GRACIAS POR TU VISITA

TETA NEWS

Disculpen las molestias. Se me hace imposible seguir
actualizando el blog de La Teta Feliz por problemas de tiempo, por mi trabajo. Yo sigo en mi blog personal, y tratando de actualizar La Teta Historia. Pero no La Teta Feliz. Sepan Disculpar.

Atte Jjaxxel



8 oct. 2013

No Me Olvides - Sombra234 - 18

Capítulo 18

Ofensivas

Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas...
Johnny Welch
Andrea miraba por su ventana la lluvia torrencial que caía aquella mañana, no se antojaba para nada asistir a clases en un día como aquel observo pasar a una chica dando saltos mientras se acomodaba sus zapatos de tacón por lo que sonrió con encanto antes de ver pasar a otra en una actitud similar, sin duda el martes había sido un buen día. Llevo su taza de café humeante a los labios mientras recordaba las palabras de la joven que había conocido el lunes en aquel bar.

Sintió dos besos cálidos uno en cada mejilla antes de que ambas chicas desaparecieran dejándola sola en su departamento, bajo la taza despacio antes de abrir aquella gaveta extrayendo el cofre para tomar la foto de su progenitora que sonreía con cariño en ella “¿Crees qué alcance mamá con pedir perdón con sinceridad?” desvió los ojos de la imagen para enfocar aquel rosario de oro roto “pero pedir perdón es regresar a sufrir” negó con la cabeza regresando el retrato para tomar aquel rosario con suavidad en sus manos, apretándolo con fuerza en el momento justo que tocaban a su puerta.
Sus ojos cafés enfocaron el reloj de pared, Karina había prometido ir por ella para llevarla a la universidad se iba a enfadar de verla solo con una camisa encima y sin intención alguna de asistir sobre todo porque aquello parecía el diluvio universal, se encamino a la puerta olvidándose que llevaba aquel rosario antes de abrir –Llegas- guardo silencio retrocediendo al ver los ojos azules delante de ella mientras Stefani invadía del todo su espacio personal haciéndola casi irse de espalda antes de retirarle aquel rosario de las manos - ¿Qué haces…?- no pudo ni siquiera terminar la frase antes de sentir aquel beso apasionado, sentía como si Stefani le quisiera robar el alma y la vida con aquello, ni en sus mas locos sueños imagino que un beso de esa rubia fuera de aquella manera, profundo, apasionado, entregado casi juraría que tenia vida propia y que envolvía por completo su alma, se separo mirándola sorprendida reparando en que la joven tenía el brazo inmovilizado, algunos moretones en el rostro y estaba empapada de pies a cabeza.
-Es mi declaración de guerra- le afirmaron pegando su frente a la de ella, podía sentir la respiración agitada de Stefani sobre su rostro -y esta guerra amor no lo voy a perder- la vio girarse juraría ella en cámara lenta hacia la puerta con aquel rosario aun en las manos mientras ella simplemente se llevaba los dedos a la boca aun sintiendo el cosquilleo del amor cuando se convertía en deseo en su cuerpo.
Las puertas del ascensor se abrieron con suavidad revelando ante Karina un vendaval rubio que le puso una mano en el pecho empujándola contra el frío metal mientras los ojos azules le miraba con fijeza, le sacaba aun unos cuantos centímetros a aquella jovencita que reconocía como el imposible de Andrea, sin embargo la intensidad de la mirada azul la tenía sorprendida, le hablaba de desafío y esperanza, sentía la mano presionando su pecho con fuerza pero no desvió para nada sus ojos simplemente ladeo su cabeza con suavidad antes de mirar confundida como una sonrisa se formaba en los labios de la chica, sintió la presión en su pecho disminuir al tiempo que la joven abandonaba el ascensor, reparo con sorpresa que estaban de nuevo en el lobby del edificio de departamentos.. Asomo la cabeza para observarla desaparecer sin reparos bajo esa lluvia infernal “Quizás B esta subestimando a A”, recién caía en cuenta sobre la verdad que encerraba esa frase que la misma Andrea le había soltado en su primera cena con ella.
