos con fuerza de nuevo - disculpa Elena…
-Andy… no - noto como la joven se separaba de ella respirando profundo un par de veces, el tiempo justo para que su mirada cambiara a una decidida y violenta.
-Lo superare también… sino morí cuando mamá me dejo sola… no moriré ahora…
Vanesa miro sorprendida su casa vacía viendo a Tormenta al parecer buscando a Herendira por toda la casa, dejo la bolsa con el pan que había pasado comprando en la mesa de la cocina noto a su compañera regresar a la cocina con el rabo entre las piernas antes de echarse junto a su plato al parecer deprimida - Anda no es para tanto - le dijo divertida dando un rodeo para tirar sus cosas en una silla del comedor y mirar la nota con su nombre  con interés - parece que seremos tu y yo - le afirmo a la perra tomando la pelota y haciéndola rebotar sin obtener reacción del animal - no nos vamos a morir solo porque no está en casa - le afirmo a su mascota que juraría ella le miro con reproche - yo nunca he sido doblegada por una mujer, por más que la quiera nunca me apego de más y lo sabes bien Tormenta al final se van… porque bien o mal, nunca soy lo que esperan…
-Eres mucho más que eso - se giro sorprendida mirando a Herendira que sonreía divertida - y esas mujeres eran unas idiota y yo soy una idiota mayor… me ganaste al parecer por unos minutos - noto el enorme puchero formarse en el rostro
-Perdona no saldré temprano de nuevo - dejo escapar divertida antes de sentir como la abrazaban con fuerza inusitada - ¿Qué pasa?
-Nada simplemente agradezco el poder quererte… tenerte y que no me rompas la cara con cachetadas - la miro extrañada unos instantes antes de ver cómo le sacaban la lengua - ¿Tienes hambre?
-Mucha, el día estuvo horrible en la Avenida - se dejo caer en una silla - la gente está loca porque vienen las vacaciones de verano y… - Herendira escuchaba asintiendo las palabras de Vanessa girándose cada tanto mientras preparaba la cena a mirarla, estaba con la cabeza recostada sobre la mesa río quedamente al verla hacer un gesto desesperado tocándose sus pulcros pantalones que al parecer sufrieron un percance relacionado con un helado de un niño, vio la gesticulación algo desesperada y como los cabellos negros se desordenaban por los movimientos - Te quiero - dejo escapar quedamente al parecer sin ser escuchada - te quiero con toda mi alma - repitió suavemente, la vio hacer un gesto como si intentara ahorcar a alguien lo que genero que riera con fuerza - de verdad te quiero - dijo entre risas mientras la continuaba escuchando - Le tengo envidia.
-¿Eh?- observo el rostro confundido.
-A tu ropa que toca tu cuerpo sin reparos - vio el parpadeo sorprendido - a la gente de la avenida que te ve siempre ahora que ya yo no puedo, tengo envidia - tomo aire con fuerza - del viento que juega con tus cabellos, de Tormenta que pasa todo el día contigo…. De la mesa maldita esa - dijo señalando el comedor - que tiene tus benditas manos posadas sobre ella…  - se llevo las manos a la cara esa voz en su cabeza que ahora dejaba hablar sin reparos empezaba de verdad a asustarla y sin embargo cuando lo hacia se sentía más ella misma - tengo envidia de esas mujeres que estuvieron antes, de Virginia que te conoce desde niña, la envidio porque conoce todo eso de ti que me ocultas…. Porque crees que me iré…
-Yo no hago eso- escucho decir a Vanessa.
-Si lo haces- dijo con algo de desesperación - no voy a creer que te levantas una hora antes que yo en la mañana y siempre te encuentras duchada –  - lo haces para que no te vea - vio como la joven se encogía en la silla - siempre que te molesta algo que hago no lo dices, Vanessa eres una engreída, pesada, con un sentido del humor de los más loco, eres desordenada y desestructurada cuando quieres, cariño te gusta dejar tu gorra, chaqueta y pantalones tirados en cualquier parte antes de recogerlos y no lo haces ¿Por qué?... supongo que por la misma razón por la que te levantas a las dos de la mañana a ducharte con agua fría…Vanessa Guadalupe Savedra… yo también quiero… así que deja de ducharte con agua fría a las dos de la mañana.

Herendira había tomado la firme decisión de dejar hablar a esa voz que resonaba en la cabeza, porque sentía que esa era la voz de la mujer que habitaba en ella… y francamente estaba cansada de ser una niña.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

9 comentarios:

  1. preciosa historia, cada dia me enamora mas.

    ResponderEliminar
  2. Historia preciosa, a la espera del proximo capitulo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen capitulo pobre stefani solo recibe cachetadas ya me habia alegrado pensando que ya se habia reconciliado con andrea pero no bueno espero que andrea pronto la acepte.

    ResponderEliminar
  4. Pase una semana sin poder leer tus historias y estaba q me moría de los deseos de hacerlo y vaya q cada día me enganchó más me encanta, la haces muy apegada a la realidad cuidas mucho los pequeños detalles y eso me encanta...
    Saludos
    Nicaragua- Isa

    ResponderEliminar
  5. He quedado más que encantada. Madre mía! Esto se pone cada vez mejor, las emociones son mas intensas, la conexión con cada personaje es más fuerte, casi siento que he vivido esta historia.
    Hay tanto que alabar sobre tu forma de escribir...
    Gracias por compartir esta maravillosa historia

    ResponderEliminar
  6. Simplemente genial, cada vez se pone mas interesante esto

    ResponderEliminar
  7. Una muy buena historia, me tiene totalmente atrapada desde el primer capitulo :)...aunque me empieza a desagradar que Andrea sea tan violenta (fisicamente) con Stefani

    Diana, Colombia

    ResponderEliminar
  8. jaj estuvo muy bueno el capi pobre de stefani ya andre deberia de ceder.. el papa de heren dios q mala persona es x separar a su madre de sus hijos espero q pronto se recuentre con su hija heren.. vanne y heren lo mejor.. felicidades cada dia los capitulos son geniales.. atten lis desde vzla

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la historia de Barquisimeto Vzla

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.