Tormenta retraía sus patitas pegándose más a su refugio bajo aquel techo mientras el viento y la lluvia hacían de las suyas en la Avenida Central, vio a su dueña acomodarse la chaqueta negra para protegerse del frio y la humedad, cada tanto alguna persona con paraguas o impermeable pasaba frente a ellas corriendo o maldiciendo por lo bajo aquel día que comenzaba.
Vanessa se pego más a la pared cuando una ráfaga de viento amenazo con provocar que el agua invadiera del todo su refugio, maldijo por lo bajo ya era miércoles, no veía a Herendira desde el domingo, no paraba de llover y por un demonio no veía a Herendira desde el domingo. Dio un suspiro algo frustrado logrando que Tormenta moviera sus orejas enfocándola, la última vez que hablo con la chica el lunes era porque tenía aquella cita que no le interesaba, desde entonces no tenía noticias de ella, era obvio que no la cambiaría a ella por ese soquete pero también era claro que de lo poco que sabía de Herendira lo mas importante era que no sabía negarse a su padre.
Noto el viento cambiar de dirección suavemente provocando que las gotitas chocaran estrepitosamente unos instantes, quizás estaba pensando demasiado o solo tal vez a Herendira la novedad se le había pasado del todo, dio un golpe enfadada ¿Desde cuándo ella pensaba en una mujer?... no la mujeres debían pensar en ella, alzo la barbilla sonriendo con sensualidad, segurito si se le ocurría mojarse tantito bajo la lluvia causaba más de un infarto, si a Herendira se le pasaba la novedad al carajo ya encantaría a …
Esbozo una sonrisa idiota al ver la taza de café humeante delante de ella y los cabellos pelirrojos oscurecidos a causa de que estaban completamente empapados – Perdón- sonrió más al escuchar el tono suave y avergonzado - me dejo el autobús, olvide mi sombrilla y yo… - noto como jalaban aire antes de que el rostro se tiñera completamente de rojo - extrañe a morir a mi diosa viviente.
-Normal les pasa a todos los mortales-  con arrogancia tomando la taza entre sus manos - pero creí que habías cancelado el culto cuando no recibí mensajes ni llamadas - desvió los ojos como desinteresadamente hacia Tormenta que juraría la miraba con reproche… si esa perra supiera al menos escribir estaba segura que sacaría una letrero-te que diría “Farsante”.
-No mi vida- miro a la joven pelirroja con sorpresa al escuchar aquello y como la chica tomaba sus manos empapándolas_ me quede sin saldo, no ha parado de llover, y lo siento mucho- escucho que le decían de nueva cuenta- te extrañe mucho, prometo que nunca volveré a quedarme sin saldo, te llamare todos los días y enviare mensajes de textos siempre- levanto la ceja suavemente recordando las palabras de Virginia.
-Y no saldrás con soquetes mientras te guste yo…- dejo escapar quedamente.
-Y no saldré con ¿Perdón?- noto la confusión en los ojos claros.
-Vaya al parecer se te metió agua en los oídos o tienes problemas auditivos serios-  con más seriedad de la que le hubiera gustado expresar-  pero te lo repetiré lentamente… si te gusto yo, no tienes que salir con nadie más -  seria.
-Vanessa te explique que ni siquiera quería hacerlo- noto como Herendira retrocedía quedando debajo del aguacero de nuevo- mi padre…
-Bien puedes salir con quien quieras- noto el gesto de alivio-  yo saldré con otras mujeres -  si alguien se lo preguntara juraría que vio el cuello de Herendira contracturarse del todo- hay una chica que me invito hace unos días y no creo…
-¡BIEN NO SALDRE CON NADIE!- vio a la pelirroja lanzarle una mirada asesina acompañada de un gritito antes de empezar a caminar bajo la lluvia -¡VENGO POR TI A LAS SEIS!- rió quedamente al ver a la chica echar a correr antes de llevarse la taza a la boca degustándola sin duda aquel era el mejor café que había probado en un tiempo.
Arturo miraba a su hermana perseguida por su esposa que intentaba desesperadamente de secar el cabello rubio empapado mientras la joven con la mano libre intentaba apartar la toalla -Déjame hacer la llamada y me seco- rio quedamente al ver a su hermanita que había llegado hacia unos quince minutos luego de salir temprano - si una docena- dijo al teléfono - amarillas todas… no simplemente una docena-  la chica -¿En la tarjeta?- vio a la chica ladear la cabeza antes de soltar una risa divertida- “ A los labios mas deliciosos del mundo, de su amor eterno”- se carcajeo con fuerza viendo como la chica colgaba y su esposa la atacaba con la toalla.
-Parece que empezaste la ofensiva-  divertido mirando los ojos azules juguetones- ¿Qué sigue?
-Ya estuvo el beso- le afirmaron- siguen las rosas- movió el celular suavemente- y ahora… -la vio marcar un número por lo que parpadeo divertido al ver la sonrisa en la cara de la chica aumentar - Hola Herendira- abrió la boca sorprendido-  dime ¿Andrea fue a clases?- noto como la chica movía la cabeza levemente- si claro con qué cara se iba a sentar a tu lado-  - hazme un favor ¿quieres?- Arturo miro a su hermana extrañado- pásale el celular- vio a Stefani mover el cuello incomoda- si sé que estas molesta con ella…. Si se que fue cruel, aja te recuerdo que la que tiene un brazo inmovilizado soy yo…
Andrea intentaba concentrar su lectura cuando vio unas gotitas estrellarse en su escritorio y enfoco de lleno los ojos de Herendira mientras la mano le extendía el celular, ladeo la cabeza extrañada unos instantes - Quieren hablar contigo- le afirmo la pelirroja mirando hacia la pared con incomodidad.
-Gracias Niña Buena- dejo escapar en tono desagradable notando como Herendira le dedicaba una mirada asesina.
-¡Oh! el burro hablando de orejas, para niñas buenas te tenemos a ti - se tenso al escuchar la voz de Stefani en el teléfono - deja de ser un ogro, todas sabemos que no te gustan los días de lluvia pero por favor no actúes así…. Como decirlo… me revuelves el estomago- se separo el móvil mirando como desconociendo a la persona que le hablaba antes de acercárselo al oído de nuevo - que bien ya te lo regresaste a la oreja- miro de izquierda a derecha como buscando una cámara- no amor no hay cámaras… simplemente te conozco a la perfección.
-Ahora resulta que el despiste con patas me conoce a la perfección - dejo escapar ladeando la cabeza y enfocando a Herendira -  ¿Y a qué se debe que mandaras a la niña buena a darme su celular? - vio a Herendira levantar los hombros como diciéndole a mi no me preguntes que no lo sé - Ahora que me acuerdo eso que hiciste en la mañana… tu…
-Estuvo riquísimo ¿Verdad?- palideció al escuchar el tono sensual en la frase - quiero muchos más de esos, pero no te llamaba para eso picarona… con que llevas toda la mañana pensando en ello - carraspeo incomoda - te llamo para decirte que le pidas disculpas a Heren -  soltó una carcajada irónica_ antes de que me respondas con un “no lo hare solo porque lo dices” déjame recordarte que me lo debes por el rosario de mi madre, así que se linda y pídele disculpas…
-¡ERES UNA MALDITA BRUJA!- grito provocando que el salón en pleno la mirara con sorpresa.
-Yo también te amo Andy - fue lo último que escucho antes de que le colgaran, miro a su amiga pelirroja que tomaba su teléfono con delicadeza como si tuviera miedo a perderlo antes de girarse alejándose de ella.
Observo a Herendira tecleando al parecer un nuevo sms, llevaba toda la clase en eso cosa poco común en alguien tan seria como ella, no le había dirigido la palabra para nada ni siquiera una mirada de desprecio “es mi mayor tesoro, el último recuerdo de mi madre” desvió la cara incomoda al recordar aquella frase “decía mi madre que cuando regalas un rosario encierras todos tus sentimientos en él, cuando se llega a romper te deben regalar uno nuevo… la misma persona que te regalo el primero, por eso yo cuido tanto el mío… ella ya no está”. Se llevo las manos a la cara contrariada sintiendo los ojos arder esa maldita de Stefani…
Se levanto de su lugar causando algo de estruendo el receso estaba por terminar detuvo sus pasos delante del escritorio de Herendira provocando que la miraran con extrañeza - Lo siento - murmuró quedamente - siento haberte dicho la verdad así de feo - agrego.
-No hacía falta que fueras tan bruta -  abrió los ojos con sorpresa al escuchar aquello - sé que me lo habías dicho un millón de veces, pero llegar a ese nivel de grosería tan poco común en ti - vio a la chica levantarse y descargarle un  fuerte golpe en el brazo - estaba muy molesta, pero alguien me hizo entender que era otra forma que tenías de intentar hacerme reaccionar… así que acepto tus disculpas… porque sé que son sinceras... ¿Comes conmigo?- asintió suavemente regresando a su asiento contrariada… ¿Aquello no podía ser tan fácil o sí?, ¿Quién perdonaría algo como lo que ella hizo con tanta facilidad?; “cuando dañas a alguien solo debes pedir perdón con sinceridad, si te aman tanto como tu amas… te perdonaran…” recordó aquellas palabras que le dijo la joven en el bar antes de mirar a Herendira reír quedamente mientras leía algo en su móvil.
Virginia observaba por la cámara a su amiga firme en su posición a pesar que la lluvia tenia la avenida casi desierta, un escandaloso trueno retumbo por el lugar inquietando levemente a Tormenta, el clima del día estaba realmente espantoso, desvió sus ojos levemente a unos papeles antes de que un nuevo resplandor en la cámara le llamara la atención… lo siguiente que vio fue la figura de Vanessa soltar la correa de Tormenta y desaparecer del todo de su campo de visión.
Karina paro su automóvil mirando a Andrea correr de la entrada de su facultad a donde ella la esperaba para abordar regalándole un apasionado beso - El jodido mundo se volvió loco - le dijo quedamente, rio ante aquella declaración.
-Bueno el clima te lo aviso - dijo divertida arrancando el auto - ¿Tienes tarea? -  sintiendo la mano presionando su pierna y los labios fríos en el cuello_ escucho una afirmación ahogada_ No dejes que la rubia te altere…. - dejo escapar - recuerda que solo tú decides lo que sientes o no…
-A mi ya…A no me parece un plato exquisito - le afirmaron - es mas de esos platillos que te causan malestar estomacal, así que veré como me deshago de ella del todo…
-Simplemente repetiré unas palabras sabias tuyas de hace unos meses… “quizás B este subestimando a A”,  recuerda que tu controlas tu vida, cálmate y mesura tus acciones… no te dejes llevar por el revuelo de emociones en tu interior, y ante todo recuerda que no tienes que estar atada a nadie para ser feliz.
-Si mi sexy sensei -volteo los ojos en blanco, Andrea no estaba concentrada ese día en definitiva… empezando porque se comportaba como lo que era una mocosa de dieciocho años… con el corazón terriblemente lastimado.
Vanessa se miraba el brazo colgando bajo la chaqueta pensando en una explicación que no causara una reacción desmedida de parte de Herendira, miro a Tormenta con las orejas gachas a su lado - Anda cambia esa cara - le dijo al animal - no lo viste venir  - le  segura que su amiga de cuatro patas la comprendía a la perfección - ahora lo importante es que Herendira nos continua esperando a pesar de que llevamos dos horas de retraso.
Enfoco el cielo oscurecido carente de estrellas que aun dejaba escapar unas suaves gotas cada tanto tomo aire con fuerza antes de empezar su caminata de nuevo, mientras lo hacía analizaba que tendría unos quince días libres, que Clarisse se volvería loca cuando le dijera lo acontecido, y ella bromearía sobre que era invencible mientras no cumpliera treinta, rio suavemente ante ello porque la única que le preocupaba en realidad era Herendira…. Vio la figura dando saltos pegada a una pared como calentándose, normal la noche estaba húmeda y fría pero ella con tanto analgésico dentro lo sentía poco.
-Hola- dijo acercándose a la chica que la miro sonriente antes de abrazarla con fuerza, contuvo la queja dolorida ante la presión que ejercían sobre su brazo lastimado que al parecer la pelirroja no había notado - lamento el retraso, me gustaron mucho todos tus mensajes - le sonrió con encanto unos instantes - Hola - le repitió mirándola con profundidad.
-Vanessa - escucho su nombre brotar de aquellos labios como invocado de un sueño, olvidándose de todo a su alrededor -Te extrañe- sonrió al escuchar aquello sintiendo un alivio en el pecho -¿Qué le paso a tu brazo?- y así es como la tiran a una de la nube, razono fugazmente esbozando su mejor sonrisa despreocupada.
-Eran dos asaltantes - empezó con dramatismo - los perseguí debajo de la lluvia torrencial - Tormenta ladro como alentándola - aquí mi fiel amiga apreso a uno por la pierna que gritaba como loco temiendo ser devorado, cuando de la nada salto el otro sobre mí, nos enfrascamos en una pelea y caía sobre mi brazo - dijo quedamente - no note que estaba lastimado hasta minutos después cuando teníamos la situación del todo bajo control.
Espero pacientemente antes de ver el rostro ponerse pálido, eso no podía ser bueno, luego vio como Herendira movía los ojos de izquierda a derecha procesando lo escuchado eso tampoco era bueno, la cabeza pelirroja se ladeo antes de enfocarla con intensidad “no llores” razono fugazmente al ver el enorme puchero asomarse en la boca - Por favor, ten más cuidado la próxima vez - abrió los ojos sorprendida ante aquello, no hubo gritos, no hubo reclamos sobre ser una descuidada, ni siquiera comentarios sobre su estúpido trabajo -  no sabría qué hacer si a mi diosa le pasa algo.
-Lo siento- murmuró sin saber porque - seré más cuidadosa…- acaricio el cabello con la mano sana delicadamente enredando unos cuantos mechones, mientras sentía las gotas caer con más fuerza desde lo alto - no quiero preocuparte  - agrego pegando su frente a la de la joven para dar un suspiro cansado - Tendré vacaciones pagadas los próximos quince días… déjame compensártelo siendo solo tuya ese tiempo - hizo una pausa - bueno luego de que a la abuela se le pase la histeria.
-Entonces tendré que levantarme más temprano para hacerte desayuno, comida, cena - rió quedamente al escuchar aquello antes de abrir los ojos mirando a la chica -  tengo que cuidar a mi diosa o sino ¿A quién le rendiré culto? -  se carcajeo suavemente por la afirmación.
Sintió las caricias suaves de las manos de Herendira sobre su rostro por lo que cerró los ojos complacida por inercia antes de sentir los cálidos besos en las manos, observo la mirada de infinita tristeza -Estoy bien- dejo escapar quedamente - fue un terrible descuido de mi parte anda no te preocupes más - acaricio el rostro con suavidad -  me siento algo cansada así que no creo poder pasear hoy… lo lamento.
-No pasa nada mi vida- sonrió al escuchar aquello y ver el rostro sonrojado delante de ella, miro los labios rojos que eran mordidos con suavidad unos instantes antes de llevar su manos a ellos dibujándolos con delicadeza, detuvo su análisis en la mirada profunda y llena de cariño que le profesaban… se inclino levemente antes de cerrar sus ojos del todo ahogando cualquier otra palabra de Herendira haciendo presión sobre la boca , le obsequio un beso delicado, suave y apacible, uno que tenía como único fin comunicar paz, tranquilidad y el profundo y sincero sentimiento que sentía que nacía por esa chica en su interior, fuerte, sincero y transparente- te quiero- le escucho decir al separarse finalmente de ella notando los ojos aun cerrados.
-Creo que yo también-  divertida - sobre todo si me cocinas. 

-¡VANESSA!
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Sombra234 - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

10 comentarios:

  1. Omg me encanta la historia de Heren y Vanessa! Pero amo la de Stefani y Andy. Genial el capitulo como siempre:-)

    ResponderEliminar
  2. Bueno... me tomo tiempo decidirme a hacer esto, mi amiga me recomendó este blog y me dijo sería genial que subieras tu historia en él y creo que fue lo acertado.

    No se bien que decirles sinceramente, leí los comentarios de aquí para allá y estoy francamente maravillada, de al menos poder despertar un poquito de emoción en cada un@ de ustedes, Dios de verdad leí todos sus comentarios y creo que sería algo largo responder a todos...

    Sobre la historia bueno básicamente les dire que intente hacerla lo más humana posible, por lo mismo tiene de todo un poco, lo bueno, lo malo, lo gracioso porque bueno la vida es así, por ahí leí a alguien diciendo sobre una tragedia al llamarse "No me olvides" pos bueno amm no tiene ninguna tragedia, pero tiene su cuota de drama, aunque no mucho siempre he considerado que la vida ya tiene su propia cuota para que encima la suba yo en una historia...

    ¿Qué más? ahh pues amo sus comentarios, todos ellos, los buenos, los malos, los alegres y si hay mentadas de madres creo que también las amare.. y pues intentare pasarme a verlas más seguido... otra cosa que bueno me abrí un blog para comentar aca (no soy muy hábil con la tecnología) así que si desean darse la vuelta y hacerme más preguntas pues yo encantada...

    Nos estamos leyendo... y ya saben no hay un sueño imposible....

    ResponderEliminar
  3. Que excelente capitulo me gusto mucho muy buena guerra la que declaro stefani ( ^_^ )/

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me enamoro más de esta historia !!! Es tan bonita !!!
    Por cierto, muchas gracias por colgar los relatos cada día, así se pasan mejor las ansias para leer el siguiente !

    ResponderEliminar
  5. Esta historia se pone más interesante con cada capítulo. Felicidades, eres de las mejores escritoras.

    ResponderEliminar
  6. Buaaaaaaaaa buenísimo, una gozada leer esta historia, creo que hacia tiempo que no se publicaba algo así de bien escrito, muchas gracias por compartir la historia.

    Makeys.

    ResponderEliminar
  7. wooww, increible, me fascina la forma en la que escribes, la historia me engancho desde el primer capitulo, simplemente excelente, espero con ansias el próximo capitulo.
    :D

    ResponderEliminar
  8. Woow esta historia ha sacado un poco de mi, risas, llanto, gritos, mentadas de madre para la gusana de Karina ^^... Es realmente buena y ps de verdad es increible la declaracion de guerra de Stephany muy interesante, y la forma en la que describes a cada personaje, me enamore de la historia. Gracias por compartirla. Muchos exitos sigue escribiendo asi, espero con ansias para leer el proximo capitulo.

    ResponderEliminar
  9. Hasta que por fin Estefani se atrevio de darle un beso a Andrea (mi tocaya se quede muy pensativa) me parecio bien que se disculpara con Herendira (aunque fuera por Estefani que le dijo- ordeno) u.u tengo una duda ¿como se rompera la maldicion de la familia Savedra? (T.T no quiero que Vanessa muera seria bonito que siguiera con Herendira y tuvieron una relación mas seria).

    Es bueno leer el comentario tuyo (Sombra), esperamos que los acontecimientos futuros no sean tragicos para alguna de las dos parejas. (A usted se le agradece por actualizar pronto).


    Saludos desde Colombia.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo contigo Sombra, con respecto a que ya la vida tiene bastante drama, y realmente al terminar el día no hay nada más rico que leer un capítulo o dos de una historia como la tuya. Gracias.

    ResponderEliminar

Aviso Legal:

Esta web de entretenimiento ofrece peliculas y series gratis online tanto en castellano, subtitulado, audio latino e idioma original. Sin embargo cabe aclarar que en esta web no se alojan películas, series ni ningún tipo de archivo de streaming o descarga, todo material publicado aquí son enlaces de libre distribución que han sido recolectados de servidores de video como vk.com, vimple.ru, youtube.com, etc. Por lo tanto nosotros no nos responsabilizamos de su contenido, si se tendría que reportar alguna película por favor repórtala en el sitio donde ha sido hosteada, ya que nosotros somos ajeno a esos servidores.